piscinas - abridora
QUIERO ASESORÍA

Piscinas portátiles: una refrescante solución para el verano

¿Demasiado calor en casa? Instala una piscina desmontable en tu terraza, patio o jardín y disfruta el verano al máximo.

Redacción ContentLab
Lunes 13 de enero del 2020

No todos los días podemos darnos un escape a la playa, pero ese no es impedimento para refrescarnos. ¡Puedes disfrutar del verano sin salir de casa! Convierte tu hogar en ese refugio que tanto deseas instalando una piscina desmontable.

Todos hemos soñado con construir una piscina en casa, pero muchas veces es imposible. Desconocer si el piso de una azotea soportará su peso, no tener suficiente presupuesto para hacerla o simplemente no querer complicarnos construyéndola son algunos de los motivos que nos alejan de esta posibilidad, señala la arquitecta Claudia Weis. En estos casos, una piscina desmontable se convierte en la alternativa más práctica.

La ventaja de contar con una piscina portátil es que “no tiene que recibir mantenimiento durante todo el año, como las hechas en obra”, considera la arquitecta Carla Cruz, de Doble C Estudio. Además, su instalación no demora más de media hora y puede trasladarse fácilmente a una casa de playa o de campo.

TIPOS DE PISCINA
¿Ya te animaste por una? Elige entre estos dos modelos:

✔ Inflables. Están fabricadas con PVC y las encuentras en diversas medidas. Los más pequeños de la casa pueden refrescarse en piscinas de 1.5 m de diámetro por 30 cm de alto. Para los adultos, hay modelos que miden hasta 4 m de largo, 6 m de ancho y 1 m de alto.

✔ Estructurales. Son piscinas familiares, pues tienen capacidad para al menos cuatro personas. Están hechas de PVC reforzado con nylon y tienen una estructura metálica que asegura un buen soporte. Vienen en formas rectangulares y circulares, y algunas llevan filtros y bombas para conservar el agua limpia por varios días.

¿EN DÓNDE COLOCARLAS?
Para disfrutar al máximo del sol, “coloca la piscina desmontable en una terraza mediana, un jardín o un patio”, recomienda Cruz. Es importante que, como mínimo, dejes 70 cm libres alrededor de ella, para poder caminar. Además, asegúrate de que el piso sea de un material antideslizante, para evitar accidentes.

UN GIRO DECO
No te conformes con montar una piscina, ¡puedes tener toda una zona de veraneo! La especialista Weis propone colocar una poltrona acompañada de una sombrilla y una alfombra de PVC, para tomar el sol con comodidad. “Puedes agregar un par de mesitas y un puf, además de luces colgantes y lamparines, para usar el espacio tanto de día como de noche”, explica.

Dale vida y color a tu nuevo refugio de verano usando toallas de tonos fuertes, como turquesa, naranja o amarillo, e inflables de diseños tropicales como hojas, sandías y piñas. Divertidos flotadores de perros, gatos, patos, llamas o unicornios nunca están de más.

Ya no tienes excusa para dejar de gozar el verano al máximo. Ingresa a este link y descubre las piscinas desmontables que puedes tener en casa.