Alianzas: ¿cómo impulsan el desarrollo sostenible? Alianzas: ¿cómo impulsan el desarrollo sostenible?

Alianzas: ¿cómo impulsan el desarrollo sostenible?

Redacción ContentLab
Viernes 20 de noviembre del 2020

En 2015, en Cusco, los sectores público y privado y las comunidades relacionadas al turismo acordaron trabajar por un objetivo en común: reducir el impacto medioambiental de las botellas PET que se generaba por sus operaciones. Para impulsar esta alianza de desarrollo sostenible capacitaron a los recicladores para identificar los beneficios de la asociatividad, formalizaron ocho de sus asociaciones y aseguraron la trazabilidad de los residuos.

El programa, bautizado por la asociación Turismo Cuida como ReCusco, incluyó, además del PET, el acopio de papel, cartón, metal y hasta residuos de aparatos electrónicos. 

Para su trabajo, ReCusco se alió con las municipalidades de Cusco, Urubamba y Calca, y con más de cien empresas que actualmente segregan y entregan sus residuos al programa. La iniciativa ha permitido más de diez mil jornales y cuarenta empleos permanentes (ocupados en más de un 60% por mujeres), y ha capacitado a más de 2200 personas en temas de cuidado ambiental y reciclaje.

Por estos logros, ReCusco fue galardonado en la categoría Pactos de la segunda edición del Reconocimiento Perú por los ODS (PODS), un evento que premia las colaboraciones estratégicas entre dos o más organizaciones que fomentan el desarrollo sostenible del país.

EL RECONOCIMIENTO
Establecer pactos y alianzas entre empresas ha permitido reinventar la manera en que estas se enfrentan a los desafíos actuales, incluidas las crisis económicas o sanitarias, como la pandemia del coronavirus y otras problemáticas como el cambio climático, la lucha contra la pobreza, la desigualdad o la exclusión. 

Por ello, iniciativas como la conferencia “Pact for Impact”, cuya primera versión se realizó el año pasado en París, buscan que cada vez más empresas se comprometan a impulsar la economía social e inclusiva como una forma de favorecer la construcción de alianzas y enfrentar de manera innovadora los desafíos del presente.

ReCusco, por ejemplo, no solo ha permitido mejorar la calidad de vida de las personas a través de la creación de vínculos positivos, sino que también ha reducido el impacto ambiental. Así, se ha convertido en un ejemplo claro de cómo el desarrollo de alianzas permite generar más oportunidades y promover una gestión ambiental y sostenible en la región.

“Seguimos con fuerza con el compromiso de seguir construyendo un mejor Perú”, dijo María Rosa Arrarte, presidenta de la Asociación Turismo Cuida, consciente de que este reconocimiento contribuirá también a potenciar el programa y a replicarlo en otras regiones del país.

A mediano plazo, buscan formalizar al 100% de recicladores de Cusco y que su trabajo cubra todos los distritos. A largo plazo, el objetivo es contar con una planta de recepción, segregación y pretratamiento de residuos sólidos inorgánicos aprovechables. Felizmente, ReCusco lo está logrando con la ayuda de muchas más empresas y organizaciones, generando un efecto multiplicador.

PATROCINADORES