ABRIDORA
QUIERO ASESORÍA

Muebles de melamina: claves para mantenerlos como nuevos

Aprende qué cuidados necesitan tus muebles de melamina y evita que la humedad, el calor extremo y el mal uso los afecten.

Redacción ContentLab
Miércoles 22 de enero del 2020

La melamina está presente en la mayoría de casas y departamentos, pues su versatilidad la ha convertido en uno de los materiales más usados en la fabricación de muebles. Puedes verla en reposteros de cocina, muebles de baño, escritorios, repisas, roperos, mesas e, incluso, como revestimiento de techos y paredes.

Su uso, sin embargo, necesita ciertos cuidados. Por eso, para que conserves tu mobiliario siempre firme y en buen estado, te damos los mejores consejos.

✔ Cuidado con la humedad. La melamina está fabricada con partículas de madera prensada, por lo que no debe exponerse a la humedad. De lo contrario, lo más probable es que “se hinche, deforme, aparezcan ampollas en la lámina melamínica de la superficie o se levanten los bordes del tablero”, señala César Aliaga, asistente técnico de la empresa Arauco Perú.

Para evitar que absorba humedad, todos los bordes del mueble deben impermeabilizarse con canto (cinta) de PVC. Si notas que algún sector se ha desprendido, pégalo nuevamente en los comercios donde venden tableros de melamina.

En los espacios de mayor humedad, como la cocina, el baño y la lavandería, “los muebles deben ser de melamina RH, que está elaborada con resinas MUF (Melamina Urea Formaldehido), lo que le da mayor resistencia a la humedad”, explica Katherine Tello Luna, generadora de demanda de la empresa Novopan Perú.

¿Sabes cómo proteger los muebles de tu terraza?

✔ Evita altas temperaturas. Para que el mueble no se curve por pérdida de humedad, no lo ubiques cerca de fuentes de calor que excedan los 50 °C. Tampoco coloques ollas o sartenes calientes directamente sobre tu repostero.

✔ Controla el peso. Para impedir que tus estanterías se deformen, Tello recomienda verificar que tenga 18 mm de espesor como mínimo, además de soportes o anclajes cada 60 cm.

Te recomendamos no colocar objetos pesados o demasiados libros en los organizadores y libreros, pues corres el riesgo de que el tablero se curve. Si notas que se ha generado una ligera curvatura en la repisa, voltéala, para enderezarla; con el tiempo irá cediendo, hasta regresar a su estado original.

✔ Limpia adecuadamente. La limpieza diaria de los muebles es muy sencilla: solo debes pasar un paño suave de microfibra, un material que no araña la superficie, atrapa el polvo y no desprende pelusas.

Mantén tu puerta de madera en perfecto estado

Las manchas se eliminan humedeciendo ligeramente el trapo con agua y frotando; si no desaparecen, aplica alcohol isopropílico o thinner. “No utilices detergente ni líquidos abrasivos en la limpieza”, especifica Aliaga.

 Evita la fuerza. Por último, te recomendamos no golpear las puertas al cerrarlas, pues con el tiempo se aflojarán los tornillos y se soltarán las bisagras.

Sigue estas pautas y conserva tus muebles como nuevos por muchos años. Si estás pensando en construir un mueble, ingresa a este enlace y dale una mirada a los último en tableros de melamina.