Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en El Dominical

Una conversación con el Dalái Lama, por Francisco Miró Quesada Cantuarias

En 2006, el dalái lama visitó Lima. Reproducimos parte del diálogo que sostuvo con FMQC, quien dijo que conocerlo fue “una experiencia extraordinaria”.

Francisco Miró Quesada Cantuarias

Histórico encuentro sucedido a inicios de mayo de 2006. El dalái lama recibe a Francisco Miró Quesada C.

Es un gran honor su santidad estar en su presencia y que me haya concedido una entrevista, siendo uno de los grandes líderes espirituales del mundo. Mi honor es ilimitado. Vengo de parte de El Comercio, diario en el cual trabajo desde hace 70 años. Pero no le haré las preguntas sobre temas que ya han salido en diarios y revistas. El director quiere algo nuevo, quiere que hablemos sobre su filosofía, su manera de ver el mundo, sobre todo aquello que pueda ser iluminador para nuestros lectores. Además de periodista, soy un hombre dedicado a la filosofía y durante muchos años me ha interesado el problema religioso, y sobre todo el budismo. Lo he estudiado bastante, de manera que haré las siguientes preguntas.

¿Cómo es el sentimiento de liberación? Los textos dicen que es un sentimiento de perfecta calma y desaparición de todo deseo.
Se elimina todo lo negativo; esa es la clave de todo.

Entonces hablemos sobre el nirvana. ¿Qué cosa es este componente misterioso y fundamental de la doctrina budista, presente en todas sus variantes hinayánicas y mahayánicas?
Según la tradición antigua, el nirvana significa liberación. Es un antiguo concepto indio y no budista y que tiene significados o interpretaciones diferentes.

¿Cuando se ingresa en el nirvana uno queda liberado del renacimiento?
Exacto. Una vez que se llega al nirvana la mente se torna independiente. Las emociones ya no dominan ni influyen en nada. El renacimiento no se produce más. El nacimiento ordinario es ya de otro, pero no es el mío.

Casi todos los especialistas en budismo, tanto orientales como occidentales, difieren entre ellos.
Es natural. Hay desacuerdos reales entre los diversos maestros y esa es la única razón. Yo pienso que mientras el concepto de nirvana permanezca siendo un asunto intelectual, habrá diferentes interpretaciones, pero una vez que se experimenta desaparecen las diferencias. Eso está claro. Se llega al nirvana por medio de una técnica de la mente. Pero no es, de ninguna manera, una técnica de la mente. En él no se sobrevive, pues es independiente de la existencia real. Es una negación de la imaginación y la mente, y se ganan de este modo experiencias más profundas. [...] El nirvana es la última realidad de la mente. O, con mayor precisión, es el resultado del último paso que ha dado la mente real.

¿Por qué el número de reencarnaciones es tan importante respecto de la sabiduría?
Desde la perspectiva budista, alguien que tiene continuos renacimientos es considerado más creador, más precioso. Es un tema común tanto al budismo como al brahamanismo; hay muchas similitudes, pero naturalmente todo ello significa compasión, tolerancia, amor, autodisciplina, perdón. De acuerdo con las viejas tradiciones, todo esto es lo mismo entre el budismo, el catolicismo, el hinduismo y el islamismo. En el budismo es muy importante el concepto de karma. El concepto de reencarnación tiene que ver con el karma, lo mismo que el nirvana. [...]. En este sentido se puede considerar al budismo y al brahamanismo, como hermanos gemelos.

Sobre el karma existe un tema que me preocupa mucho: es completamente mecánico. No corresponde al concepto de castigo impuesto por un poder superior, como Dios mismo. ¿Cuál es la profundidad de su fe en el karma?
Es verdad que el karma es mecánico. Las cosas pasan debido a esto y aquello. Puede hacerse la siguiente comparación: la ley del karma es como la ley de la causalidad. Esta ley rige universalmente en la naturaleza. Empero, puede haber una causalidad baja, o sea, no absoluta, sino probabilística. Por lo menos en ciertos casos. [...] Si alguien tiene una buena educación, si trabaja respecto de sí mismo, será una buena persona. Es cierto que el karma es mecánico. Si ha hecho mal, renacerá en una posición inferior. Pero, y esto es muy importante, no en todo caso se producen las cosas de modo puramente mecánico. A veces, hay una producción de castigo (descenso) o de premio (ascenso), que es probabilística. Solo puede producirse el karma en un 99 %, pero siempre habrá algo que usted no puede predecir y todo esto depende no solo de esta vida sino también de las otras vidas que suelen estar ocultas...

Temo que la entrevista ha sido larga, pero tengo una excusa por haber abusado de su bondad: nuestros lectores están ávidos por saber de usted. [...] En el mundo hay una crisis de valores y en nuestro país es mayor. ¿Puede darnos un mensaje que nos ayude a superar la crisis en que estamos sumidos?
La solución a la crisis de valores tienen que encontrarla ustedes mismos. Por supuesto, como hermanos y hermanas podemos compartir experiencias y puntos de vista, pero la solución debe venir de ustedes mismos.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada