El candidato presidencial por el partido Morado, Julio Guzmán , realiza su cierre de campaña de manera virtual junto con su candidata a la vicepresidencia, Flor Pablo (Foto: Giancarlo Ávila )
El candidato presidencial por el partido Morado, Julio Guzmán , realiza su cierre de campaña de manera virtual junto con su candidata a la vicepresidencia, Flor Pablo (Foto: Giancarlo Ávila )
Martin Hidalgo Bustamante

Jefe de la Unidad de Periodismo de Datos

martin.hidalgo@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las proyecciones arrojan que el Partido Morado y Victoria Nacional podrían pasar la barrera electoral del 5% de votos válidos a nivel nacional. Sin embargo, uno de los recientes cambios a la normativa electoral los podría dejar sin inscripción electoral, y por ende sin financiamiento público directo.

En el 2020, las primeras proyecciones daban al como una de las principales fuerzas legislativas, pero conforme fue avanzando el conteo, se fue aterrizando el resultado: la mayor parte de su respaldo estaba en Lima y solo lograron penetrar en Arequipa y Piura. Más de un año después, los morados esperan confirmar que un escenario similar para garantizar su permanencia en el Parlamento, pero solo con su base de Lima.

MIRA: Elecciones congresales 2021: Fuerza Popular mantiene a flote la marca naranja en el Parlamento

El flash electoral América TV-Ipsos arrojó que el Partido Morado tenía un 5,6%, mientras que el conteo rápido al 100% de la misma encuestadora les da un 5,1%. Con eso le alcanzaría para meter entre 3 a 4 parlamentarios.

En el caso de Victoria Nacional, la historia es similar. En el boca de urna tenía 5,7% y en el conteo rápido un 5,0%. La diferencia con el Partido Morado es que tienen posibilidad de tener un representante en Loreto. Pero así, logrando otros tres escaños en Lima, solo alcanzaría cuatro curules en total.

MIRA: Flash electoral de Elecciones 2021: Nuevo Congreso mantiene fragmentación y estaría conformado por 11 bancadas

El problema para ambas agrupaciones es que, conforme llegan las actas del interior del país, menos posibilidades parecen tener de escalar. Este escenario los dejaría con una bancada pequeña, y sin inscripción electoral.

Las normas han venido cambiado en los últimos años y hay que tener en cuenta dos específicas para entender la problemática: la referida a la barrera electoral y la que establece los criterios para perder la inscripción electoral. Para el politólogo Fernando Tuesta, ambas normas colisionan formando un “absurdo”.

¿Bancada sin inscripción?

La primera norma de barrera electoral es alternativa, pues señala que para lograr representación parlamentaria, un partido requiere el 5% de los votos válidos o 7 congresistas en más de una circunscripción electoral. Hasta el momento, el Partido Morado habría cumplido con el primer supuesto del 5%. “No importa si tus congresistas son todos de Lima, el tema está en cumplir con alguna de las alternativas”, indica Tuesta.

La otra norma es la que establece las causales para la cancelación de la inscripción de un partido político. En esta se establece que una agrupación pierde su inscripción “si, al concluirse el último proceso de elección general, no se hubiera alcanzado al menos 5 representantes al Congreso en más de una circunscripción y, al menos, 5% de los votos válidos a nivel nacional en la elección del Congreso”.

“Bajo esa colisión de normas, el Partido Morado podría ingresar al Parlamento, pero perder su inscripción electoral. Es un absurdo. Además porque un partido que tiene representación recibe financiamiento público. ¿Le vas a dar financiamiento a un partido que ingresó al Congreso pero que no tiene inscripción?”, cuestionó Tuesta.

Iván Lanegra, secretario general de la Asociación Civil Transparencia, tiene la misma interpretación: si el Partido Morado logra menos de cinco congresistas, podría perder la inscripción pero su bancada se queda. “Y si no es partido, no recibe financiamiento. Esto le podría pasar también a Victoria Nacional, que solo tiene uno en Loreto hasta el momento, pero hay que esperar a que finalice el conteo de la ONPE”, refirió.

Lanegra indicó que deberían unificarse criterios para que exista una sola norma sobre barrera electoral.

Existe antecedentes sobre partidos que lograron pasar la valla y tener congresistas sin que les alcance para formar una bancada. Fue en las elecciones generales del 2011, cuando el Apra solo logró meter 4 congresistas, sin alcanzar el mínimo número de cinco miembros para conformar una bancada, aunque no perdió su inscripción. Lo que hizo es Apra, al iniciar el periodo, es unirse a un congresista -Renzo Reggiardo, quien renunció a Solidaridad Nacional- para alcanzar el mínimo requerido.