ABRIDORA DESKTOP
QUIERO ASESORÍA

Mes del Niño Peruano: 10 consejos para decorar su dormitorio

Convierte su cuarto en su lugar preferido. Toma sus gustos y necesidades como punto de partida para la decoración.

Redacción ContentLab
Martes 06 de agosto del 2019

Crea el espacio perfecto para que tus hijos o hijas le den rienda suelta a su imaginación, motiven su creatividad y descansen cómodamente. ¿Cómo comenzar? Puedes empezar sus colores preferidos o personajes favoritos, así ellos se sentirán a gusto.

Al momento de elegir la paleta de colores y para conseguir una atmósfera relajante, lo ideal es que predominen los tonos claros y suaves (blancos, cremas, grises, pasteles), y que los intensos se muestren en piezas pequeñas, a manera de acentos decorativos. Evita pintar todas las paredes de tonalidades fuertes (amarillo, azul, naranja, turquesa, verde). Si deseas aplicar estos colores, es preferible que vayan solo en el muro en donde se apoya la cabecera de la cama para no alterar el descanso de los pequeños.

Dato ECO

Ahora que ya sabes qué tonos vas a usar, te contamos 10 consejos insuperables para lograr una habitación alegre, divertida y funcional.

1. Decoración temática. Convierte sus gustos en el centro de la decoración. Los motivos pueden ser superhéroes, carros, flores, animales y más. Plásmalos en la pared a manera de cuadros o apliques decorativos (figuras de MDF pintado o cerámica) y complementa con lámparas y ropa de cama que lleven las mismas figuras. Estos detalles además de definir la temática de la decoración le dan un toque de color al cuarto.

2. Diseños geométricos. Le dan una apariencia moderna y lúdica al espacio, además, delimitan visualmente las zonas del cuarto. Los diseños geométricos en la pared son toda una tendencia. Pinta patrones de arlequín (rombos), zigzag, triángulos, cubos y rayas –de dos o tres tonos distintos– en la pared principal de la cama o del escritorio. Hazlo marcando las figuras que deseas con lápiz y luego píntalas con látex. Usa una brocha delgada para el centro y pincel para los bordes. Otra alternativa es usar un esténcil (plantilla) plástico y aplicar la pintura dando toques suaves con una esponja. 

3. Viniles decorativos. Son una alternativa económica, práctica y sencilla. Puedes colocar un gran vinil con la imagen preferida de tus engreídos en todo un muro u optar por diseños pequeños repartidos en la pared y los muebles. Estos se pegan sobre una superficie limpia, sin grasa ni imperfecciones. Si los vas a adherir sobre vidrio o muebles de melamina pasa previamente un paño con alcohol para eliminar las impurezas. 

Otra de las ventajas de los viniles decorativos es que se retiran fácilmente, solo aplicas aire caliente con una secadora y vas desprendiendo suavemente. 

4. Cama. Para un dormitorio pequeño es mejor incluir una cama de 1 plaza. Si prefieres optar por una de plaza y media, la habitación debe medir al menos 8 . Inclínate por los modelos que tengan cajones inferiores para ganar espacio.

5. Cómoda y clóset. Lleva el acento de color en los frentes de cajón o en los jaladores. Si buscas un toque vintage moderniza una cómoda antigua (estilo Luis XI) pintándola de un tono entero, como blanco, gris o verde agua. Puedes optar por pinturas de acabado tiza (opaca) y luego frotar suavemente una lija en algunas zonas para acentuar un acabado envejecido.

6. Escritorio. Los modelos rectos y sin mucho detalle son los más modernos. Si el niño es pequeño, de 7 años a menos, evita los tableros de vidrio, procura que sea de madera, melamina o MDF con bordes curvos para evitar accidentes. Por seguridad también puedes colocar protectores de silicona en las esquinas.

7. Alfombra. Brinda movimiento, color y delimita el área de diversión. Hay alfombras que llevan motivos de pistas de carrera, letras, números y rompecabezas que invitan a jugar y desarrollar la creatividad. Entre los materiales más usados están los de goma eva (polietileno), sintéticas y de algodón. Para evitar las manchas aplica un spray especial que forma una capa protectora.

imagen

Pisos Coloca pisos de polietileno a manera de alfombra. Vienen en diseños de rompecabezas, cada pieza mide 60 x 60 cm

8. Pizarra. Usa una pared como pizarra. Aplica dos o tres capas de pintura pizarra negra o verde. Las hay en balde y spray. Otra opción es adherir con pegamento de contacto una plancha de corcho en la pared. Le será útil para jugar y expresar su creatividad. Si deseas darle un look artístico adhiere molduras de madera, poliestileno o MDF en los bordes de la pizarra, a manera de marco.

9. Repisas. Son piezas indispensables para mantener el orden en el cuarto. Se ubican en la parte alta del escritorio y de la cómoda, en la zona de juegos y en la de lectura. Se recomienda que midan entre 15 cm y 35 cm de profundidad, dependiendo de lo que deseen guardar: libros, cuadernos, juguetes o adornos.

Entre los modelos lineales están los que se fijan a la pared con soportes escuadra y los regulables, que se enganchan a pilares de metal ranurado. La ventaja de la última opción es que tienen capacidad para varias repisas a la vez. Deben estar separadas por 40 cm como máximo.

Los modelos de cubo, hexagonales y zigzag son funcionales y decorativos, pues generan movimiento.

10. Cajas y  Baúles. Si se van a guardar juguetes grandes se recomiendan que tengan 40 cm de fondo. Anímate por los cestos de tela y las cajas plásticas que son más fáciles de lavar. Si deseas un look más rústico o vintages puedes conseguir un viejo baúl o una jaba de madera y colocarle cuatros garruchas para que se desplace fácilmente.

Agradecimientos: Los consejos de esta nota son de Carla Montes de Oca, de Carla Montes de Oca Arquitectura & Diseño Interior, Carla Vanessa Arrisueño, interiorista de Arrisueño Studio; y Jennifer Junek, arquitecta de interiores.

 

PUBLIRREPORTAJE