Mamá y Familia

Nueva familia: ¿Cómo integrar a tus hijos y los de tu pareja?

El éxito dependerá del compromiso de los padres por establecer una relación sólida y respetar los tiempos de adaptación.

Nueva familia: ¿Cómo integrar a tus hijos y los de tu pareja?

Recuerda siempre tener en cuenta el estado emocional de los niños. No todos reaccionarán de la misma manera.

Martes 16 de octubre del 2018

Laura tiene una hija de 9 años de su primer matrimonio. José, dos de 17 y 12 años. Ambos mantienen un vínculo sentimental desde hace tres años y, como toda pareja adulta, han conversado sobre la posibilidad de mudarse juntos. Pero tienen la gran inquietud de saber cómo lo tomarán sus hijos.

La pareja ha ensayado algunos encuentros: salidas al cine, comidas grupales, la celebración del cumpleaños de alguno de ellos. Pero las reacciones no han sido muy positivas: "mamá, no me gusta salir con ellos" o "papá, ¿ya no quieres volver con mamá?".

Ambos decidieron trabajar para ganarse la confianza de los chicos y así gozar de una convivencia más feliz. Comenzaron a salir con un hijo a la vez, conocerlo a profundidad, saber de sus gustos e inquietudes. Con el transcurrir de los meses, Laura y José se dieron cuenta de que aún no es el momento de vivir todos en un mismo espacio.

NUEVO HOGAR, NUEVAS REGLAS
¿Qué le faltó a esta pareja? En la primera etapa, Laura y José pudieron haber establecido una meta clara a futuro. Si su deseo era convivir, debieron empezar por integrar más a sus hijos en las actividades y ser empáticos con los jóvenes.

Myriam y Rodrigo, en cambio, han hecho este trabajo desde que su romance tenía 6 meses. Ellos consideran que sus hijos son pilares de su felicidad y los han involucrado en sus planes. Después de 2 años de relación decidieron casarse por civil, han unido sus vidas asertivamente y han tenido un nuevo hijo. Hoy gozan de una gran “familia adoptada” –2 hijos de ella y 3 de él, más un nuevo integrante-, gracias a que han logrado establecer normas dentro de su núcleo con características “sui generis".

TIPS DE LOS EXPERTOS 
Si estás pasando por una situación similar, analiza estas variables para determinar qué les hace falta trabajar. Así, cuando llegue el momento adecuado, la convivencia se convertirá en una experiencia de crecimiento para todos.

Sopesa el tiempo de la relación entre ambos. Nada se construye de la noche a la mañana. Para hacer llevadera esta transición se debe pasar por un proceso de adaptación de ambas partes, en el cual la comunicación será vital.

Ten en cuenta la edad de tus hijos y su estado emocional. Como es natural, mientras los hijos sean más maduros mentalmente entenderán mejor la situación. Sin embargo, hay que tener presentes las necesidades de cada quien, pues no todos reaccionarán de la misma manera.

Mantén una actitud realista. “Maneja con calma y paciencia cualquier contratiempo que pueda presentarse. Evita idealizar. Si se piensa que todo será puro amor y felicidad, pero ocurre un problema, se frustrarán y este sentimiento será un obstáculo para la resolución del inconveniente", aconseja la psicóloga y psicoterapeuta, Verónica Cagigao, coordinadora de Salud Mental de Libera.

Dale su lugar a los padres biológicos. Es vital aceptar que los hijos tienen sus propios padres o madres biológicos. Por lo tanto, deben ser permisivos con las visitas y nunca hablar mal de ellos. “El rol de la nueva pareja debe ser más bien el de un amigo, un conciliador, con autoridad y liderazgo familiar", explica el coach de familia y parejas, Víctor Zegarra. En contraparte, los padres biológicos deberán tener la madurez para estimular la integración del hijo con su nueva familia por su bienestar emocional.

Conversa sobre el factor económico. Es importante ser muy sinceros desde el comienzo acerca de la economía del nuevo hogar, así evitarán conflictos a futuro.

Acepta las diferencias. Se trata de dos modelos de crianzas distintas. Así que es natural que haya diferencias en el nuevo hogar. Lo que no debe permitirse es una pelea constante. En estos casos, hay que aplicar la técnica ganar-ganar, ambas partes deben ceder algo para construir un mejor hogar cada día, sostiene Zegarra Muñante.

Tómalo con calma. Formar una nueva familia con hijos a bordo, no es una tarea sencilla. En caso de que necesitan pautas para hacerlo de la mejor forma posible, podrían recurrir a la orientación de un profesional.

✎ Escribe: Marie Inés Ching

 

MIRA TAMBIÉN
Hijos únicos: ¿Cómo criarlos con independencia y empatía?
Consejos para aprender a instaurar armonía en tu vida
Celos entre hermanos: Consejos para evitar un conflicto en casa
¿Bebé en camino? Aprende cómo adaptar la habitación del hermano mayor

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS