Entrevista a Vanessa Saba
Entrevista a Vanessa Saba

Para nadie es novedad que Vanessa Saba es una de las actrices más talentosas de nuestro país, y que ha participado en numerosas producciones cinematográficas, teatrales y televisivas. Pero no todos saben que sus aficiones exceden la actuación: la música, la escritura y la creación de guiones son otros de sus intereses. 
     El 14 de enero regresará a las tablas con el estreno de la comedia "Reglas para vivir", dirigida por Josué Méndez y producida por Teatro La Plaza. 

Escribes, y no es una actividad reciente. ¿Piensas publicar tus textos?
Hace años publicaba en mi blog pensamientos, reflexiones y alguno que otro cuentito, historias sobre mujeres que trataban de encontrar su lugar en el mundo. Yo misma me sentía un poco así, y era bien bonito porque la gente comentaba y muchos se sentían identificados. Pero no tengo planeado publicarlos en formato de libro, al menos por ahora.

Por otro lado, debutaste como guionista en la película "Ella y é"l (2015), dirigida y coescrita con tu esposo [Frank Pérez-Garland]. ¿Cómo fue la experiencia de escribir a cuatro manos?
Maravilloso. Nos dividíamos las tareas, cada uno escribía algunas escenas, luego nos juntábamos y Frank me decía que corrigiera acá, que arreglara o quitara tal cosa. La película se estrenó el año pasado, pero veníamos trabajando en ella desde hace mucho tiempo.

Luego siguió "La cara del diablo" (2014), que escribiste sola.
Sí, esta se estrenó antes, pero que fue realmente un proyecto posterior. Me encantó, fue muy interesante, además, porque a mí me fascinan el cine de género y los cuentos de horror. Hoy ya no veo muchas películas de esas porque me he vuelto una maricona, me dan mucho miedo.

Y ahora estás trabajando en el guion de "Rapto", la nueva película de Frank...
Sí, no puedo contar mucho de esta película porque es un thriller. Pero, en líneas generales, trata sobre la moral y la justicia, y está protagonizada por un estudiante de Derecho. Entonces ocurre un rapto, pero en realidad lo que pasa es bastante más grande que el rapto en sí mismo. Contiene un montón de otras cosas que se van descubriendo en el camino. 
     También estoy trabajando en el guion de una comedia que se llama "Margarita", que también dirige Frank, y la produce Gustavo Sánchez. Una doctora española de guion nos está asesorando con la estructura. 
     Esperamos estrenar pronto las películas, pero todavía no sabemos cuándo sería porque estamos en el proceso de levantar los fondos. Escribir y armar un proyecto es complicado, pero el financiamiento es igual de complejo. 

Cinco años después de lanzar tu disco Hasta el sol, volviste a cantar en "Ella y él" y en el musical "Mentiras" (2014). ¿Piensas darle otra oportunidad a la música?
No creo; a lo mejor en algún momento haré un recital o algo así, pero no como carrera. Me gusta más la mezcla de actuación y canto. Edité el disco porque me quería sacar el clavo, pero una vez que empecé con los conciertos no me sentía ya tan cómoda como en un musical, por ejemplo, donde hay un personaje y estás contando una historia. Me siento mucho mejor así que sobre el escenario siendo yo misma. Me dio pánico escénico [risas]. Ahora creo que me sentiría más cómoda, pero retomarlo como carrera no lo veo muy factible.

Cuéntanos un poco sobre "Reglas para vivir".
Se ambienta en el día de Navidad, cuando una familia se reúne para pasar las fiestas. Mientras avanza la obra, el público va descubriendo lo absolutamente disfuncionales que son sus miembros. Es muy divertido porque, así como en la vida todos adoptamos reglas para poder lidiar con determinadas situaciones, estos personajes también lo hacen. Yo interpreto a Paula, la esposa del personaje de Leonardo Torres, con quien tiene una hija.

Has interpretado muchos papeles de villana, ¿por qué crees que te los ofrecen?
Es que a mí me gusta mucho hacerlos, también. Son divertidos y poderosos. Y te dan licencia para hacer muchas cosas que en la vida real no te atreverías. Maltratar a todo el mundo impunemente… [risas]. Interpretar a una villana es una especie de catarsis. El año pasado tuve la suerte de hacer de María Eduarda en Amor de madre. Ella es malísima, pero también tiene unas notas de humor bastante interesantes. Es una mujer superempoderada, muy apasionada; le gusta vivir, le gusta ganar. Este personaje tuvo una curva bien paja, porque, a medida que avanzaba la novela, se fue deshumanizando. Estuvo muy bien escrito por Eduardo Adrianzén y Víctor Falcón.

¿Qué sucedió con Sudor, el proyecto de Alberto Fuguet al que te invitó  a participar?
Desde el principio, Alberto me dijo: “Yo trabajo así mis proyectos. Esto podría convertirse en una película, o podría terminar siendo un libro, un corto o nada. No sé exactamente qué va a pasar”. Y finalmente acabó como un libro; lo publicarán este año, me parece. Estoy ansiosa por leerlo, porque la sinopsis que me envió me pareció bien interesante. Aunque la película no se llegó a realizar, igual fue genial conocerlo y conversar con él. He leído algunos de sus libros y me encantaron, me parece un gran escritor.

TAGS RELACIONADOS