Construcción planificada: Una solución ante la escasez de agua

Construcción planificada: Una solución ante la escasez de agua

Redacción ContentLab
Lunes 15 de abril del 2019

En el Perú, casi 900 mil edificios carecen de los servicios de agua potable y alcantarillado, según el Instituto Nacional de Estadística. La gran pregunta que surge es ¿cómo se lograron construir esos predios? La respuesta es una: la informalidad.

En el siguiente reportaje confrontaremos las impactantes cifras de la falta de agua que hay en Lima, y además conoceremos en qué terrenos es recomendable no construir, y qué debemos de hacer para afrontar desde nuestras viviendas la escasez de agua.

VIDEO: ¿Cuáles son los terrenos que no son recomendables construir y cómo afrontar la escasez de agua?

“Lamentablemente en el Perú, una gran cantidad de personas primero autoconstruyen su casa y luego preguntan cuándo va a llegar el agua a su comunidad”, dice el ingeniero Juan Díaz Luy, gerente general de Díaz & Díaz Luy. Muchos de ellos, el 10% de la población limeña, acceden al agua potable a través de camiones cisterna, según Sedapal.

El gran problema de las construcciones informales en Lima es la falta de planificación. El ingeniero Díaz expresa que es vital proyectar las instalaciones sanitarias de una vivienda de acuerdo con el contexto: el tipo de suelo, la zonificación y el acceso al agua y al alcantarillado.

Como dicen los especialistas, en nuestro país se necesita la construcción de reservorios dentro de las viviendas y edificios, pero sobre todo es urgente generar instalaciones sanitarias que permitan la reutilización del agua. Tal como se hace en países como Alemania, Francia, Israel y Chile, donde promueven la cultura del reuso de aguas servidas y de la que se utiliza para la higiene.

“Es necesario cuidar el agua dentro de las viviendas. Lima es un desierto y a ello debemos de sumarle las sequías de la sierra”, dice el ingeniero Raúl Estacio, especialista en construcción de Gvs International Trading SAC, quien cuenta que los organismos internacionales sitúan a la capital del Perú como una ciudad con riesgo hídrico.

ZONAS DE MAYOR CONSUMO

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada persona debe usar 100 litros de agua al día para consumo e higiene.

El Fondo Económico Mundial tiene a Lima en su “Mapa de escasez de agua”, junto a ciudades en crisis hídrica como la Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, donde cada habitante vive con 50 litros de agua al día, la mitad de lo que sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Tiene que impulsarse la construcción de edificios multifamiliares que tengan plantas de tratamiento de agua incorporadas, por ejemplo, para el sistema de inodoros y para regar jardines”, dice el arquitecto Hugo Zea Giraldo, quien tiene un posgrado de arquitectura bioclimática en Alemania. En la actualidad, en Lima sucede todo lo contrario: varios distritos consumen más agua de la que necesitan. (Ver infografía)

Se sigue gastando indiscriminadamente el agua, cuando este recurso es no renovable. “El agua va a ser más cara que el oro en el futuro. Desde hace diez años, por ejemplo, el agua corre en la bolsa de valores como si fuera un mineral”, cuenta el arquitecto Hugo Zea.

Ante ello, uno de las sugerencias para aquellos que anhelan tener una vivienda, es edificar con planificación, de la mano de profesionales que aseguren la suficiente dotación de agua en el terreno y las sostenibilidad del predio. Construir bien significa respetar el medio ambiente y ahorrar el recurso hídrico que será muy preciado en un futuro cercano.

Más de 800 mil personas carecen de agua potable en Lima, según el Instituto Nacional de Estadística (INEI).

Conoce más