Módulos Temas Día

Más en El Dominical

Violencia de género: problema cultural e institucional, por Alexandra Hibbett

Alexandra Hibbett, docente PUCP, reflexiona acerca de la reciente marcha Ni Una Menos.

Marcha Ni Una Menos

La marcha Ni Una Menos en el 2016 convocó a miles de ciudadanos, quienes alzaron su voz contra de la violencia a la mujer. [Foto: Alonso Chero]

En el 2016, la marcha Ni Una Menos convocó a miles de ciudadanos, quienes protestaron en contra de la violencia a la mujer. [Foto: Alonso Chero]

Alonso Chero


Por Alexandra Hibbett

Ayer nuevamente hemos salido a las calles por los derechos de la mujer. La marcha es una muestra más de que algo está cambiando en el Perú y en el mundo: la violencia contra la mujer está dejando de ser un tema normalizado que se calla, y comienza a ser algo que se puede y debe denunciar y discutir públicamente. Pero está claro que aún hay mucho por lograr.

Hasta ahora, lo que este movimiento ha conseguido es despertar la indignación ante la victimización de la mujer. Sin embargo, esto no basta. Muchos sienten pena e indignación por la víctima, pero aún piensan que la responsabilidad cae en ella que debe protegerse, o creen que el problema es solo de algunos individuos violentos, o que la solución es defender “la familia tradicional”.

Otra reacción común es el mea culpa, la reflexión íntima de cada uno sobre cómo ha actuado en el pasado y cómo debe actuar en el futuro, reflexión sin duda importante, pero que tampoco basta. Frente a esto, debemos subrayar que es un problema cultural, institucional y normativo, y debemos argumentar por la necesidad de un conjunto de cambios específicos, sobre todo en materia de políticas públicas.

Toca entonces visibilizar y apoyar las propuestas concretas del movimiento, que incluyen la transversalización del enfoque de género en la política educativa; el incremento de los presupuestos para la prevención, la atención, la lucha y la sanción de la violencia contra las mujeres (actualmente el MIMP recibe solo el 0,4 % del presupuesto nacional); la implementación efectiva de la Ley N.° 30364 y del Plan Nacional contra la Violencia de Género 2016-2021, con enfoque intercultural; la capacitación en temas de género a funcionarios, a la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas, jueces y fiscales, y muchas más.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías