Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Columnas

Aportes de la primera vuelta a la cultura

De "Disculpen la pequeñez", la columna semanal de Jaime Bedoya

Aportes de la primera vuelta a la cultura

Aportes de la primera vuelta a la cultura

1) Al chicharrón se le respeta. El vademécum oral peruano recoge tres postulados no negociables, a saber a) ningún peruano orina solo, b) ningún peruano bebe solo, c) ningún peruano come solo. El primero de estos se explica por sí mismo en virtud de una empatía renal que convoca a varones a la micción conjunta, ya sea en baños o a la intemperie. El segundo, de inocultable influencia Gardeliana(1), también es autoexplicativo. El tercero tiene que ver con un atavismo andino que se remonta al solidario ayni, tamizado por el cristiano aporte de compartir el pan y potenciado por el dato histórico de que el fundador de Lima —y amancebado con india—, Francisco Pizarro, fue criador de cerdos en su natal Trujillo de Extremadura. El chancho es el sincretismo hecho carne y pellejo. El chicharrón, sacrificio animal a favor de la gloria comestible, alguna vez fue puerco vivo y tierno lechón, lo que quiere decir semimascota de alguien. Así, quien se mete con el chicharrón se mete con la familia.
    2) Dios y la Virgen votan. El voto es una instancia democrática apenas a una letra de ser poto, tal como lo graficó ejemplarmente El Peruano. Ergo, dice un arzobispo, ciertas aproximaciones al voto (o poto, según sea el caso) debieran ser condenables como insulto a Dios, un pecado al que se accede mediante un DNI expuesto a la tentación. Esto supone aceptar que el ser divino, creador del universo y de toda vida conocida,  responsable de los desastres naturales, las enfermedades y primer testigo de la debacle permanente que amenaza a la humanidad, está especialmente pendiente de qué símbolo marcará el elector peruano con su lapicero Bic este 10 de abril en una cámara secreta hecha con carpetas y cartulinas.
    Caso aparte es el de la Santa Madre de su único hijo que, presta a proteger a su candidata favorita con los reflejos propios del mejor Gallese ante los ataques rivales, evitó que esta tocase 300 soles a favor de un rapero con mejores resultados que el probado contacto entre el fujimorismo y los seis mil millones de soles(2) que desaparecieron del tesoro público durante el gobierno de su líder histórico.
    3) La vida de los perros es mejor que la nuestra. Un año nuestro son siete para un perro, lo que explica su compromiso incondicional con la lealtad y la alegría de vivir: un perro no tiene tiempo que perder. La perra vida es por eso moralmente ejemplar para sus cuestionables y circunstanciales amos, que puestos a vivir lo que a ellos les toca, en cuatro patas y multiplicada por siete, difícilmente darían la talla. PPK, de haber nacido perro, en estos momentos tendría 539 años; y su dueño, a lo Polo Campos, le hubiera puesto de nombre Perú.
    4) La ingeniería química es todo lo que significa como profesional el que con todos los productos naturales por medio de por él con la incursión de insumos que puede ser cualitativos o cualitativos este se transformen se transforman en productos industriales(3). Lo que en español de don Francisco de Quevedo quiere decir poderoso caballero es don Dinero, hace igual al rico y al pordiosero. Y en este caso logra tener como cabeza de lista parlamentaria de una organización impresentable al presidente del Congreso del país.
    5) Los expresidentes no leen a Goethe. De haberlo hecho —ama tu límite— Alan García no llegaría al final de su despintado arcoíris político para encontrar ahí a Fernando Olivera babeando con la palabra karma.
    6) De Verolover a Madurolover. O el laxo entendimiento de la democracia como el acaparamiento total del poder, la cárcel para la oposición, las medicinas por Internet y un sistema político donde se estimula el ingenio ciudadano obligándolo a encontrar sucedáneos al papel higiénico.
    7) La inocencia merece más. La paradoja de Facebook es que una opinión hecha pública no es necesariamente más importante. Conmueve la candidez con que se confiesan adhesiones y entusiasmos a figuras notoriamente ajenas a esas expectativas, dejando la duda de qué es peor: el idealismo o quienes se aprovechan de él. Es imperdonable lo que Internet le ha hecho al pudor

(1) Oír el tango “Tomo y obligo”. (2) Cálculo del Concejo de Defensa Jurídica del Estado. (3) César Acuña dixit.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ