Mamá y Hogar

¿Cómo guardar tu ropa de invierno en el cambio de temporada?

Los organizadores de ropa ayudarán a que tus abrigos se mantengan en perfecto estado y no los dañe la humedad.

¿Cómo guardar tu ropa de invierno en el cambio de temporada?

Antes de guardar tus prendas de invierno es importante que estén limpias. Así evitarás que los aceites del cuerpo atraigan a los insectos.

Jueves 04 de octubre del 2018

Llegó el momento de reordenar tu armario. De sacar a la luz tus prendas más ligeras y guardar esos abrigos, casacas y chompas que te acompañaron durante el invierno. Pero hay que hacerlo con cuidado, porque, en una ciudad como Lima, la humedad es uno de los principales enemigos de las tenidas que se almacenan por largas temporadas.

La mejor manera de evitarte este problema es ordenar y comprar los implementos necesarios para que tus mudas puedan mantenerse intactas hasta el próximo invierno. Lo primero que debes hacer es lavar las prendas. Si no lo haces, los aceites del cuerpo atraerán a las polillas. Además, las posibles manchas pueden causar que tu prenda se torne amarilla.

Coloca todos las prendas limpias sobre la cama y empieza por lo que ocupa más espacio. “Si hay algo que no usaste durante esos meses, plantéate si lo puedes donar o regalar, porque solo ocupará espacio innecesario en tu armario”, comenta la decoradora de interiores, Rossana López.

Los sacos y casacas requieren de un lugar más amplio para guardarse. Por ello puedes utilizar bolsas de vinil con cierre, que también se usan para los edredones, y resultan muy resistentes a la humedad.

Los contenedores son la opción perfecta para los polos manga larga, poleras y las chompas. Estos cierran a presión, lo que evita el ingreso de las polillas u otros bichos, afirma la diseñadora de modas Alexandra Jiménez. En cada contenedor puedes agregar dos bolsitas de tul con un puñado de arroz en los extremos para evitar los malos olores.

DE LA CABEZA A LOS PIES
Los zapatos también se maltratan con la humedad. Por tanto, no le restes importancia. Procura que estén limpios antes de guardarlos, retírales el polvo con un trapo de algodón.

La decoradora Rossana López comenta que, para mantener a salvo las botas o botines, es mejor colocarles en el interior una horma para que no pierdan su forma. Si no cuentas con una, utiliza papel de seda o cartulina blanca (evita la de color porque puede dejar manchas).

Para alejar la humedad y el mal olor, agrega a cada zapato bolsitas de té y ubícalos, de preferencia, en sus cajas originales. Así no ocuparán en tu closet más espacio del que les corresponde.

ALIADOS NATURALES
Las bolitas de naftalina son ideales para evitar la aparición de polillas. Pero su aroma puede no ser tan agradable. La diseñadora de modas, Alexandra Jiménez, señala que puedes reemplazarlas con algunos ingredientes naturales.

Por ejemplo, a la bolsita de arroz agrégale tres gotitas de esencia de limón o lavanda para un olor más agradable. Otra alternativa es el café, ubícalo en recipientes – tipo saleros- para evitar la humedad. El bicarbonato en bolsas de tela es otra alternativa natural y también muy eficiente contra este problema

✎ Escribe: Mayra Zunini

 

MIRA TAMBIÉN
Los outfits que estarán a tono con la moda de esta primavera
¿Humedad en casa? Sigue estos consejos para combatirla
Lo que debes saber antes de equipar tu primer departamento
¿Trabajas en casa? Adapta un espacio de tu hogar como oficina

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS