Videos

[VIDEO] Cote Parró: una mujer con fuerza más allá de la cancha

Seleccionada nacional de fútbol femenino. Esta deportista demuestra cómo le transmite valores a su hija a través del deporte.

El fútbol le brinda las fuerzas necesarias para seguir con los retos que le pone a diario la vida.

Lunes 29 de octubre del 2018

Quien cumple el rol de volante de contención -al medio de la cancha- tiene la responsabilidad de crear el fútbol. Ser el cerebro del equipo, ser capaz de recibir con firmeza todas las jugadas y quitar la pelota o marcar al contrincante. Esa es la posición que asume María José Parró (30 años), quien es capitana del Caimanes Negros. 

Durante 40 minutos, su equipo de fútbol 7 confía en que ella hará un buen trabajo. “Eso me ayuda a sentirme segura y fuerte en la cancha. Como empoderada. De hecho, es una posición complicada. Por eso es un mix de sentimientos. Pero es más la fuerza y la garra que me da para salir a jugar”. Cote -como todos la conocen- siente que este deporte la ha ayudado a moldear su forma de ser y su carácter, pues desde que tiene uso de razón se recuerda jugando fútbol. 

Empezó desde pequeña, porque vivía en un condominio familiar con todos sus primos (9 hombres y 3 mujeres). Por tanto, los fines de semana eran sinónimo de fútbol. Ya en el colegio esta pasión se había apoderado de ella y siempre era la primera en llegar al recreo con su pelota dispuesta a armar una pichanga. A los 13 años, sus papás la inscribieron en la academia de fútbol de la ‘U’. De ahí la llamaron para probarla en el equipo de mayores y quedó. A su corta edad, jugaba como una profesional con chicas de 20 años. 

No pasó mucho tiempo para que la convocaran a la selección nacional de fútbol femenino. Fue parte de la sub 19 y sub 20, donde llegó a ser la capitana del equipo. “Con la selección he viajado a muchos campeonatos y siempre hemos dado la pelea. Eso se me va a quedar en la mente. Pero lamentable en el Perú no se puede vivir del fútbol y tuve que decidir entre trabajar o entrenar”, confiesa. 

A LA CANCHA 
Su relación con el deporte era tan fuerte que desde el colegio tuvo claro que quería ser profesora de educación física y así fue. Estudió ciencias del deporte durante cinco años y luego se especializó en fútbol. Ahora es profesora en su alma mater y entrenadora del deporte rey. “De haber sido futbolista profesional, igual hubiese decidido eso. No me arrepiento. Ahora trabajo, tengo mi familia y sigo haciendo lo que más quiero”, dice Cote. 

Los únicos momentos en los que ha dejado de patear la pelota han sido durante sus embarazos.  Sin embargo, con Ariana –su hija de 3 años- jugó hasta los seis meses. “Mi doctor me dijo ‘estás embarazada, no enferma y, si siempre has jugado, tu cuerpo te va a decir cuándo debes de parar’. Le pedí una constancia y, a pesar de que mis amigas no querían, seguí jugando”. Pero con Rafael (10 meses) la historia fue otra. Tuvo una gestación complicada y ello la obligó a parar los nueves meses completos. 

Ariana aún es muy pequeña, pero desde ahora María José intenta inculcarle el deporte. “Ella ha hecho fútbol, gimnasia, natación y ballet. Yo soy feliz de ver a mi mini deportista”, comenta. Casi que desde que nació la lleva a sus partidos. Incluso, cuando era bebé tenía que salir de la cancha para darle de lactar. 

“Cada vez que me mando a hacer una camiseta, también pido una para ella. Creo que está creciendo con esa mentalidad de deportista y es algo que ve en mí y en su papá”. Durante el verano, la pequeña estuvo en clases de fútbol y, como no había un grupo para su edad, aprendió junto a las niñas de 5 y 7 años. 

“Yo veo a Ariana jugando fútbol y me dan hasta ganas de llorar. Me siento feliz y orgullosa de ella. Siempre me habla y me dice: ‘mami metí goles’. El sentimiento es increíble, porque es algo que siempre soñé. Tener una hija y que siga mis pasos”, afirma Cote. 

El fútbol lo es todo para ella. Este deporte la ha ayudado a subir su autoestima y le da las fuerzas para seguir adelante con los retos que le pone a diario la vida. “El deporte te hace botar el estrés del día y de la semana. Yo creo que cuando una quiere ejercitarse siempre hay momentos y tiempos. Solo se trata de ponerle dedicación”. 

✎ Escribe: Francessca Huané

 

MIRA TAMBIÉN
[VIDEO] Karim Strohmeier: fuerza y estrategia para jugar tenis
[VIDEO] Marilú Salazar: el running como antídoto del cáncer
[VIDEO] Valerie Nossar: una madre triatleta y ultramaratonista
[VIDEO] Silvana Pastorelli: una madre apasionada por el surf

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS