Cuatro claves para elegir la mesa de centro ideal para tu sala
QUIERO ASESORÍA

Cuatro claves para elegir la mesa de centro ideal para tu sala

Entérate cuáles son los materiales, las medidas y los modelos de mesas de centro que se adecúan al tamaño de tu sala.

Redacción ContentLab
Lunes 09 de septiembre del 2019

Las hay de distintas medidas, estilos, colores, materiales y formas. Comprar una mesa de centro no es tan sencillo como parece, pues una decisión apresurada puede ocasionar que tu sala luzca saturada, demasiado oscura o simplemente no vaya con la decoración. ¿Quieres saber cómo elegir la apropiada? Te damos las claves:

MATERIALES
La elección del material está vinculada al tamaño del espacio. El vidrio va bien en salas grandes y pequeñas, indica la arquitecta de interiores Andrea Cavassa. Sin embargo, en los espacios reducidos la ventaja es mayor, dado que no ocupa espacio visual y permite el paso de la luz. Hay mesas de centro completamente de vidrio o modelos con bases de acero, hierro o madera. 

Para salas pequeñas y oscuras también son adecuadas las mesas de centro de melamina blanca, MDF pintado de ese tono y piedras naturales claras, que reflejan la luz y crean un efecto de mayor amplitud. Si buscas la calidez de la madera, prefiere las de vetas claras. Las mesas de centro de tonos oscuros –colores y maderas- hacen que el espacio se vea más pesado y reducido. Van mejor en salas medianas o amplias.  

DIMENSIONES
La mesa debe ir en proporción al tamaño de la sala. En un espacio mini, “si la mesa de centro es rectangular, puede medir alrededor de 70 x 40 cm; de ser redonda, 50 cm de diámetro”, asegura Cavassa. Cabe destacar, que las últimas hacen que el ambiente se vea más fluido. En una sala mediana pueden medir, aproximadamente, de 1 m x 80 cm; o tener 70 cm de diámetro. 

Al momento de decidir la medida de la mesa de centro, también se considera el área libre entre esta pieza y los sofás, que son al menos 45 cm. 

CANTIDAD
Es posible generar un efecto de movimiento y dinamismo si colocas varia mesas de distintas medidas y alturas. La arquitecta de interiores Priscilla Bandy  explica que se pueden ser tres piezas de 40, 50 y 60 cm de diámetro, que midan  40, 45 y 50 cm de alto. El tener alturas diferentes ingresa ligeramente una debajo de otra.

Las mesas gemelas –van una al lado de la otra-, son una opción más formal y suelen usarse en salas medianas y grandes. Para darle un giro más ecléctico a la composición se juntan dos mesas del mismo tamaño, pero estilos marcadamente diferentes. 

ESTILOS
Entre los distintos modelos encontrarás piezas minimalistas, que “tienen una forma de líneas limpias, como una mesa rectangular y sin detalles”, asegura Bandy.  Para un look escandinavo prefiere las de tablero de madera de tono claro y patas cónicas de madera o de metal. Ambos estilos son perfectos para salas pequeñas.

Los modelos industriales cuentan con estructuras de fierro pintando de negro y tablero de vidrio o de madera. También tienen bases de ladrillos de concreto y tablero de madera.  

Las mesas de centro de maderas oscuras con detalles tallados y de formas más pesadas, son características de estilo clásico. Para darle un giro más contemporáneo se pintan de un tono claro, como blanco.

Si estás buscando algo totalmente diferente y único, quizás la solución es reutilizar baúles, maletas, pallets de madera, puertas o ventanas antiguas, como mesas de centro. Estas piezas pueden acentuar un look vintage. 

Ahora que sabes cuáles son las medidas, colores y estilos adecuados, elige tu mesa de centro. ¿Quieres más ideas? Ingresa a este enlace.