Fujimori Higuchi renovó su círculo de confianza para esta elección, luego de que el Poder Judicial le prohibiera mantener contacto con Ana Herz de Vega y Pier Figari, quienes fueron sus principales asesores. (Foto: GEC)
Fujimori Higuchi renovó su círculo de confianza para esta elección, luego de que el Poder Judicial le prohibiera mantener contacto con Ana Herz de Vega y Pier Figari, quienes fueron sus principales asesores. (Foto: GEC)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A diferencia de las elecciones de 2011 y 2016, la exparlamentaria Keiko Fujimori no tiene seguro su pase a la segunda vuelta. La lideresa de Fuerza Popular- - tiene el 14,5% de respaldo y se ubica en el segundo lugar. Aunque muy cerca de ella está Rafael López Aliaga, de Renovación Popular con 12,2%.

MIRA | Flash electoral: primeros resultados indican que seis candidatos pugnan por su pase a segunda vuelta

El analista político Enrique Castillo consideró que si Fujimori Higuchi logra su pase al balotaje sería un “triunfo total” para ella, de quien se indicaba tenía mínimas opciones al inicio de la contienda por los pasivos que arrastraba: la actitud obstruccionista de su bancada en el Congreso que fue disuelto y la investigación fiscal por presunto lavado de activos por los aportes de Odebrecht en el 2011.

“Significaría que ella ha vencido a la pésima imagen con la que quedó Fuerza Popular, el antivoto más alto y los problemas judiciales que arrastra”, manifestó a El Comercio.

Castillo sostuvo que, sin la fragmentación de la votación, Fujimori Higuchi no hubiera tenido “ninguna posibilidad”.

“Si hubiéramos estado en otras elecciones, donde los niveles de los favoritos fueron de 30% o 25%, ella no hubiese tenido ninguna posibilidad. La fragmentación del voto la ha ayudado. Y en segundo lugar la ha ayudado el comportamiento de muchos candidatos que han decepcionado a sus electores, como George Forsyth, quien al inicio tuvo hasta 25% de respaldo y cayó”, refirió.

Castillo dijo que la caída de - vacado de la Presidencia de la República en noviembre último por el Parlamento- y los problemas judiciales que el exmandatario también ha beneficiado a Fujimori Higuchi de manera indirecta. ¿Por qué? Porque el ex jefe de Estado, desde Palacio de Gobierno, hubiese podido apuntalar y respaldar a una candidatura importante.

“También hay que tomar en cuenta que Pedro Castillo le restó posibilidades a Verónika Mendoza de crecer, y Hernando de Soto hizo lo mismo con Rafael López Aliaga, no ha sido un mérito particular, sino una deficiencia entre sus competidores”, subrayó.

(Infografía: El Comercio)
(Infografía: El Comercio)

La politóloga Kathy Zegarra dijo que el eventual pase a Fuerza Popular al balotaje es “una primera victoria”, en el sentido, de que Fujimori Higuchi ha logrado superar sus dos principales pasivos: la cuestionada actuación de su partido en el Congreso anterior y su proceso. “Ha mejorado el desempeño que su partido tuvo en el 2020, pero no sé si ello le alcance para ser presidenta”, refirió.

Zegarra también cree que Fujimori Higuchi fue una de las que más ganó con la dispersión del voto.

“De llegar a segunda vuelta, le tocaría conciliar, todo candidato que gane la Presidencia va a necesitar de uno o más partidos con el cual debe generar puntos de encuentro, esta es una buena oportunidad para Keiko Fujimori de demostrar que ella sí puede negociar y generar coaliciones con otros partidos, lo que no hizo en el 2016 cuando tuvo todo el poder [en el Parlamento]”, expresó.

El analista político Pedro Tenorio dijo que el posible pase a segunda vuelta de Fujimori Higuchi no constituye una primera victoria, sino un “buen resultado preliminar” si se tiene en cuenta sus cuestionamientos.

“Pasar a la segunda vuelta a pesar del comportamiento de Fuerza Popular en el Congreso, es una primera batalla, un primer peldaño. Y sin duda la coyuntura a facilitado esta situación, desde el 2000 en adelante ningún candidato con menos del 15% pasaba a segunda vuelta. La fragmentación ha jugado a favor de Keiko Fujimori”, manifestó a este Diario.

La reconciliación con Alberto Fujimori

Tenorio indicó que otro factor que benefició a Fujimori Higuchi , el encarcelado expresidente Alberto Fujimori. Añadió que este acto le permitió “consolidar” el voto del núcleo duro del fujimorismo, que había tomado distancia de ella tras la anulación del indulto al exmandatario.

“Este es un voto que su padre le dejó de herencia. En el 2016 intentó tomar distancia, estuvo cerca de ganar, pero no lo logró, esta campaña ha sido su viaje a la semilla, al albertismo original. Recuerda que hace pocos días, el padre publicó esta carta, en la que le dice que su triunfo será el suyo. El mensaje de Keiko Fujimori ha sido el de una reconciliación hacia dentro”, remarcó.

Tenorio también señaló que Fujimori Higuchi, en los últimos días de su campaña, ha tratado de abrir la cancha al adelantar que si resulta elegida convocará a un Gabinete Ministerial multipartidario.

Zegarra opinó que el reencuentro con su padre le ha sido “positivo” a la candidata de Fuerza Popular, a pesar de que el expresidente tiene pasivos importantes.

“Ella ha tratado de reducir su figura (de ser la líder de una bancada obstruccionista) y ha tratado de apoyarse en los activos de Alberto Fujimori. Es probable que se le cuestione por la violación a los derechos humanos y los crímenes de los noventa, que ya enfrentó en las dos elecciones pasadas. No sería una campaña fácil para ella si llega a pasar. Recordemos que tiene el mayor antivoto”, complementó.

(Infografía: El Comercio)
(Infografía: El Comercio)

Castillo, por su lado, cree que el factor Alberto Fujimori le ha permitido a Keiko Fujimori ser sostenida por el “núcleo duro” del fujimorismo.

“Alberto es el que le ha permitido a Keiko volver a postular, sin la reconciliación, sin el núcleo duro le hubiera sido muy difícil postular y tener el lugar [expectante] que tiene. No hubiera tenido una plataforma base, hace campaña no es solo salir en los medios de comunicación, sino también movilizaciones permanentes, sin el fujimorismo unido sobre la base del original, Keiko no hubiera tenido la posibilidad de hacer la campaña que hizo. La reconciliación con su padre le ha permitido mantenerse vigente”, sentenció.

¿Y si no logra superar la primera vuelta?

Castillo consideró que este resultado tiene dos lecturas. La primera, agregó, es que para un partido político que “es protagonista” el no pasar al balotaje “es un fracaso”, porque no se logró cumplir con el objetivo. Pero si se analiza la situación de Fujimori Higuchi, quien quedó golpeada por la mala actuación de su bancada en el Congreso disuelto- el quedar en tercer o cuarto lugar puede terminar siendo “un mérito”.

“Al inicio de esta elección, la mayoría daba por muerto al fujimorismo, se indicaba que iba a ser un partido sin la posibilidad de pelear los primeros lugares por toda la carga judicial que tiene Keiko Fujimori y el pésimo comportamiento de su bancada en el Congreso anterior, pero termina peleando los primeros lugares. Ese es un hito importante. ¿Por qué? Porque va a poner a una bancada con una buena cantidad de congresistas. Eso le permitirá mantenerse vigente”, refirió.

También indicó que la candidata de Fuerza Popular con “una mochila más pesada” que otros postulantes como César Acuña (Alianza para el Progreso), Julio Guzmán (Partido Morado) y Alberto Beingolea (PPC) ha logrado una mejor ubicación que esto. Remarcó que Fuerza Popular, tras esta tercera derrota de su lideresa en las urnas, “definitivamente” tendría que pensar en construir una nueva candidatura.

“Fuerza Popular debe pensar no solo en el recambio, sino en el fortalecimiento de su estructura interna sin los Fujimori, la vigencia del padre [el encarcelado expresidente Alberto Fujimori] también se va acabando. Y no hay otro Fujimori Higuchi que pueda suceder a Keiko. Si Fuerza Popular quiere subsistir tiene que aprender a vivir sin los Fujimori”, manifestó.

La politóloga Kathy Zegarra sostuvo que, si Fuerza Popular no llega al balotaje, por primera vez en 10 años, no sería un fracaso. “Lo sería si es que no alcanzarán a tener presencia en el Congreso o su lideresa tuviera una baja votación, como ha sucedido con el expresidente Ollanta Humala”, expresó.

Zegarra, en comunicación con este Diario, dijo que a pesar de sus pasivos Fuerza Popular ha logrado “bastante”, tras realizar un cambio de estrategia.

“Ella ha movidos sus fichas hacia una actitud más conciliadora, más negociadora, y debe tratar de eliminar de imaginario popular que el fujimorismo es obstruccionista. Esto ha sido perjudicial para su campaña”, refirió.

(Foto: GEC)
(Foto: GEC)

Tenorio tuvo un punto de vista diferente al de Castillo y Zegarra al afirmar que si Fujimori Higuchi no pasa a la segunda vuelta sería “un fracaso”, porque esta no es su primera ni segunda campaña, sino la tercera. “Ella y Verónika Mendoza han corrido con un kilometraje electoral, que las avala a la hora de tomar decisiones, modular sus mensajes, fueron dos de las candidaturas más sólidas”, subrayó.

El analista político dijo que los resultados confirman un grave retroceso en el apoyo popular al fujimorismo, en comparación al 2011 y 2016.

“Alguien te podrá decir que la campaña ha sido complicada, pero lo fue para todos, que la pandemia, pero esta fue una amenaza para todos. Siendo la única representante del fujimorismo, que de manera abierta reivindica a Alberto Fujimori debería tener mayor respaldo en las urnas. Pero este sector [la derecha conservadora] se ha dividido en favor de Rafael López Aliaga, Hernando de Soto, y ella”, complementó.

Tenorio señaló que Fuerza Popular, si se confirma la tercera derrota electoral de Fujimori Higuchi, debe “definir qué le conviene”. “Si va a insistir con una candidata que retrocede o pierde terreno, o busca otro liderazgo. También hay que tener en cuenta que la imagen de lo que representa Alberto Fujimori irá desapareciendo”, concluyó.

Más información

Fujimori Higuchi renovó su círculo de confianza para esta elección, luego de que el Poder Judicial le prohibiera mantener contacto con Ana Herz de Vega y Pier Figari, quienes fueron sus principales asesores.

El expresidente Alberto Fujimori se comunicó desde el penal de Barbadillo con su hija, a través de un teléfono público. En esas conversaciones, hablaron de la campaña. Víctor Paredes, Gustavo Rivera, María Cordero y Alejandro Aguinaga son algunos candidatos al Congreso de Fuerza Popular cercanos al exmandatario.

A diferencia de las elecciones de 2016, la candidata de Fuerza Popular desayunó en el local de su partido en el Centro de Lima. La vez anterior fue en su casa de La Molina. En aquella oportunidad la acompañaron su madre Susana Higuchi y su hermano Kenji Fujimori. Ahora solo estuvo con su esposa, hijas y su hermana Sachie Fujimori, así como algunos integrantes de las juventudes de su agrupación.

Fujimori Higuchi afirmó, tras ejercer su derecho al voto, que se debe mantener la “serenidad y prudencia” al momento de escuchar los primeros reportes. “Es importante que quienes no pasen (a segunda vuelta) respeten los resultados”, añadió.

El presidente ejecutivo de Ipsos Perú, Alfredo Torres, explicó en América Noticias que los resultados de la encuesta a boca de urna tienen un nivel de confianza de +/- 3 %, es decir, tiene que haber 6 puntos de diferencia entre dos candidatos para afirmar que uno está encima del otro.

Te puede interesar