Videos

[VIDEO] La ventanita de Luz: “Como madre no esperas nada a cambio"

Luz Alvarado, creadora del blog La ventanita de Luz, nos confiesa su placer culposo como madre en este video.

El blog 'La ventanita de Luz' nace porque ella quería escribir sobre su vida como mamá.

Lunes 09 de abril del 2018

Mateo y Elisa están en el sillón concentrados mirando su tablet. No hay mayor distracción para los pequeños hermanos. Ella tiene dos años y él cinco años. La casa permanece en silencio hasta que el reloj marca las 7:50 a.m. “Mateo ya es hora de ir al colegio”, dice su madre Luz Alvarado, traductora de profesión y blogger de La ventanita de Luz.

Cuando salió embarazada, recién había terminado la universidad y estaba trabajando. “Fue un poco complicado porque un día después de enterarme de que iba a tener mi primer hijo, mi madre falleció. En ese momento, necesitaba luz en mi vida y la llegada de Mateo se convirtió en un regalo de Dios”, cuenta la blogger. Tres años y ocho meses más tarde, junto a su esposo, planificarían la llegada de Elisa. “Su nombre significa la ayuda de Dios porque ella nos hizo superar los momentos difíciles que pasábamos como familia”, recuerda Luz.

El blog La ventanita de Luz nace porque ella quería escribir sobre su vida como mamá, como lo hacía su madre pero mediante cartas. “Las cartas de mi madre aún las conservo, son como tesoros. Por eso, quise hacer lo mismo con Mateo. Pero tenía miedo de que se pierdan y pensé voy a crear un blog. Ahora hago lo mismo que mi madre, pero de una forma tecnológica”, dice Luz mientras se ríe sutilmente.

UNA MAMÁ MULTITASKING

Luz tiene tres actividades diarias, además de ser madre. “En la oficina trabajo a full time, me doblo con el hecho de ser blogger y en las noches entreno. Encontrar un momento para descansar es bastante difícil porque cuando llego a casa mis hijos están con toda la energía revuelta de no haberme visto todo el día”, cuenta la blogger. Además, nos dice que cuando llega a casa, sus hijos no se desprender de ella, aunque sí entienden que el momento de ir al baño es personal. Fue así como Luz descubrió que la frase “Un ratito. Voy al baño” era mágica.

Revisa su celular, envía e-mails y contesta llamadas: su baño se ha convertido en su oficina. “Ahí es donde a veces como mamá uno llora porque está frustrada. También es donde puedo respirar para no gritarles. Necesito dar unos pasos hacia atrás para dar tres pasos hacia delante. El baño se convierte en mi escondite perfecto”, confiesa.

Para Luz, ser mamá la ha ayudado a desarrollar mucha habilidades y cualidades que hoy le dan un plus en otras facetas de su vida como la paciencia y la organización. “Como mamá tienes un amor del que no esperas nada a cambio. Lo haces porque realmente te nace. A veces tienes un mal tiempo o estás cansada, pero por el amor que le tienes a tus hijos sigues adelante”, dice la blogger mientras corre a abrazar a la pequeña Elisa que la está buscando en su sala.

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS