escritorio - abridora
QUIERO ASESORÍA

De vuelta a clases: claves para un área de estudios perfecta

Te damos las pautas básicas para lograr en casa un espacio que propicie la imaginación y la concentración.

Redacción ContentLab
Lunes 03 de febrero del 2020

En pocas semanas tus hijos se despedirán de las vacaciones y regresarán a clases. ¿Ya tienes lista el área de estudio? Recuerda que no importa el tamaño de tu casa, siempre hay un espacio que puedes acondicionar con todo lo necesario para que hagan sus tareas con comodidad.

Con creatividad y una distribución inteligente, en 2.5 metros cuadrados libres puedes hacer magia. “En este espacio entra un escritorio, una silla y una cajonera con ruedas que se oculte bajo el tablero y, a la vez, sirva de asiento extra para los padres. Además, es posible aprovechar la parte alta para colgar un mueble”, explica la diseñadora de interiores Ingrid Mamani.

Teniendo esto en mente, el espacio de estudio puede estar en el cuarto de los niños, en un pasadizo amplio, en la sala de estar o incluso en la zona libre bajo la escalera. Si quieres incentivar la concentración, la calma y la tranquilidad, Mamani aconseja usar tonos claros y suaves (como los blancos, cremas y grises); para darle un toque de color, incluye pequeños elementos azules o verdes. Así, el lugar no se verá saturado.

Ahora que ya sabes dónde establecer la zona de estudios y qué colores deben predominar, toma nota de los muebles y accesorios que necesitas.

✔ Escritorio. Para que el espacio se sienta equilibrado, el escritorio debe guardar proporción con las dimensiones del lugar. En una habitación pequeña puedes colocar uno de 80 cm de largo x 45 cm de fondo, que tiene capacidad para una laptop, una lámpara y organizadores de escritorio. De tener más espacio, prefiere un modelo que mida de 1.20 m de largo a más.

El material del escritorio va a depender de la edad de tu hijo. Si es preescolar o está en los primeros años de colegio, “lo recomendable es que sea de PVC, melamina y madera, que son más resistentes; pero, si son niños grandes o adolescentes, es posible optar por un modelo con tablero de vidrio”, indica la diseñadora de interiores Abigail Guevara.

✔ Silla ergonómica. Los niños pueden pasar mucho tiempo realizando las tareas, por lo requieren una silla que sea cómoda y se adapte a la forma de la espalda, para que brinde un buen soporte lumbar. Asimismo, debe tener la opción de regular la altura, para que los pies siempre lleguen al piso.

✔ Muebles de almacenaje. Pon en orden el área de estudio incluyendo muebles altos o repisas de entre 24 y 30 cm de profundidad, para que tus hijos guarden sus libros y cuadernos. También deben contar con cajoneras o archivadores al costado o debajo del escritorio. ¿Tienes más espacio? Pues, agrega libreros y armarios de piso a techo.

✔ Organizadores de escritorio. Evita el caos y ten despejado el escritorio con accesorios metálicos o acrílicos, como portalapiceros, portatacos y portapapeles. Una papelera es también indispensable.

✔ Lámpara. ¡No compres cualquier lámpara! Elige una que mida entre 31 y 40 cm de alto, para que alumbre de manera pareja. Guevara indica que los modelos flexibles son los más adecuados, si es que se requiere direccionar la luz.

Ahora que sabes lo que necesitas, no dejes pasar más tiempo. ¡Pon manos a la obra! En este link encontrarás de todo para vestir el área de estudio.