Videos

[VIDEO] Buen Viaje: una bloguera te invita a conocer el Perú

Maud Gurunlian convirtió un hobby en una forma de vida y en una fuente de ingresos.

Ahora, Maud suma a su hijo, el pequeño Leo, como su mejor compañero de aventura.

Lunes 10 de septiembre del 2018

Viajar es animarse a vivir nuevas experiencias. Sea un día en la montaña, el río, la nieve, la playa o una catarata. El destino no importa tanto sino cuán capaz eres de conectarte con el lugar. Esa fue la mayor enseñanza que le dejó su mamá a Maud Gurunlian (32 años), quien desde que tiene uso de razón se recuerda viajando junto a una mujer que tenía ganas de recorrer el mundo sin miedo a nada.

“Esa es mi herencia. Mi mamá era de aquellas personas que se subía a un avión sola y se iba al otro lado del mundo. Otra veces no eran viajes lejos. Cuando tenía 3 años viajar era irme al rio a Chosica”, confiesa Maud. A medida que fue creciendo sus ganas de explorar el mundo aumentaron, pero nunca imaginó hacer de su pasatiempo favorito un trabajo.

Estudió Marketing de moda y sus primeros trabajos estuvieron relacionados con su profesión. Pronto vio la posibilidad de crear un blog ligado a su carrera y ello después le daría pie para crear uno de viajes. En ese cambio, Maud encontró la diferencia y pudo enamorarse realmente de su oficio.

VIAJAR PARA TRABAJAR
Su oportunidad  surgió en 2013 cuando la llamaron a un casting para un programa llamado Check in. Para la bloguera eso fue como un sueño hecho realidad. “Yo me despertaba y me iba a dormir pensando en eso. Me concentré en que quería conseguir ese trabajo y cuando me eligieron yo sentí que era una señal de vida”. Ese resultó ser el detonante que le haría hacer la transición completa de la moda a los viajes.

Con el programa recorrió Latinoamérica y absorbió mucha información sobre el mundo de las comunicaciones. Eso luego le serviría para crear Buen Viaje, un canal online en el que se muestra distintos destinos del Perú a través de sus propias experiencias en tan solo 5 minutos. “Cuando empezamos nos dimos cuenta que los peruanos estaban muy enfocados en buscar destinos fuera y no se concentraban en lo que teníamos en nuestro país”.

Ahí encontraron una oportunidad muy fuerte para recorrer el Perú y hacer que los peruanos quieran descubrir las riquezas paisajísticas del país. Los destinos visitados hasta la actualidad son innumerables y en su casa curiosamente no es posible encontrar un recuerdo de cada uno de ellos, pues Maud Gurunlian tiene la norma de no comprar ninguno. “Serían demasiados, no tendríamos espacio”, se ríe.

SU MEJOR AVENTURA

Maud está acostumbrada a tener una agenda en la que programa distintos viajes a lo largo del año, pero cuando Leo –su hijo- llegó a su vida inesperadamente hace 11 meses tuvo que cambiar sus planes. “Tuve que elegir opciones donde pudiera ir embarazada, porque obviamente hay actividades que no se pueden hacer. Vi que habían alternativas y así seguí con buen viaje”. Este método de acomodarse a la llegada de Leo no pudo aplicarlo durante los seis primeros meses de su pequeño, pues tuvo un postparto complicado que la mantuvo en casa sin poder viajar.


“Ni siquiera me acuerdo cuando fue la ultima vez en mi vida que no me moví por tanto tiempo. Fueron meses en los que me tuve que acostumbrar a quedarme en mi casa, a ver Netflix, cocinar, hacer planes en Lima y me costó. Finalmente lo logré. Pero reconfirmé que me gusta viajar”, explica Maud segura de su pasión.

Pasados esos meses pudo continuar con sus planes y así comenzó a restructurar su modalidad de trabajo. Ahora viaja una semana si y otra no, tratando siempre que sus viajes no pasen de dos noches para no estar tanto tiempo sin Leo. Otras veces opta por ir con su pequeño y cuando esto sucede su maleta crece hasta dos veces más de lo que ella suele llevar cuando va sola.

“Me gusta la idea de que Leo pueda amoldarse a distintos lugares y distintas comodidades. Que no le incomoden los climas, comidas, temperaturas, texturas, ni los horarios. Ojalá que crezca con esas ganas de viajar. Espero enseñarle que sea un alma libre”, afirma la viajera.

“Nunca he estado tan enamorada de mi vida como estoy de este pericote. Ahora puedo darle significado a todo lo que hago. Él es la aventura más importante de mi vida y yo quiero ayudarlo a que tenga una linda aventura en este viaje”, sonríe mientras abraza a su hijo.

✎ Escribe: Francessca Huané

 

MIRA TAMBIÉN
[VIDEO] Conexión mamá: una red internacional de maternidad
[VIDEO] ¿Yoga o clonazepam?: terapia mental para curar el alma
[VIDEO] Mami obstetra: un espacio para solicitar asistencia médica

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS