imagen abridora
QUIERO ASESORÍA

¿Cómo dar calidez, luminosidad y color a una cocina oscura?

Consigue una cocina acogedora e iluminada ampliando las ventanas, usando acabados tipo madera e incluyendo tonos claros.

Quisiera renovar mi cocina, que es el lugar en donde siempre hay más gente. El mayor problema es que es oscura, por lo que me gustaría que tenga más luz natural y color, y que sea de estilo rústico. Otro detalle es que a mi papá le gusta comprar frutas y ponerlas en canastas; por eso quiero un mueble decorativo tipo mercado en una de las paredes. Además, quisiera cambiar los pisos y el tono de los muebles, y tener una mesa no muy grande en donde podamos comer. Mi cocina mide 7 m x 4 m.

Antonio Robles

Claudia Weis Coello

Arquitecta e interiorista

Hola, Antonio. Para solucionar el problema de la luz, lo mejor es eliminar los reposteros altos y ampliar la ventana, para que vaya desde la mitad del muro hasta el techo. Teniendo este escenario, vamos a replantear la distribución del mobiliario. Las zonas bajas de las cuatro paredes se usarán como área de almacenaje. En la más angosta (situada en el ingreso que da al exterior) se colocarán repisas y jabas de madera reciclada para las frutas y verduras. En la pared de la nueva ventana, se instalarán muebles bajos con una extensa mesada que conectará con la otra pared, formando una L. En la parte más larga de este repostero estarán la cocina y el lavadero. Finalmente, en la pared que está frente a la ventana se situará la refrigeradora, una barra de apoyo para las compras y un comedor de diario para cuatro personas.

La solicitud de una cocina Almodóvar, que es un estilo muy hogareño y con alma antigua, se puede resolver con materiales cálidos y colores vivos. En el piso se instalará porcelanato rústico tipo madera Carter Sand, que muestra una veta clara. Los reposteros y la mesa serán de materiales con acabado de madera clara, pero con un trazo más moderno. Se complementará con dos colores, el azul y el melón, que irán en algunos frentes de cajón y en los mosaicos antiguos instalados en una de las paredes más angostas.

Para darle más calor a la cocina, se recreará un rinconcito de mercado con las canastas y jabas de madera reciclada, acompañadas de una pared que sirva de pizarra para hacer la lista o apuntar una receta.