Mamá y Hogar

10 prácticas ecológicas para realizar en casa con tus hijos

Educar con consciencia ecológica implica tomar acciones concretas que se conviertan en hábitos dentro del hogar.

10 prácticas ecológicas para realizar en casa con tus hijos

Reduce, reúsa, recicla y explícale a tus hijos por qué lo haces. Esa es la manera más efectiva de salvar el planeta.

Viernes 25 de enero del 2019

Cuidar el medio ambiente no es una moda. Más bien, debe verse como una nueva actitud que impacta en los buenos hábitos de la familia. De hecho, la educación ambiental que busca construir culturas y modos de vida sustentable empieza por casa. Solo así formaremos futuros adultos conscientes de su responsabilidad en la preservación del planeta.

“Los niños empiezan a comprender el mundo desde la imitación, haciendo todo lo que mamá y papá hacen. Si se quieren enseñar prácticas ecológicas, los primeros que deben educarse al respecto son los padres”, afirma Paola Valladares, educadora y especialista en pedagogía libre y psicomotricista de La Casita Munay, un nido que privilegia las prácticas ecológicas.

En el marco del Día Mundial de la Educación Ambiental, te damos ideas sobre algunas actividades verdes que puedes hacer en casa con los niños.

1. Dile adiós a las bolsas de plástico. Lleva tu bolsa de tela al supermercado y cuando la cajera te ofrezca bolsas plásticas recházalas educadamente. Recuerda: estás con tus hijos, explícales por qué y para qué.

2. No uses cañitas. Aplica el mismo principio que con las bolsas de plástico. Toma directo del vaso y explícale a los chicos por qué es más ecológico.

3. Reutiliza al máximo todos los materiales. Organiza los materiales escolares para saber cuáles aún se pueden reusar (antes de comprar nuevos) y cuáles se pueden donar para que otra persona los reutilice.

4. Separa los desechos en la cocina. Puedes tener una compostera donde pongas a secar las cáscaras de huevo, de las frutas y de los vegetales, así como el desecho del café, para convertirlas en abono para plantas. Georgina Santibáñez propone ir con los chicos a rociar este abono en áreas verdes públicas, para que se empiecen a involucrar con su comunidad y sepan que están “alimentando” a los árboles de todos.

5. Separa el plástico. Ubica en una caja de cartón especial todos los recipientes de plástico vacíos que se producen mensualmente en casa: botellas de aceite, champús, envolturas de alimentos, gaseosas. Lávalas y sécalas antes de acopiarlas para evitar malos olores. Te sorprenderá la cantidad de plástico que se puede desechar en muy poco tiempo.

6. Lleva los desechos a donde corresponden. Si estás reciclando pero todo ese material termina luego en un tacho de basura corriente, no hiciste nada. Infórmate a dónde se pueden llevar los materiales reciclables. Muchos edificios y comunidades ya tienen sus tachos diferenciados.  

7. Inventa una canción para apagar la luz. Que esta explique la importancia de no gastar energía cuando no la están usando. Aplica lo mismo para el agua: cierra el grifo durante la ducha y cuéntale a tus hijos por qué.

8. Compra a cada miembro de la familia su termo de agua. Para despedirte de las botellas plásticas. Además se mantendrán hidratados.

9. Usa menos el carro. Cuéntale a tus hijos que emprenderán una aventura a pie hasta un destino cercano, porque el carro es altamente contaminante.

10. Haz instrumentos musicales con materiales reciclados. Si la familia se involucra con el reciclaje, un proyecto en conjunto es producir instrumentos con materiales desechables para tener una banda original y ecológica.

OTRAS RECOMENDACIONES

- Vuelve al origen:  el primer paso es retomar el contacto de la familia con la naturaleza. No sólo teniendo un día de playa esporádico, sino hacerlo parte de las rutinas. “Un niño nunca se va a cansar de ir al parque, porque siempre encontrará algo nuevo”, explica Valladares. Involucrarse con la naturaleza, respetándola y disfrutándola le dará un sentido a las actividades ecológicas que se emprendan en el hogar.

- Reduce, reúsa y recicla: Esta es la secuencia de toda práctica ecológica. El primer paso se da mucho antes del tacho de basura, cuando tratas de reducir las cantidades que consumes, por ejemplo, de bolsas de plástico. En la práctica funciona así: Usa una bolsa de tela para hacer la compra y reduce la cantidad de bolsas plásticas que llevas a casa. Reúsa las bolsas plásticas que no hayas tenido más remedio que llevarte, una y otra vez. Recicla esa bolsa plástica cuando haya cumplido su ciclo, en los contenedores dispuestos para ello.

- Explica el tema de manera sencilla: Georgina Santibañez, directora del nido El Pez en la Luna, comenta que los niños nacen con una predisposición natural al cuidado del planeta, por lo que estos temas les son en extremo fáciles de comprender. Por ello, usa conceptos sencillos para explicarle qué se está haciendo por el planeta y por qué, así los mantendrás motivados a crear hábitos ecológicos.

- Sé consciente y consistente: Hacer de las prácticas ecológicas una rutina en la vida de los niños es lo que hará la diferencia entre unos futuros adultos comprometidos con el planeta o indiferentes ante las amenazas. Por tanto, le corresponde a los padres asumir la conservación con consciencia, coherencia y constancia.

Es muy importante educarse en temas como la diversidad del medio ambiente, el cambio climático global, los riesgos ambientales y cómo tener ciudades más amigables con el planeta, los cuales forman parte del Plan Nacional de Educación Ambiental (PLANEA). Asegúrate de que el colegio al que van tus hijos tenga prácticas ecológicas alineadas a este proyecto. 

✎ Escribe: Melanie Pérez

 

MIRA TAMBIÉN
5 cosas que debes saber para cultivar vegetales en casa
Medio ambiente: 5 actividades para reciclar en familia
Compost: 4 pasos para aprovechar los residuos orgánicos
Guía para reducir el uso excesivo de plástico en casa

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS