Edificios verdes: la clave para ahorrar agua y luz Edificios verdes: la clave para ahorrar agua y luz

Edificios verdes: la clave para ahorrar agua y luz

Redacción ContentLab
Miércoles 11 de septiembre del 2019

¿Sabías que, según la ONU, las ciudades consumen el 78% de la energía mundial? Y, a nivel local, el sector residencial peruano también es uno de los que más consume electricidad. Cuando dejamos encendido el televisor o conectado el horno u otro aparato eléctrico, por ejemplo, no gastamos solo energía, sino también contribuimos al aumento en los Gases del Efecto Invernadero (GEI). Pero los edificios verdes una tendencia en el sector inmobiliario peruano prometen una solución.

Una vivienda verde incorpora criterios de sostenibilidad y reducen el impacto sobre el medio ambiente. Aprovechan al máximo la luz solar y la ventilación natural y reducen al mínimo el uso de aire acondicionado. Priorizan el uso de material reciclado y respetuoso con el entorno: desde focos de luz ahorradores hasta pinturas ecológicas. Incluso, deben asentarse sobre un ecosistema adecuado y sin interferir en él.

Los resultados son evidentes. “Mejoran la economía del dueño del edificio: gastan menos electricidad y agua, y aumenta en un 16%, según estudios, la capacidad de concentración o la productividad de sus ocupantes. Manejan mejor los residuos sólidos y logran reducir las emisiones y ahorrar energía hasta en un 30% y un 40%”, explica Héctor Miranda, gerente general de Red Regenerativa, una plataforma de profesionales líderes en el desarrollo urbano sostenible en el Perú.

En Lima, según cifras de Red Regenerativa, existen alrededor de 180 edificios certificados como verdes -siendo LEED uno de los certificados más recomendados, por garantizar un 20% de ahorro en agua. Pero para llegar a ello han debido sortear la indiferencia e ignorancia de las autoridades y la población, en general.

“Yo vengo impulsando esta rueda hace diez años en Perú. Antes, si decías sostenibilidad pensaban que eras un marciano”, explica. “Pero ya la ONU y el mundo ha tomado una consciencia mucho más clara porque la amenaza es tangible”, dice Miranda, convencido de que los profesionales de las futuras generaciones darán un giro favorable a los modelos de ciudades y comunidades sostenibles, uno de los pilares del desarrollo sostenible (objetivo número 11) del PNUD.

Para Francesca Mayer, Coordinadora Ejecutiva del Perú Building Council (Perú GBC) -organización que tiene como objetivo promover la reducción de las emisiones de carbono mediante edificios ecológicos- la sostenibilidad ya no es una moda y está contribuyendo a cambiar la manera de pensar las construcciones en el Perú.

“Antes, el arquitecto diseñaba, luego le pasaba los planos a los ingenieros y ellos se encargaban del resto. Pero, ahora la forma correcta de hacer los edificios sostenibles es que todos se sientan desde el primer día y trabajan de la mano. Se generan sinergias positivas y se ahorran costos”, explica Mayer.

RUMBO A EDIFICACIONES SOSTENIBLES
Si bien los edificios verdes son una tendencia, esta se concentra más en el sector comercial. “Esto se explica porque las empresas transnacionales buscan que sus oficinas cumplan estándares internacionales de mercado”, explica Mayer. Sin embargo, según cifras del Perú GBC, de sus 106 inmobiliarias asociadas, cerca de 70 del sector residencial ya están aplicando medidas sostenibles en sus construcciones, como estrategias de ahorro de agua y luz y reciclaje.

El Estado también se hace presente en esta transformación mediante el programa Mi vivienda verde, que otorga un bono que ayuda a financiar la adquisición de un proyecto de vivienda certificado. Esto ha contribuido a que más personas valoren el beneficio de estas viviendas. “¿Quién no quiere pagar menos agua y luz a fin de mes?”, pregunta Mayer.

Desde Perú GBC buscan cambiar la idea de que construir sostenible es muy caro y, para ello, brindan talleres, capacitaciones y charlas a empresas, organizaciones, universidades y colegios. “Venimos de una cultura cortoplacista, pero enseñamos que, si bien un foco ahorrador es más caro que uno convencional, a la larga te va a costar mucho menos”.

Para cambiar esta visión, dice Mayer, se requiere trabajar de la mano con el Estado, aplicando uno de los Objetivos claves del Desarrollo Sostenible: Alianzas (número 17). En ese sentido, en 2013, lanzaron la primera Ordenanza Municipal de Promoción de Edificaciones Verdes. Esta norma otorga bonos de altura: es decir, permite agregar de uno a cuatro pisos adicionales a cambio del compromiso de las empresas de desarrollar edificios verdes, es decir, con zonas de jardines en azoteas o “techos verdes”, contenedores segregados para el reciclaje y certificados internacionalmente por LEED, EDGE o BREEAM.

Además, en 2015, junto con el Ministerio de Construcción, Ambiente y la Cámara Peruana de la Construcción, lanzaron el Código Técnico de Construcción Sostenible, cuyo objetivo es lograr que este 2019 se implemente obligatoriamente en todas las construcciones del sector público. Hoy impulsan este proyectos en distritos como San Borja, Miraflores, Surco, pero quieren alcanzar nuevos distritos como Magdalena, San Luis y La Victoria. ¿En cuánto tiempo crees que logramos un Perú con edificios verdes?

PATROCINADORES