El hábito de leer en tiempos de coronavirus
El hábito de leer en tiempos de coronavirus
Jerónimo Pimentel

Escritor y periodista

jpimentel@comercio.com.pe

La lectura no es solo compañera, sino también aliada en la guerra contra la ignorancia y la estulticia. Lo primero produce pánico; lo segundo, cólera o aburrimiento. Bien haría el ciudadano atento en (re)visitar estos títulos en tiempos confusos.

· Decamerón. Escrita por Bocaccio a partir de la peste negra que castigó a Florencia en 1348, es una colección de 100 relatos narrados por siete mujeres y tres hombres recluidos en una villa. El humor y el voltaje erótico prueban que todo aislamiento no tiene por qué ser denso.

· Diario del año de la peste. Daniel Defoe, el genio creador de Robinson Crusoe (otro clásico de la soledad forzosa), hizo pasar por reportaje lo que ahora sería novela histórica. Su narración de cómo la peste bubónica destruye Londres en 1665 está repleta de datos, investigación y detalles, al punto que el lector parece presenciar cómo se derruye una nación ante sus ojos.

· La peste escarlata. Uno de los clásicos de la ficción apocalíptica de uno de los autores más subestimados de las letras norteamericanas: Jack London. El autor de Colmillo blanco imagina un mundo devastado por una enfermedad que acaba con la civilización humana. Los sobrevivientes, congregados en tribus, malviven mientras un profesor nonagenario les recuerda con nostalgia cómo era el mundo que han perdido.

· Soy leyenda. La obra maestra de Richard Matheson parte de la premisa de que el vampirismo es generado por una bacteria. Neville lucha contra la plaga al a vez que busca una explicación científica al desastre, pero la razón cede ante la fragilidad psicológica y la duda moral: ¿no tienen los infectados tanto derecho a “vivir” como el último del viejo orden?

· El húsar en el tejado. Clásico de Jean Giono que narra las viscicitudes de Angelo Pardi, un aristócrata que debe cruzar la Francia provenzal en medio de una epidemia de cólera. La cuarentena lo obliga a la contemplación del horror humano y, también, al escape y a la aventura. Una de las mejores prosas del siglo XX.

(*) Jerónimo Pimentel es escritor, editor y director en Perú de Penguin Random House.smo surge como respuesta comunitaria ante las catástrofes (huracanes, terremotos). La intelectual logra demostrar algo que pocos notamos cuando leemos noticias: con bastante más frecuencia la solidaridad se sobrepone al egoísmo y la cooperación al caos.

· Otras lecturas recomendadas: La peste, de Albert Camus, La doctrina del shock, de Naomi Klein, Ébola, de David Quammen y Salón de belleza, de Mario Bellatin.

(*) Jerónimo Pimentel es escritor, editor y director en Perú de Penguim Random House.