Videos

[VIDEO] Once upon a mom: "Quiero que mi hija sepa que lo material es pasajero"

Karina Clavo, creadora del blog Once upon a mom, nos revela su placer culposo en este divertido video.

Lunes 07 de mayo del 2018

Durante un chequeo anual, Karina Clavo, descubrió que estaba embarazada. “Fui a una consulta con mi ginecóloga de cabecera, me revisó y no encontró nada en especial. Ya me estaba despidiendo y le comenté que después de cada comida la barriga me crecía, le dije que pensaba que era gastritis. Le mostré una foto, me pidió que me acueste en la camilla y fue ahí que me enteré que tenía 28 semanas de embarazo”, comenta la blogger de Once upon a mom

En un inicio, fue un poco difícil, pues a sus 23 años ella estaba cursando su segunda carrera y debía darle la noticia a sus papás. “Es verdad: hasta que no lo cuentas, la pancita no sale. Yo le dije a mi familia y al día siguiente ¡poom! se dejó ver”. Tiara, su hija, tiene 5 años y desde que nació Karina intentó dejar todo por ella. “El problema empezó cuando regresé al trabajo. Sólo la veía y me enteraba qué estaba haciendo por fotos, aunque estaba tranquila porque tenía la certeza que estaba con personas que la cuidaban muy bien, pero no es lo mismo. Mamá es mamá”, cuenta la blogger. 

PEQUEÑA VIDA SOCIAL
Karina cuenta que Tiara es una niña súper sociable y desenvuelta. “Tiene una sensibilidad única, se hace querer a donde vaya”, dice con una gran sonrisa. Es por eso, que en su cumpleaños la casa se llena y siempre está pendiente de que todo salga como ella quisiera. “Tiara se involucra al 100%, desde la temática, los colores y qué es lo que va a ver”.

Al igual que su hija, Karina no tiene hermanos y en sus cumpleaños siempre recibía muchos regalos. “Tener de todo, creo firmemente, no es bueno. Quiero que mi hija tenga esa sensibilidad por los demás, que tenga el valor de desprendimiento, que tenga muy en claro que las cosas materiales son pasajeras y que lo único que sirve es lo de adentro”. De esta forma de pensar es que nace la idea de guardar algunos regalos para luego donarlos o volverlos a regalar. Es un placer culposo que le ayuda en su formación, explica.

“Ser mamá es un reto diario. Tiara y yo hicimos click desde el inicio. Hoy, hay peleas, hay alegrías, hay de todo un poco pero siempre lo estamos resolviendo juntas”, confiesa Karina quien asegura que desde que nació su hija ve la vida desde otro ángulo. “Aprecio las cosas simples, soluciono los problemas sin tanto drama. Y aprendí a decir que quiero a alguien cada vez que lo siento”.

¿Quieres conocer más historias de madres contando su placer culposo? Ingresa aquí.

✎ Escribe: Maritza Noriega

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS