Mamá y Mujer

Spa en casa: engríete y disfruta de un día de relajo

Entrégate al placer de las esencias, las cremas y los baños de vapor en la intimidad de tu hogar.

Spa en casa: engríete y disfruta de un día de relajo

Aprovecha estos momentos para descansar, con una bata, sobre tu cama, siempre con música suave y el olor de las velas.

Miércoles 09 de mayo del 2018

Después de un largo día de trabajo o de haber consumido todas tus energías con tus hijos en el parque, regálate un tiempo solo para ti, para engreírte y botar el estrés. Anímate a organizar un maravilloso día de spa en casa con los siguientes consejos.  

1. LA EXFOLIACIÓN
Para empezar, apaga tu celular y reserva tu baño y tu cuarto solo para ti. Prohibido interrumpir este momento es solo tuyo. Una vez dispuesta, enciende unas velas aromáticas y ve llenando tu bañera con agua muy tibia. Mientras tanto, empieza con una exfoliación corporal. Mezcla media taza de azúcar con tres cucharadas de miel y, con la ayuda de una esponja, pasa suavemente esta combinación por todo tu cuerpo. No frotes con fuerza, la idea no es que te raspes.

2. HORA DEL BAÑO
Carola Malca, cosmiatra y cosmetóloga de Mía Spa, aconseja seguir con un baño caliente con aceites esenciales. Vierte aceite esencial de manzanilla o lavanda en la tina, pon una música suave, de preferencia instrumental, y sumérgete en un mundo de relajo.

3. REVILÍZATE
Cuando te sientas relajada, utiliza tu champú como de costumbre, realizando movimientos circulares. Luego puedes retirar el agua de la tina y también el champú. Aplica el acondicionador, especialmente en las puntas, evitando que llegue al cuero cabelludo. Enjuaga en la ducha, como lo haces normalmente y, una vez fuera, aplícate una crema para desenredar tu cabello y péinalo. Finalmente, utiliza silicona líquida solo para las puntas del cabello.

4. ROSTRO LIMPIO
Prepárate para exfoliar tu rostro. Karen Hidalgo, directora de Juvencia Spa Health, recomienda preparar una mascarilla a base de miel y yogurt, en proporciones iguales, y aplicar directamente al rostro con la yema de los dedos en forma circular. “Los poros se abrirán y las células muertas se irán. También puedes usar azúcar y zumo de limón, hay muchas mascarillas que puedes hacer en casa con los productos que ya tienes”, asegura Hidalgo.

Luego de haberte colocado la mascarilla, déjala actuar por unos 15 minutos, aproximadamente, y utiliza rodajas de pepino para la zona de los ojos. Aprovecha para descansar, con una bata, sobre tu cama, siempre con música suave y el olor de las velas. El pepino tiene un efecto descongestionante y ayuda mucho a reducir las ojeras.

5. A HIDRATAR
Hidrata tu cuerpo con la crema hidratante que usas normalmente. O puedes usar una a base de avena, miel o ceramidas. Aplica en movimientos circulares con la yema de los dedos y suaves masajes en tu rostro. Déjala actuar mientras te mantienes recostada sobre tu cama, por unos 15 a 20 minutos.

6. CIERRA LOS POROS
Enjuaga tu rostro con agua fría para cerrar los poros. De acuerda con Carola, así evitarás que ingresen partículas extrañas a tu organismo, se tonificará tu piel y mejorará su circulación. Si prefieres, puedes utilizar también una loción tónica para cerrar los poros de tu rostro.

Y ahora sí, estás lista para ponerte pijama y meterte a la cama con una sensación de tranquilidad increíble. O para salir con tu pareja, radiante y renovada.

✎ Escribe: Maritza Noriega

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS