abridora
QUIERO ASESORÍA

Mantén tu puerta de madera en perfecto estado

Con limpieza constante y renovando el acabado por año, tu puerta principal lucirá perfecta y prolongarás su vida útil.

Redacción ContentLab
Viernes 06 de septiembre del 2019

El calor, los rayos solares y la humedad dañan la puerta principal de madera y le dan una imagen descuidada a tu casa. Evita que la falta de limpieza y mantenimiento continúe deteriorándola. A continuación te decimos qué hacer para que tu puerta no pierda su apariencia original.

Mantener la puerta limpia es importante para causar una buena impresión. Para esto, atrapa el polvo con un paño seco y limpio, que no tenga pequeñas piedras que arañen la superficie;  y elimina la suciedad de las ranuras y uniones con un pincel de cerdas suaves. Si deseas una limpieza más profunda pasa un trapo húmedo y luego seca. Nunca dejes la puerta mojada porque le aparecerán marcas blanquecinas.

LA FUERZA DEL SOL
Otro factor que afecta a las puertas de madera, es el sol. Los rayos uv degradan el color y el calor reseca el acabado. Manuel Suybate, de Möbel Arquitectura Interior, explica las señales evidentes de daño son: la pérdida de brillo del acabado y la apariencia craquelada (resquebrajada) de la pintura.

“Para prologar la vida útil de la puerta se recomienda aplicar barniz marino al agua, que le brinda resistencia frente al desgaste ocasionado por la exposición a la intemperie y tiene protección contra los rayos UV”, indica Eddie Moreno, asesor de restauración de Rust-Oleum. Cabe destacar, que este acabado se debe renovar cada año.

Moreno explica que para lograr un acabado perfecto se debe preparar la puerta retirando el antiguo acabado con lija grano 120 –se pasa en el sentido de la veta- hasta llegar al color natural de la madera. Se repite el proceso con lijas de grano 150 y 220 (para acabado final); y se retira el polvo. Se aplica el tinte y luego de una hora el barniz marino al agua. Se deja secar dos horas y se le da otra mano. Al día siguiente se le pude dar una tercera capa.

HUMEDAD AL ATAQUE
El barniz marino también protege la madera de la humedad del medio ambiente, que puede hinchar o deformar la puerta. Suybate detalla que “si la humedad afecta el panel de la puerta se debe dejar secar la pieza, aplicar el pegamento (cola sintética) y prensar”.

La puerta también puede llegar a descuadrarse a causa de la humedad, haciendo que no cierre con tanta facilidad. En ese caso, se debe cepillar (desgastar) ligeramente la puerta y renovar el acabado.

CUIDADO CON LAS POLILLAS
Las llamadas maderas dulces, como roble o lupuna, pueden estar en la mira de las polillas. Por ello, antes de aplicar el acabado se les debe proteger con un preservante (antipolilla).  

Suybate indica que entre las señales de daños por polillas están la aparición de arenilla (bolitas) que salen de orificios en la madera. En este caso, se debe aplica el preservante en cada perforación usando una jeringa con aguja.

Con los cuidados adecuados conseguirás que tus puertas principales tengan una larga vida y hablen bien de ti. Si quieres conocer los distintos modelos de puertas ingresa a este enlace