Mamá y Mujer

¿Por qué es importante consumir agua para nuestro organismo?

Con un consumo adecuado de líquido, evitarás complicaciones como resequedades en la piel o daños renales.

¿Por qué es importante consumir agua para nuestro organismo?

Beber agua no ayuda a quemar calorías, pero su consumo escaso podría dificultar el control de peso.

Miércoles 15 de agosto del 2018

No a todas nos gusta tomar agua. Admitámoslo. ¿A quién le provoca un líquido incoloro, inoloro, insaboro? Pero más que necesario, ingerirla es obligatorio porque el agua es vida. Así que si no adquiriste el hábito de consumirla, llega la tecnología al rescate en forma de aplicación móvil -las hay para Android e iOS- para ayudarte en su consumo, dependiendo de tu peso y ritmo de vida. ¿Cómo? Avisándote a qué hora y cuánta agua debes beber para mantener tu cuerpo hidratado.

Una de ellas es Water Drink Reminder, aplicación estrella que suma más de 10 millones de descargas y que permite controlar el consumo de agua, a partir del peso indicado por el usuario. Luego mide los avances tanto en la cantidad de agua bebida en el día a día, como en el peso que se va perdiendo.

Otra opción es Tiempo de Agua, una app muy bien valorada por sus usuarios -que suman más de 5 millones- y que ofrece ayudarlo a construir el sano hábito de tomar agua en apenas un mes. Plant Nanny, por su parte, ya supera el millón de descargas. Funciona como si fueras la planta de un extraterrestre y refleja el nivel de hidratación en la salud de la maceta virtual.

CONSECUENCIAS NEGATIVAS
Pero si la intervención de la tecnología no termina de convencerlo, a continuación repasamos la lista de problemas de salud a los que deberá hacer frente si sigue sometiendo a su cuerpo a un bajo consumo de líquidos.

La nutricionista Evelyn Paan comienza recordándonos que más del 60% de nuestro cuerpo está formado con agua, porcentaje que se aproxima al 80% en el caso del cerebro y los pulmones. Eso nos da una idea de su importancia y rol en el funcionamiento de nuestro organismo. “Cada una de las reacciones metabólicas necesita de agua. De hecho, el ser humano podría sobrevivir algunas semanas sin alimento, pero muy pocos días sin agua”, explica.

¿Cómo tenemos la certeza de que estamos consumiendo muy poca agua? Los primeros síntomas son la pérdida de energía, falta de concentración, la resequedad de la piel e irritabilidad. Otro efecto es sentir mareos, pues el cerebro deshidratado -que se contrae como respuesta- tratará de adaptarse a la falta de líquidos.

Los riñones también la pasan muy mal, ya que el cuerpo tratará de compensar la deshidratación reteniendo agua en la sangre, lo que derivará en una orina más oscura y de olor más fuerte. Según Evelyn Paan, la persona con severa deshidratación tiende a tener la piel seca, tirante y hasta con pliegues. Además, los labios estarán escamosos y los ojos hundidos.

La inadecuada hidratación se manifesta a través de un cuadro de debilidad general. Aparte, conlleva a estreñimiento, sobrecarga del corazón e implica un mayor riesgo de desarrollar infecciones urinarias.

CANTIDAD CORRECTA
Se cree que debemos beber ocho vasos de agua al día. Según Evelyn Paan, se requiere en promedio 30 ml de agua por cada kilogramo de peso. Sin embargo, esta regla no está escrita en piedra, pues depende de otros factores como el clima (mayor en verano), nivel de actividad física (mayor en personas activas) o la edad (algo más en mujeres menores).

¿Qué pasa en el caso de las madres? La nutricionista responde que durante el embarazo se incrementan los requerimientos de líquidos y aún más si la mujer está dando de lactar, llegando a requerir 1 litro adicional de agua que en condiciones normales.

Paan precisa que, si bien el agua es el mejor hidratante, también podemos recurrir a otras bebidas, como el emoliente, las infusiones, los jugos o refrescos naturales. Eso sí, es importante que se preparen con poca o nada de azúcar para evitar incrementar las calorías extras en nuestra dieta diaria.

Hay que destacar que el consumo de agua embotellada se ha incrementado de forma sostenida en los últimos años -según la consultora Kantar Worldpanel (KWP)- y ya es la segunda categoría más importante con el 30% del volumen total de bebidas compradas por los hogares peruanos.

Pero si usted no está en ese grupo y la tecnología no le va bien, puede motivarse para llegar a su meta diaria de ingesta de agua tomando nota de los cambios que va experimentando. Preste atención a las señales que le envía su cuerpo. Así verá que una buena hidratación mejora su digestión, le permitirá sentirse más alerta, tener una piel más lozana, todo lo cual redundará en que se anime a tener un adecuado consumo de agua. Salud.

✎ Escribe: Silvia Mendoza

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS