Siete candidatos fueron excluidos por omitir sus sentencias en las hojas de vida.
Siete candidatos fueron excluidos por omitir sus sentencias en las hojas de vida.
Alicia Rojas Sánchez

Dieciocho candidatos de doce organizaciones políticas que se inscribieron para participar en estas elecciones han registrado sentencias por violencia familiar. De ellos, siete postulantes fueron excluidos de los comicios por haber omitido en la declaración jurada de sus hojas de vida sentencias por este delito.

Esta semana, se dio a conocer una denuncia por violencia familiar contra el candidato Daniel Mora, del Partido Morado. Su esposa, Lilia Jaureguy, presentó el 20 de marzo del 2019 una acusación en su contra, por lo que este candidato renunció.

Los partidos Solidaridad Nacional y Podemos Perú registran el mayor número de postulantes al Congreso que cumplieron sentencias por violencia familiar: tres cada uno. De ellos, Juan Pablo Castro Illesca y Luis Gutiérrez Acosta (SN) siguen en carrera. Mientras que Luis Núñez Sánchez (SN), Hernán Mosqueira Meléndez, Adimir Calle Llactahuamaní y Marcial Rodas Gargate (PP) fueron excluidos del proceso por omitir sus sentencias.

En tanto, Áncash es la región con el mayor número de postulantes al Congreso que cumplieron sentencias por violencia familiar: tres en total. Ellos son Francisco Villavicencio Estrada (Juntos por el Perú), Jimmy Cornelio Isidro Villanueva (Partido Morado) y Luis Gutiérrez (SN). De acuerdo con la declaración presentada por este último, se resolvió brindar medidas de protección en favor de su menor hijo.

Diez candidatos permanecen en carrera, siete fueron excluidos por omitir declarar sus sentencias y uno renuncio a tiempo. (GEC).
Diez candidatos permanecen en carrera, siete fueron excluidos por omitir declarar sus sentencias y uno renuncio a tiempo. (GEC).

Roberto Sánchez Palomino, presidente de Juntos por el Perú, dijo a El Comercio que Villavicencio envió al partido una carta en la que renunciaba a su candidatura el pasado 10 de enero. Sin embargo, el plazo para presentar estos desestimientos ante los jurados electorales especiales venció el 27 de diciembre del 2019. “Más allá del tema administrativo, está fuera de carrera para nosotros”, sostuvo.

Rodolfo Pérez, del Partido Morado, comentó que su organización tomó la decisión de pedir la renuncia al candidato Isidro, pero no lo hizo. “El señor alargó los plazos y finalmente tomó la decisión de no renunciar. El partido lo retiró de los cargos dentro de la organización”, explicó a este Diario. El PM tuvo entre sus listas a otro candidato que cumplió una sentencia por violencia familiar: Jonas Angulo Travezaño, de Pasco, pero renunció en el tiempo establecido. En Solidaridad Nacional, dijeron que no darían declaraciones sobre el caso advertido.

Con miras al proceso electoral del 2021, Cynthia Silva, abogada asociada de Demus, dijo que si bien son candidatos que cumplieron su condena, “hay un tema ético que deben observar todos los que aspiren a un puesto público”.

El especialista en derecho electoral José Tello sugirió que se modifique la ley de la ventanilla única para permitir el acceso a información sobre denuncias en curso de violencia familiar que tiene la fiscalía.