Mamá y Hogar

¿Trabajas en casa? Adapta un espacio de tu hogar como oficina

Ubica este rincón cerca de una ventana y alejado del área social.

¿Trabajas en casa? Adapta un espacio de tu hogar como oficina

El lugar que se escoja, para diseñar la oficina, debe estar cerca a una ventana para una correcta iluminación.

Viernes 06 de julio del 2018

Tener la oficina en casa trae muchos retos. Además de los profesionales, están los logísticos: encontrar un ambiente en tu hogar en el que puedas diseñar tu área de trabajo. Para ello, comienza por elegir un rincón alejado de la sala-comedor (área social) para evitar los ruidos y que esté cerca de una ventana para asegurar una correcta iluminación y ventilación.

La arquitecta Ale Machicao señala que el espacio mínimo para acondicionar una oficina cómoda en casa podría variar desde 2m² a 1.2m² x 0.60. Y de circulación alcanzar al menos 80 cm. El  mobiliario debe tener 40 cm de ancho para colocar files, que se llaman credenzas. Estos muebles pueden ir al piso o flotantes, dependiendo del gusto y presupuesto de cada persona.

¿QUÉ DEBE TENER?
La especialista recomienda como regla general que las estanterías sean lo más minimalista posible, sin dejar de lado su funcionalidad. Antes de colocarlas, averigua si tu pared es de albañilería o drywall. En este último caso, debes colocar refuerzos para instalar muebles. De lo contrario, se vendrá abajo.

La melanina es el material con más acogida en el mercado. Asegúrate de que lleve tapacanto, cintas generalmente de PVC que se usan para cubrir los bordes de estos tableros. Así lograrás un acabado más limpio y uniforme. Aparte, proteges a la melamina de la humedad y los golpes.

Otro material con alta demanda es el tablero de virutas orientadas (OSB por sus siglas en inglés), porque suele ser más económicos, no sufren mucho desgaste y tienen un mantenimiento sencillo. El OSD ofrece el plus de que se trata de un producto obtenido del reciclaje. “Si le quieres dar una onda hippie al espacio, vas a valorar este material”, precisa la arquitecta.

No olvides incluir en tu rincón una lámpara de mesa con foco LED para ahorrar energía. Aparte, es importante escoger una silla ergonómica especial, ya que pasarás muchas horas sentada y el dolor de espalda es una posibilidad.

Opta por colores vivos en algún elemento del espacio de trabajo: mueble, alfombra, lámpara, cuadros decorativos. Frank Mahnke, autor de “Color, Environment, & Human Response” destaca que, si se seleccionan los colores correctos, los trabajadores serán capaces de enfrentarse de manera distinta a los problemas en el transcurso del día. El experto recomienda el amarillo, porque es estimulante, luminoso y acogedor; el rojo que te mantiene despierto, o el blanco, porque te permite estar abierto a nuevas ideas, ser neutral y calmado. Sí, el uso de tonos también genera motivación y ayudan a aumentar la productividad.

DALE VIDA
Nada como las plantas para tener un buen ambiente y obtener esa calma ideal que se necesita en un espacio de trabajo. La paisajista Marisa Larraín recomienda como mejores alternativas para interiores las siguientes especies: boa, anturios, sanseviera, anglodemas, palmera bambú o raphi, y orquídeas. Asimismo, las suculentas en todas sus variedades, porque son muy resistentes.

De tener espacio suficiente, escoge maceteros grandes de distintas alturas para colocar en el piso. En caso contrario, opta por colocarlos encima de la mesa de escritorio, eligiendo siempre bases coloridas para que destaquen o incluso maceteros con forma de animales si quieres darle un toque relajado y divertido. Siempre pregúntate si esa elección te hace sentir animada. Si la respuesta es afirmativa, entonces inclúyelo.

✎ Escribe: Fiorella Carrera

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS