Módulos Temas Día

Más en Entrevista

[Entrevista] Rachel Tabet: "“Vivimos con un plan de emergencia permanente”

La fotógrafa y archivera del Arab Image Foundation habla de los riesgos de preservar la memoria
en una zona de conflicto.

Rachel Tabet

Rachel Tabet

Archivo

Diversas experiencias en conservación en lugares tan distintos como México, Chile, Estados Unidos, Perú, Líbano y Venezuela serán expuestas este 25 y 26 de mayo en el Lugar de la Memoria, en Miraflores, durante el II Encuentro de Archivos Fotográficos. En este evento, destaca la participación de Rachel Tabet, fotógrafa y archivera del Arab Image Foundation (AIF), una organización sin fines de lucro que preserva la historia visual del Líbano, un país ubicado en una zona de conflicto.

Mientras estudiaba en la universidad, Tabet se interesó por la historia de la fotografía y los procesos fotográficos. Luego, durante una pasantía en el AIF, comprendió la importancia de conservar negativos, placas de vidrio, entre otros soportes. Ella llega por primera vez a Latinoamérica para intercambiar conocimientos, experiencias y soluciones a los problemas que afrontan los profesionales dedicados a preservar la memoria. Su experiencia de vida y su trabajo en Medio Oriente se complementan con su preparación ante potenciales emergencias.

¿Qué clase de fotos custodia en AIF?
Custodiamos imágenes de fotógrafos profesionales, amateurs y anónimos, que cubren varios géneros como reportaje, moda, arquitectura, publicidad, retratos de estudio, desnudos, paisajes y álbumes familiares. Algunas fotografías datan de 1870; pero, en general, las colecciones cubren diferentes períodos desde finales del siglo XIX hasta 1990. Nuestras colecciones están compuestas por negativos de placa de vidrio, en acetato y película de nitrato, impresiones de albúmina, diapositivas, fotos coloreadas a mano e impresiones de gelatina de plata. Las impresiones y los negativos son limpiados, catalogados, digitalizados y almacenados de acuerdo a su estado físico. Además, hay colecciones de películas, video, texto y objetos de los mismos estudios.

¿Cómo cuidan este patrimonio?
Somos un equipo de ocho personas, el más numeroso en la historia de AIF. Nuestro trabajo se centra en la conservación preventiva. No usamos ningún tratamiento de reconstrucción. Nuestra responsabilidad es evitar y minimizar la pérdida o deterioro. Nunca cambiamos la apariencia de las imágenes.

Supongo que son muchos los riesgos que enfrentan al trabajar en una zona de conflicto. ¿Cómo manejan esta situación?
Debido a la inestable situación política, nuestro principal riesgo es el conflicto armado. Hasta ahora el AIF no ha estado directamente en una zona de conflicto, pero esto afecta nuestra planificación para emergencias y respuesta a desastres. Es una de las amenazas más desafiantes porque las variables son infinitas y, dados nuestros recursos limitados, es difícil predecir qué se vería exactamente afectado en un conflicto armado o una guerra que puede significar explosiones de bombas, daños por fuego o agua y robo, entre otras cosas. Hemos establecido una lista de contactos de emergencia y estamos tratando de encontrar un lugar de almacenamiento alternativo que pueda asegurar la colección en caso de peligro.

¿En qué consiste este plan de emergencia?
Nuestro plan de preparación y respuesta ante desastres es un trabajo en progreso desde 2013. Es un documento de 50 páginas que detalla los elementos básicos del plan: prevención, preparación, respuesta y recuperación. Sus principios son proteger la colección, el local y a los trabajadores. Nuestra mayor preocupación es garantizar la seguridad del personal. Vivimos con un plan de emergencia, tenemos una ruta de evacuación establecida tanto para nosotros como para las colecciones. El plan se actualiza cada vez que nos damos cuenta de posibles amenazas. También hemos diseñado un plan de acción que consiste en una lista de tareas pendientes en términos de prevención. Algunas tareas son simples, como asegurarse de que nuestros contenedores de basura se limpien regularmente para evitar incendios; otros requieren más preparación y fondos, como la instalación de vidrios a prueba de balas en nuestras ventanas en caso de un conflicto armado.

¿Cómo definen sus prioridades en preservación fotográfica? ¿Qué rescatan?
Se toman en cuenta la fragilidad del material, su estado de deterioro, así como su importancia cultural, histórica y artística. De las 600.000 fotografías bajo nuestro cuidado, solo 200.000 han sido limpiadas, reubicadas y trasladadas a un lugar adecuado. El resto está en nuestro departamento de preservación. Este es un gran desafío para nosotros como institución sin fines de lucro, ya que nuestros recursos siempre han sido limitados y dependen de pequeñas donaciones. Por eso, nuestras prioridades de preservación cambian en función de las colaboraciones, asociaciones, publicaciones o exposiciones que financian nuestras actividades.

¿Cuál es el aspecto más fascinante de tu trabajo?
Actualmente, la AIF posee más de 600,000 fotografías en su colección. Como archivista y fotógrafa ha sido un gran placer trabajar en una colección tan numerosa, especialmente porque el AIF no funciona como un archivo convencional, sino como un puente entre las prácticas de archivo y las prácticas artísticas contemporáneas. Cuando trabajo con las colecciones, siempre me alienta pensar cuál sería el mejor enfoque, no sólo en términos de conservación fotográfica, sino en términos de preservar la narrativa alrededor de las fotografías. Esto significa idear una estrategia de limpieza y reubicación que sea lo más fiel posible a cómo lo tenía el fotógrafo o el propietario porque creemos que su narrativa también es una parte integral de la colección.

¿Tienen un registro de archivos fotográficos en Líbano?

No existe un archivo nacional dedicado exclusivamente a fotografías. Sin embargo, la Biblioteca Nacional del Líbano se encuentra actualmente en proceso de renovación y su colección se pondrá a disposición del público una vez que se reabra. También hay varias instituciones cuyas colecciones incluyen fotografías entre las que se encuentran la Biblioteca de la Universidad Americana de Beirut (AUB), la Colección Fouad Debbas, que forma parte del recientemente reabierto Museo Sursock, y el Instituto de Estudios Palestinos. Varios periódicos y agencias de prensa también tienen sus propios archivos, como el periódico Al-Nahar, L'Orient le Jour y Al-Safir.

¿Qué puedes contarnos de las colecciones familiares? ¿Tienen interés en cuidar su legado?
Hay una minoría de fotógrafos y coleccionistas que son conscientes de las necesidades específicas de las colecciones fotográficas. Lamentablemente, la mayoría de las personas las mantienen apiladas en cajas de zapatos o bolsas de plástico. Incluso entre las instituciones, hay una falta general de conciencia a nivel regional con respecto a la importancia de las fotografías y la forma de preservarlas. El AIF ha impulsado la Iniciativa de Preservación Fotográfica del Medio Oriente (MEPPI por sus siglas en inglés) en asociación con el Departamento de Conservación de Arte de la Universidad de Delaware, el Museo Metropolitano de Arte y el Instituto de Conservación Getty (GCI). En 2009 se lanzó un taller piloto. MEPPI ha capacitado a más de 60 profesionales de archivos nacionales, bibliotecas, museos, agencias de prensa, universidades y colecciones privadas de toda la región MENA. Aunque el ciclo de talleres terminó en 2017, ahora soy parte de un Comité Directivo que está tratando de decidir cómo MEPPI puede continuar en el futuro.

MÁS INFORMACIÓN

Rachel Tabet participará en el II Encuentro de Archivos Fotográficos Acervos fotográficos: un patrimonio en riesgo, que se celebrará del 25 al 27 de mayo a las 9:00 en el Lugar de la Memoria y en el Centro de la Imagen. 

El tema del II Encuentro girará en torno a la vulnerabilidad a la que gran parte del patrimonio fotográfico se encuentra expuesto actualmente.

El ingreso es libre, pero la capacidad es limitada. Inscripciones: https://goo.gl/oS785i 

Tags Relacionados:

entrevista

Rachel Tabet

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada