Mamá y Mujer

Sigue estos consejos para balancear tu vida como madre y mujer

Definir bien tus prioridades, organizar tus tiempos y llevar una soltería responsable te ayudarán en esta nueva etapa.

Sigue estos consejos para balancear tu vida como madre y mujer

Es importante organizar tus tiempos para pasar momentos con tus hijos y tu nueva pareja.

Viernes 30 de marzo del 2018

Los tiempos han cambiado. Ser madre soltera no es ningún impedimento para que te vuelvas a enamorar y para que seas amada. Todo lo contrario. Está demostrado que todavía puedes sentirte emocionalmente plena como cualquier otra mujer.

Un estudio realizado por la Universidad de Humboldt de Berlín (Alemania), reveló que las madres solteras pueden poseer una elevada autoestima y que pueden sentirse tan felices, satisfechas y realizadas como cualquier otra mujer del mundo, solo diferenciándose del resto por criar solas a uno o más hijos y sentir la necesidad de prosperar por ellos.

A esta conclusión se llegó tras evaluar a más de 10.000 mujeres solteras inscritas en el portal de búsqueda de parejas eDarling. Los análisis se dieron en distintos ámbitos. Por ejemplo, las mamás solteras sienten que son más fuertes, trabajadoras, positivas y responsables que aquellas sin hijos.

Del mismo modo, el 90 % de madres solteras de menos de 40 años se consideran grandes trabajadoras, mientras que de las mujeres sin descendencia del mismo rango de edad, solo el 80 % piensa lo mismo. ¿El factor determinante? Las primeras deben hacerse cargo de hijos pequeños, por lo que enfrentan mayores responsabilidades y trabajan más duro que una mujer sola e independiente.

La psicóloga Wiebke Neberich, a cargo de esta investigación, concluyó que las madres solteras no solo son más positivas y responsables, sino también son más flexibles debido a que se han adaptado a las circunstancias especiales que les ha deparado la vida.

Pero no es fácil. Después de todo, eres madre pero no dejas de ser mujer, y por eso debes encontrar el balance entre ambas facetas. ¿De qué forma? A través de los siguientes tips compartidos por la psicóloga Lorena Pastor:

1. Definir tus prioridades. En realidad, debes comprender cuál es tu prioridad: tu hijo o hijos. De acuerdo a Pastor, el papel de madre es el principal porque "tienes un ser humano que depende de ti, tanto psicológica, emocional y físicamente".  Según dijo, hay mujeres que piensan que como sus hijos ya no son tan pequeños, pueden simplemente enfocarse en salir con otras personas, olvidando que ellos todavía las necesitan.

2. Organizar tus tiempos. Una vez definida tu prioridad, podrás organizar tus tiempos para estar con tus hijos y para estar con tu nueva pareja o saliente. Por ejemplo, puedes dedicar las horas de sueño de tu pequeño a esa persona que está robándose tu corazón o para salir de fiesta con algunos amigos. Eso sí, siempre buscando la ayuda de una niñera o de algún familiar que pueda velar por tus consentidos.

3. Llevar una soltería responsable. Si simplemente quieres vivir tu soltería sin buscar alguna relación seria, puedes hacerlo, pero no debes exponer a tu hijo a cualquier exceso de tu parte. Por ejemplo, si vas a salir hasta tarde y crees que podrías pasarte de copas, cuida que tus hijos no te vean a tu regreso. No pueden ser testigos de hábitos no aptos para menores. Pueden confundirse y eso no es lo que quieres como madre responsable. "Puedo estar sin pareja y salir, conocer gente nueva, pero a mi hijo debo respetarlo y enseñarle con el ejemplo y con mis conductos qué es lo adecuado", remarcó la psicóloga.

4. Introducir a la nueva pareja. Quizá no lo buscaste, pero te enamoraste y crees que es momento de presentar en casa a tu nueva pareja. ¿Cómo hacerlo? la psicológa, Lorena Pastor, señaló que el tiempo apropiado para dar este paso son los seis meses de relación, cuando parece que van en serio, cuando hay un compromiso. Si lo haces antes, sin estar segura de hacia dónde vas con esta persona, podrías recibir una mala respuesta de tu hijo. Del mismo modo, apurarse puede jugar en contra de la nueva relación.

5. La convivencia. Así como hay un tiempo para presentar a tu nueva pareja, también hay uno para comenzar la convivencia. "Otro error muy grande que se comete es meter a la nueva persona a vivir contigo y tu hijo (demasiado pronto). Ese es el peor error puede uno cometer. Si se acaba la relación, los que sufren las consecuencias principales son los hijos si se encariñan. Sin querer, la nueva persona asume el rol paterno o material, entonces esto puede ocasionar daños psicológicos y emocionales en el niño", apuntó la misma especialista. 

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS