Mamá y Familia

Natación: ¿Qué debo saber antes de matricular a mi hijo?

Este ejercicio aeróbico es uno de los más completos y también una de las formas más divertidas de hacer deporte.

Natación: ¿Qué debo saber antes de matricular a mi hijo?

Uno de los puntos a tener en cuenta es el horario. Siempre se debe respetar sus horas de sueño y alimentación.

Viernes 09 de noviembre del 2018

Nadar es más que un hobbie. Hay que verlo como un seguro de vida. Por tanto, los padres deben motivar a los niños a familiarizarse con el agua y aprender esta disciplina, que los ayudará a sentirse seguros cuando entren al mar o a la piscina. Así que aprovechando que el clima se torna más amigable, te damos algunas alternativas para que inscribas a tus chicos en un centro especializado y te decimos todo lo que debes saber antes de que se zambulla.

✔ LA EDAD IDEAL
Mónica Huertas, directora de la Escuela de Natación Aquablue indica que la práctica acuática puede empezar cuando tu bebé cumpla 3 o 4 meses, tiempo en que su aparato locomotor se empieza a desarrollar, la tonicidad de su cuello está más fortalecida y su sistema inmunológico se encuentra en proceso de maduración.

"Es indispensable que hasta los 3 años, ingrese a la piscina en compañía de un adulto para respetar sus fases de desarrollo, apego y la maduración emocional”, indica.

Sin embargo, no es sino hasta los 5 años cuando el niño está físicamente preparado para nadar. “A esta edad tiene una mejor coordinación motora para iniciar el pateo y braceo. Igual, siempre hay que considerar la individualidad de cada niño, porque puede que algunos hayan tenido alguna experiencia desagradable o simplemente tienen temor al contacto con el agua”.

✔ ¿POR QUÉ ES SALUDABLE NADAR?
Los beneficios de la natación son múltiples y van desde el desarrollo motriz, intelectual y hasta socioemocional de tu niño. “Es un deporte en el que trabajan la mayor cantidad de músculos a comparación de otros. Al estar suspendidos en el agua, no involucra el impacto con ninguna superficie y esto reduce altamente la posibilidad de lesiones. Además, mejora nuestra condición física y de salud ante enfermedades respiratorias y cardiovasculares, ya sea previniéndolas o como parte de un tratamiento”, indica Alonso Cerna, profesor de natación de la Academia de Natación Ismael Merino.

✔ HORARIOS FIJOS
Si tu hijo es un bebé o un niño menor de 5 años, respeta su horario de sueño y alimentación. “En el caso de los niños mayores, el horario será más flexible, ya que ellos organizan sus actividades diarias”, señala Huertas Fleischman.

Lo ideal para los bebés y preescolares es practicar de 2 a 3 veces por semana y los niños en edad escolar podrán nadar de 3 a más días. Ello les permite mejorar sus destrezas y fortalecen su autoestima al encontrar que cada día logran nuevos progresos. 

✔ PISCINAS SEGURAS Y SALUDABLES
El lugar donde practique debe ser un entorno seguro, con supervisión de los entrenadores y personal de seguridad. “El aspecto más importante es la salubridad. Las municipalidades distritales y el Ministerio de Salud están monitoreando constantemente la calidad del agua de las piscinas. Otro aspecto a tener en cuenta es la trayectoria del lugar y experiencia de sus profesores”, comenta Alonso Cerna.

La  Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) revisa periódicamente los centros que brindan este servicio. Algunas de las piscinas certificadas como "saludables" son: Academia de Natación Ismael Merino (Av. Ricardo Palma N° 1331, San Borja), AOPIP Casuarinas (Calle las Casuarinas 450, Surco), Academia de Natación Aquarius (Av. Pedro Tejada Nº 104, Villa María del Triunfo), Colegio La Salle (Avenida Arica 601, Breña), Circolo Sportivo Italiano Società Canottieri Italia (Av. Juan Pablo Fernandini N° 1530, Pueblo Libre), entre otras.

Puedes ver la lista completa, aquí y revisar cuál es la más cercana a tu domicilio.

✔ DURANTE LAS CLASES
Mónica Huertas Fleischman nos cuenta las siguientes recomendaciones:

-Si tu hijo es un bebé, es obligatorio el pañal para agua que puede ser desechable o reusable. En cambio, los alumnos de 3 años a más requieren los siguientes implementos: gorro, lentes para evitar las alergias al cloro, traje de baño licrado, toalla, sandalias y si van a bañarse dentro de la escuela que porten accesorios para aseo personal.

-Cuida a tu pequeño de los cambios bruscos de temperatura. Cúbrelo con un cortavientos al salir de la clase de natación. En los meses de invierno, ponles medias y gorro. Sécales el cabello con toalla o de preferencia con secadora y espera algunos minutos dentro de los ambientes de la academia para nivelar su temperatura. También ayuda una bebida temperada para que se mantengan hidratados.

Recuerda que cada experiencia con el agua es individual: si uno de tus hijos perdió el miedo al agua rápidamente y su hermano menor no, evita obligarlo a nadar. Los padres deben acompañarlos y alentarlos en su práctica, con el fin de que ir a la piscina sea siempre una grata experiencia.

✎ Escribe: María Inés Ching

 

MIRA TAMBIÉN
Guía para afrontar sin miedo las primeras salidas de tus hijos
Atención padres: ¿Qué hacer cuando tu hijo tiene mucha energía?
Vegetariano o carnívoro: ¿Cómo lograr un balance para tu hijo?
Mi hijo no quiere lavarse los dientes ¿Qué puedo hacer?

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS