Mamá y Mujer

Clases de baile: Conoce cuáles son sus beneficios para la salud

Te ayuda a trabajar fuerza, resistencia y flexibilidad. A la vez, combate el estrés y la depresión.

Clases de baile: Conoce cuáles son sus beneficios para la salud

Las clases de baile no solo generan beneficios a la salud, sino que también te enseña a trabajar en equipo.

Miércoles 13 de febrero del 2019

Elena Ríos baila ballet desde los 7 años. Son muchas las lecciones que le ha dado la danza. La disciplina, entre ellas. “Como mamá, el ballet me enseñó a transmitirle la constancia a mi hijo”, afirma, quien hoy es directora de la Escuela de Arte y Danza Risso.

“En estos tiempos tan acelerados, aprender a tener paciencia para lograr las cosas es complicado. Los jóvenes deben entender que hay un trabajo de por medio siempre. Y que al seguir intentando y repitiendo un movimiento, tarde o temprano, saldrá”, acota.

¿En qué otros aspectos de la vida puede ayudarnos el baile? Elena cuenta que la danza te enseña a trabajar en equipo, a comunicarse en forma asertiva y a saber esperar tu turno porque formas parte de un todo.

MENTE Y CUERPO
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda  que la gente se mueva para reducir la carga de Enfermedades No Transmisibles (ENT), como los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y el cáncer.

Conoce otras ventajas de estar en movimiento de manera regular:

1. Es fundamental para el equilibrio calórico y el control de peso. Según la OMS, cerca del 23% de los adultos y del 81% de los adolescentes en edad escolar en el mundo no se mantienen suficientemente activos.

2. Esta misma organización resalta que las personas físicamente activas y en movimiento tienen un menor riesgo de caídas y de fracturas de cadera o de columna. Esto es muy importante en los adultos mayores de 65 años.

3. Según la Sociedad Americana del Corazón, realizar ejercicios de resistencia –como trotar, nadar, caminar y bailar- mejora el estado de este músculo, así como de los pulmones y sistema circulatorio.

4. Estimula el cerebro. Un estudio, publicado en la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra, determinó que las personas mayores que sufrían la enfermedad de Alzheimer eran capaces de recordar episodios olvidados de su vida mientras bailan canciones que conocían.

Un artículo, publicado por el Departamento de Neurobiología de la Universidad de Harvard, destaca el doble beneficio de esta actividad: mientras el baile activa los circuitos motores y sensoriales del cerebro, la música estimula los centros de gratificación del principal órgano del cuerpo humano.

EN MOVIMIENTO
Raquel López
, tecnólogo médico con especialidad en terapia física y rehabilitación del centro Fisioandar, indica que el baile es la mejor actividad para empezar a ejercitarse. “Bailar es movimiento. Y cualquier movimiento en el cuerpo es positivo. La danza también nos hace trabajar los músculos gestuales del rostro, porque nos hace felices”, afirma.

Además, fortalece la musculatura global. “A nivel fisiológico se liberan endorfinas, hormonas de la felicidad, que disminuyen el dolor que podemos sentir en el cuerpo. Y se oxigenan los tejidos, lo cual nos ayuda a mejorar la circulación intravenosa”, explica la especialista.

Hay que tomar el baile como un ejercicio de cardio, más que como un deporte o actividad de alto impacto (full body donde se utilizan steps, por ejemplo), ya que así evitaremos lesiones. La experta recomienda una hora por vez, dos o tres veces a la semana, con el fin de obtener:

- Flexibilidad. Esto sucede porque casi todas las articulaciones están en movimiento. En especial, hombro, cadera, rodilla, tobillos, codos. Son entre 10 y 12 las comprometidas con la danza, aproximadamente.

- Fuerza. El baile permite que las fibras internas tengan una mayor fortaleza. Tenga en cuenta que no obtendrá la misma fuerza que sí genera cargar pesas (ejercicio anaeróbico) para ganar masa muscular.

- Resistencia.  La cardiorespiratoria se trabaja mucho en el baile. Para que sea progresivo, es importante empezar en nivel básico e ir incrementado conforme te recuperas más rápido de esta actividad física.

Empieza por 20 o 30 minutos hasta alcanzar los 45 o 60. Y no olvides darte una pausa para hidratarte.

✎ Escribe: Fiorella Carrera

 

MIRA TAMBIÉN
5 claves para entender el perfil actual de la mujer peruana
Ansiedad: 5 terapias alternativas para sentirte mejor
Mascarillas caseras: 6 recetas para cuidar tu cabello en verano
Plan de parto: ¿En qué consiste y por qué debes armar uno?

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS