Mamá y Familia

Mamá canguro: ¿Cuáles son las ventajas de portear a tu bebé?

Llevar a tu pequeño cuerpo a cuerpo es un excelente método para satisfacer su necesidad de apego.

Mamá canguro: ¿Cuáles son las ventajas de portear a tu bebé?

Esta práctica sencilla fomenta la estimulación temprana de tu bebé y ayuda a disminuir su llanto.

Martes 20 de noviembre del 2018

Posicionar a los bebés sobre el cuerpo es una práctica ancestral. Desde la Edad Media, el ser humano necesita -al igual que otros mamíferos como los primates y los marsupiales- los brazos de sus cuidadores para saciar su instinto de apego. El porteo permite igualar esa experiencia y es, en la actualidad, una forma de crianza.

Ivana da Silva, asesora de porteo certificada, creadora de Koalas Porteo Seguro y fundadora de la Asociación Peruana Unidos por el Porteo y Apego Seguro (AUPAS), define el porteo como un sistema de transporte tradicional en casi todas las culturas originarias.

Además, esta práctica ofrece libertad de movimiento para que la mamá haga sus actividades con normalidad. “Portear es lo natural y es lo que bebé y mamá necesitan”, afirma Kisai Mendoza, asesora de porteo ergonómico y productora de portabebés LadoPosi.

EFECTO POSITIVO
Sumarse al movimiento mamá canguro tiene varios beneficios para el bebé. Te los enumeramos:

1. Favorece la lactancia, porque el sistema de porteo permite ofrecer el pecho de forma continua, y, por tanto, aumenta el volumen de leche materna.

2. Disminuye los cólicos de lactante, gracias al movimiento constante y la posición vertical con que son porteados.

3. Ayuda a disminuir la frecuencia, duración e intensidad del llanto, porque el contacto con su porteador le transmite seguridad.

4. Beneficia el desarrollo físico del niño, debido a que el porteo, siempre y cuando sea ergonómico, permite una adecuada posición de sus caderas y espalda.

5. Fomenta la estimulación temprana, ya que el bebé percibe el mundo de la misma manera que su porteador.

6. Favorece el ritmo cardíaco y respiratorio del bebé, y lo ayuda a controlar su temperatura corporal, gracias al contacto permanente con el cuerpo de su cuidador.

UBICACIÓN CORRECTA
Ahora, para que puedas disfrutar de los beneficios del porteo, hay algo esencial: debe ser ergonómico. ¿Qué quiere decir? “Debe respetar la fisiología del bebé y del adulto”, enfatiza Ivana. Algunas pautas que sugiere para ‘portear bien’ -siempre y cuando se trate de un bebé nacido a término y sin patologías-, son:

El bebé debe estar en posición fisiológica. Vertical. No tumbado ni colgado, para evitar reflujos, asfixia y la mala posición de su espalda y caderas.

El portabebés debe dar apoyo punto por punto a la espalda del bebé. Para que mantenga su postura redondeada, en forma de ‘C’.

La tela del portabebé debe estar tensionada. Suspendiéndolo por las corvas de las piernas y dejando el potito del bebé por debajo de las líneas de las rodillas. El mentón debe ir separado del pecho, para evitar el riesgo de asfixia.

✎ Escribe: Fiorella Iberico

 

MIRA TAMBIÉN
¡Adiós al pañal!: Consejos para que tu hijo vaya al baño
Hermanos que comparten: ¿Cómo enseñarles este valor desde casa?
Natación: ¿Qué debo saber antes de matricular a mi hijo?
¿Tu hijo te responde mal? Guía para afrontar esta situación

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS