Hallan dos misteriosos inéditos de la poeta Safo de Lesbos
Hallan dos misteriosos inéditos de la poeta Safo de Lesbos
Redacción EC

Raúl Mendoza Cánepa

Una genuina revelación es el reciente descubrimiento de dos poemas de Safo de Lesbos. Muchos mitos se han tejido alrededor de su biografía, que se confecciona alrededor de su obra.

Poeta

La creadora, según deducciones históricas, fue una aristócrata formada en una comunidad destinada al matrimonio. A la vez, integraba una sociedad de mujeres que recitaban poesía. Algunas de las letras de la poetisa expresan su amor a algunas de sus discípulas.

En algunos casos las penurias amorosas y los amores no correspondidos la llevan por el camino de la plegaria a Afrodita, la diosa con la que se identifica. El mundo de su obra y el de su transcurso se centra en el amor y elude el conflicto político. La intriga en los cenáculos del poder le importa menos que las rivalidades del amor y los celos que la mortifican. La quiebra la soledad: Se han puesto ya la luna y las pléyades. Es media noche. Pasa el tiempo. Y yo sigo durmiendo sola.”

En el gran Himno al amor de Afrodita, Safo reclama por el desaire de su amada, suplica la posibilidad de ser amada y correspondida. El dolor y el amor se manifiesta por su universalidad y atemporalidad. Es el mismo fenómeno en la actualidad y en la antigua Grecia, la misma oración del corazón fragmentado. Safo escribe: “Inmortal Afrodita de polícromo trono,/hija de Zeus que enredas con astucias, te imploro,/no domines con penas y torturas,/soberana, mi pecho”.

Platón la llamó “la décima musa” y las especulaciones la han provisto de un final trágico que los historiadores suelen negar o poner en duda. Según el mito, Safo se enamoró finalmente de un marino llamado Faón, cuyo desdén la llevó hasta los acantilados de Léucade, desde donde se arrojó.

Descubrimiento

Dirk Obbinnk, investigador de la Universidad de Oxford, dice haber encontrado dos nuevos poemas de Safo ("The Guardian"). En concreto, son algunos papiros del siglo III después de Cristo.  Un coleccionista en Londres tendría en sus manos el material cuyos fragmentos Obbinnk mostró en la línea de garantizar su tesis.

En su evaluación por expertos y por estudiosos de la literatura de la lírica griega, aquellos poemas serían, en efecto, de Safo. Coincide el estilo, la materia, los giros, la métrica y aquel sutil toque de desasosiego característicos de una poesía desconsolada.

Safo es un personaje que se diluye en las brumas de la Historia y su vida sigue el curso de sus palabras, son estas las que descubren el trayecto y los trajines de su artífice. Se suman a los fragmentos de poemas que ella registra y un poema íntegro, el más completo, dedicado a Afrodita.

En uno de los poemas, traducidos al inglés, Safo pide a Hera que su hermano Caraxos regrese del océano a salvo. "...ofrecer muchas oraciones a la reina Hera para que Caraxus llegue con su barco intacto,...". 

En el texto se percibe la desazón humana y la bendición en la paz y en la plenitud que caracteriza a los buenos tiempos. La incertidumbre, el miedo y el amor no correspondido parece ser una constante de su dramática vida y de su poética. 

TAGS RELACIONADOS