Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en El Dominical

Cine

Cine peruano: Viaje por los festivales

Un breve repaso por el camino que ha recorrido la filmografía peruana en el circuito de festivales internacionales.

La teta asustada

"La teta asustada": Hace 10 años la cinta peruana ganó el Oso de Oro en la Berlinale

Seamos honestos: fue en 2009 que, gracias a la cobertura mediática y la publicidad que, merecidamente, recibió Claudia Llosa al ganar el más importante galardón del Festival de Cine de Berlín por su película La teta asustada, muchos peruanos se preguntaron por primera vez cómo se mastica el tema del cine peruano y los festivales internacionales, más allá del Oscar.

No fue el primer premio que recibía una película peruana en la historia, pero sí era el más importante por la categoría y alcance del festival. El siguiente paso fue la nominación al Oscar, todo un acontecimiento. Pero aquí cabe recordar que el primer galardón festivalero lo recibió el maestro Armando Robles Godoy por En la selva no hay estrellas: la película obtuvo el Golden Prize en el 5.° Festival Internacional de Cine de Moscú, en 1967.

Se puede decir que la historia del cine peruano en festivales internacionales se inicia en 1960, cuando los hermanos Chambi llevaron su película La fiesta de las nieves al Festival de Karlovy Vary, República Checa. Luego siguió el estreno de Kukuli, película de 1961 dirigida por Luis Figueroa, Eulogio Nishiyama y César Villanueva, en el 2.° Festival Internacional de Cine de Moscú; y Cajamarca, tierra del sol, que llegó a la Berlinale en 1962.

—Pantalla externa—
¿Qué significó el Oso de Oro de Claudia Llosa para el cine peruano? Además de interesar al espectador promedio en los festivales de cine más indie, fuera del circuito hollywoodense, abrió una puerta para que otros realizadores se arriesgaran a pensar en grande y para que sus apuestas no pasaran desapercibidas por la prensa. ¿Fue un llamado a mejorar la calidad del cine peruano? Tal vez, pero pocos respondieron a esta expectativa.

Pero La teta asustada no supuso un éxito para las salas comerciales. Recordemos: con nueve semanas en cartelera, recaudó US$ 700.000, y convocó a 248.973 espectadores en las nueve ciudades donde se exhibió. ¿Éxito o fracaso de taquilla? Tal vez un éxito, teniendo en cuenta que el espectador peruano promedio no está acostumbrado a películas de este corte. Sin embargo, palidece si la comparamos con cifras que otras películas de menos factura han alcanzado.

La teta asustada no es un caso aislado. Tenemos a Contracorriente, considerada por IMDB como la mejor película peruana. El primer largometraje de Javier Fuentes León se estrenó comercialmente el 26 de agosto de 2010. Pero, antes de eso, esta historia ganó 38 premios en festivales internacionales, incluyendo uno en San Sebastián, el del público en Sundance y en el de Lima, y una nominación para el Goya. Tuvo alrededor de 50.000 espectadores en cinco semanas en cartelera y recaudó US$169.000 en taquilla; fue estrenada de forma comercial en otros seis países: en España logró recaudar US$215.000. Fuera del Perú le fue mejor.

También tenemos a El mudo, excelente película de los hermanos Diego y Daniel Vega, que se estrenó en el Festival de Lorcano (Suiza) en agosto de 2013. Cuenta la historia de un juez criticado por sus colegas por su gran rectitud y su desprecio por la corrupción, que cae en desgracia al recibir un disparo en la garganta que lo deja mudo. Fernando Bacilio, su protagonista, regresó de Suiza con el premio al mejor actor. En el Bafici repitió el plato, mientras los hermanos Vega recogían su premio como los mejores directores. Las menciones para Bacilio como mejor actor se multiplicaron (merecidamente): llegó a ganar cinco premios por esta actuación, y se convirtió en el actor peruano más galardonado internacionalmente en nuestra historia. Con ese panorama, muchos esperábamos que el estreno en nuestro país (el 5 de junio de 2014) generara expectativa y tuviera una mejor recepción. La película estuvo solo dos semanas en cartelera: congregó a 7.941 espectadores y sumó US$32.000 en recaudación. Merecía más.

Alguno de los premios más importantes:
Tinta roja
(2000)
​Película de Francisco Lombardi basada en la novela homónima del chileno Alberto Fuguet. Se llevó cuatro premios en el Festival de Cine de la Habana, entre ellos el de mejor película.

Días de Santiago (2004)
La dirección de Josué Méndez y la actuación de Pietro Sibille fueron reconocidas internacionalmente en festivales como los de Buenos Aires, Bratislava y Friburgo.

Madeinusa (2006)
La primera película de Claudia Llosa fue bastante bien recibida por la crítica internacional y fue premiada en el Festival de Rotterdam, Sundance y Mar del Plata.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada