ropero - ABRIDORA
QUIERO ASESORÍA

Consejos para organizar tu ropero y sacarle el máximo provecho

Pon en orden tu ropero doblando las prendas adecuadamente, usando accesorios y deshaciéndote de lo que no usas.

Redacción ContentLab
Miércoles 28 de agosto del 2019

¿Nunca encuentras nada en tu ropero y es difícil mantenerlo ordenado? No culpes al tamaño del clóset, lo más probable es que no estés aprovechando al máximo su capacidad y guardes cosas innecesarias. A continuación te damos las claves para que tengas todo organizado y a la mano.

DIVISIONES
Si bien los roperos miden desde 76 cm hasta más de 2 m de ancho, el problema siempre es el mismo: no hay espacio. Tesie Price y Jessica Noriega, de OrdenArte, indican que no existe un tamaño perfecto, lo importante es que el ropero cuente con dos sectores básicos: barras para colgar la ropa; y cajones o repisas, para guardar las prendas dobladas.

Las expertas recomiendan que para optimizar espacio, la ropa de menor tamaño se ubique en los cajones más pequeños, y la de más volumen, en los de mayor tamaño. La interiorista Jaydee Gallegos, de Factory 177, recalca que los cajones deben medir como mínimo 20 cm de alto.

Por otro lado, lo ideal es que el ropero cuente con dos barras. “La de arriba es para blusas y camisas; y la inferior para pantalones de vestir o faldas”, indica Noriega.

DOBLADO Y GUARDADO
Un problema frecuente es no saber qué hay en los cajones. Por lo general, solo se usan las prendas que están encima o se desordena todo para encontrar la que buscas. Para solucionarlo, dobla las piezas y colócalas de manera vertical (una al lado de otra), de esa manera sabrás rápidamente lo que hay en el cajón. En las repisas y hornacinas ubica las prendas de mayor volumen, como chompas; guárdalas de forma horizontal (una sobre otra). Solo cuelga la ropa que no puedas doblar, como vestidos, sacos, faldas sastre y pantalones de vestir.

Organizar la ropa por el tipo de prenda también te permitirá encontrar más rápido lo que necesitas. Por ello, pon en zonas separadas los pantalones, las camisas y los polos.

► Oficina en casa: claves para tener un espacio confortable

ORGANIZADORES
Las cajas organizadoras son fundamentales para mantener el orden. Colócalas en los cajones para separar las medias de la ropa interior; o en las repisas guardando chalinas o pashminas. Emplea organizadores plásticos, cestos de tela o reutiliza cajas de cartón. En el caso de usar cajas cerradas, procura que sean transparentes o que lleven el contenido escrito en una etiqueta.

Los accesorios más usados para las barras son los ganchos organizadores para correas, pañuelos y carteras. Cabe destacar, que solo debes colocar dos carteras juntas, una dentro de otra y con el asa hacia afuera para ubicarlas más rápido.

Gallegos agrega que para optimizar el uso de los roperos es posible incluir zapateras y pantaloneras extraíbles.

DESPÍDETE DE LO QUE NO USAS
Price y Noriega cuentan que una situación frecuente es tener el ropero lleno de prendas que no se usan, pero que se guardan “por si acaso” o “para cuando nos quede”. Sigue estos consejos para deshacerte de las prendas que ya no usas:

✔Saca toda la ropa del ropero y ponla en un solo sitio.

Agrúpala por categorías, como polos, pantalones, short, faldas.

Toma cada prenda y evalúa si la usas actualmente, la necesitas y te genera felicidad.

Quédate solo con las que uses y te defina actualmente. Despídete del resto y piensa que otra persona le va a dar un mejor uso.

CUIDADOS
Para evitar que la humedad ambiental dañe la ropa, Gallegos recomienda utilizar un deshumedecedor para clóset. También procura tener las puertas abiertas un par de horas al día, para una mejor ventilación; y deja al menos 5 cm de distancia entre la pared y el ropero.

Ahora que ya te dimos las claves para poner en orden tu ropero, no dejes pasar más tiempo. Si quieres saber más sobre los organizadores ideales para tu dormitorio, ingresa a  este enlace.