Mamá y Familia

Toma nota: ¿Cómo ayudar a tus hijos en las tareas escolares?

Los niños necesitan ser independientes con sus deberes y aprender a asumir sus responsabilidades.

Toma nota: ¿Cómo ayudar a tus hijos en las tareas escolares?

Hacer tareas en casa desarrolla el sentido de responsabilidad y habilidades para gestionar el tiempo.

Viernes 13 de julio del 2018

Los chicos a veces tienen tantas tareas, que a las mamás les provoca facilitarles el trabajo. Entonces se lanzan a hacer el Power Point para la exposición, a resolver los problemas de matemática y a dibujar el esqueleto humano por ellos. ¿Te has preguntado hasta qué punto es bueno ayudar a tus hijos con sus labores escolares?

Los niños necesitan hacer sus tareas solos. Papá y mamá deben estar presentes nada más para supervisar, orientar y guiar en su formación. El papel de los padres, en este caso, es estar disponible para cualquier consulta, para enseñarle a subrayar las ideas importantes, a hacer esquemas, resúmenes y a investigar en Internet. En síntesis: darle las herramientas, no hacer el trabajo por él.

Incluso puedes enseñarle a resolver un problema de matemática, tomarle la lección antes de un examen, conversar con él sobre el capítulo de Historia Universal que está estudiando y escuchar su exposición antes de que la diga frente a sus compañeros.

Piensa que cuando los chicos hacen tareas no solo refuerzan conceptos aprendidos en clase, también se hacen responsables, crean hábitos y aprenden a priorizar sus actividades y organizar su tiempo.

SIN PRISAS
Cuando aclares las dudas de tu hijo respecto a un tema del colegio, hazlo con calma. No te impacientes si él se demora en hallar una solución o en comprender algo. No hagas comentarios negativos, como “no entiendes nada”, “no seas tonto” o “cualquiera lo sabe, menos tú”.

“Manifestar el descontento hacia los hijos puede dificultar su aprendizaje. Lo mismo que exigirles perfección. Eso los angustia y los hace sentir inferiores y débiles”, comenta la psicóloga Maryta Calderón.

Cada niño tiene su propio proceso de aprendizaje. Dale tiempo. Ten la paciencia necesaria para conocer el ritmo y el potencial de tu hijo. Eso sí, no relaciones las tareas con premios ni castigos. Debe ser parte natural de la vida de los chicos.

PROFESOR PARTICULAR
Ya estamos a mitad del año escolar, a esta altura debes saber si tu hijo necesita solo supervisión de sus tareas o un repaso más profundo, sea porque reprobó un examen o está atrasado en algún curso.

En caso de que tengas poco tiempo para ayudarlo o seas muy impaciente para reñir con las dificultades de aprendizaje de tu hijo, ponle un profesor particular para reforzar aquellos temas en lo que presenta fallas.

Debes saber que investigadores de la Universidad de Brown, en Estados Unidos, encontraron que el estrés familiar aumenta cuando al niño no le gusta hacer tareas. El estudio, que incluyó a 1.173 padres de escolares latinos y estadounidenses, demostró que este problema genera tensión, irritabilidad y ansiedad en casa.

Un profesor particular le ayudará a trabajar con más disciplina. Trázate una meta junto con el docente y al alcanzarla trata de que el niño siga solo con sus estudios en casa. “Un buen trabajo en equipo entre mamá, papá y la persona de apoyo acerca a la familia al objetivo de hacer tareas, sin que esto sea un dolor de cabeza”, expresa la coach Irene Brusatin, gerente general de Maternity Consulting Baby Planner & Parenting Coach.

Si los problemas persisten, puede que tu hijo necesite otro tipo de apoyo. “Es muy útil el profesor particular cuando el niño requiere nivelación. Pero si el problema es de atención u organización, necesitará a un coach escolar que le enseñe cómo trabajar y estudiar. Si tiene dificultades de aprendizaje, el experto adecuado será un terapeuta”, advierte la psicóloga Maryta Calderón.

✎ Escribe: Maritza Noriega

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS