¿Cómo prevenir y atender la violencia en los colegios? ¿Cómo prevenir y atender la violencia en los colegios?

¿Cómo prevenir y atender la violencia en los colegios?

Redacción ContentLab
Miércoles 22 de mayo del 2019

Desde 2013 se han reportado más de 26 mil casos de violencia escolar, según el Ministerio de Educación. La mayoría de reportes provienen de la educación pública (84%), lo que evidencia la envergadura de un problema nacional que afecta, sobre todo, a los sectores sociales más vulnerables del país.

CARE Perú, organización internacional dedicada a erradicar la pobreza, conoce este problema de cerca. Desde 2016, bajo el programa Niña con Oportunidades que se realizó primero en la provincia de Chinca (Ica) y ahora en las provincias Huaitará y Angaraes (Huancavelica), han atendido a cerca de 5 mil niños y niñas de nivel secundario.

“Mediante nuestros programas promovemos un cambio de actitud y aptitud en estos chicos -muchos de los cuales deben recorrer largas distancias para llegar a sus establecimientos- para que disminuyan las conductas agresivas y puedan convertirse en líderes y agentes de cambios”, explica Maclovio Olivares, Jefe de Proyectos en Educación en CARE Perú.

Lograrlo no es fácil. La encuesta de Young Voice, de la ONG Save the Children, revela, además, que el 45% de adolescentes aseguró haber visto que alguien fue golpeado en el colegio, el 43% dice que fue acosado por las redes sociales, el 22% se sentía preocupado por ser víctima de bullying y el 35% se sentía inseguro en su propia aula y durante el recreo.

Pero, hay un problema aún mayor: aunque casi el 40% reconoce que es víctima de acoso escolar, solo la mitad se atreve a denunciar. Por ello, para enfrentar este problema, en agosto de 2018 el Minedu capacitó a 237 profesionales de 200 Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL), correspondientes a 23 regiones, para implementar protocolos de atención en casos de violencia física, sexual y psicológica.

Niñas, niños y adolescentes con el apoyo de Save the Children crearon una canción para decir cómo es la escuela que sueñan. Ellas y ellos han aportado sus propias experiencias y necesidades.

EDUCAR PARA LA VIDA
No existe un único camino para abordar esta problemática. “Nosotros promovemos una educación en habilidades para la vida”, dice Olivares. Para ello, se enfocan en educar a los jóvenes en base a tres pilares fundamentales: habilidades sociales, educación sexual integral y emprendimiento económico.

“Se les brinda información sobre derechos sexuales y reproductivos, prevención de la violencia y educación financiera para que formen sus propias pequeñas empresas. Los resultados los vemos en la reducción de la deserción escolar y el embarazo adolescente”, explica.

La capacitación también involucra a los docentes. En CARE han capacitado a más de 500 de ellos. “No somos mediadores ni solucionadores. Desde el inicio buscamos transferir metodología, conocimientos y herramientas para que puedan atacar estos problemas de manera sostenible”, dice Olivares, cuyo trabajo promueve el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 44, por una educación de calidad.

MENOS CONOCIMIENTO Y MÁS CORAZÓN
“La educación está muy basada en lo cognitivo y está dejando mucho de lado el desarrollo de las dimensiones socioafectivas“, explica la psicóloga clínica Michelle Remy, quien también es psicoterapeuta en Casita Munay, un proyecto educativo que acompaña a bebés, niños y niñas de 0 a 6 años y a padres de familia.

La metodología de Casita Munay se basa en el modelo ecológico de violencia escolar, que mide la calidad de los vínculos y el afecto, el manejo de conflictos, el proyecto de vida y la generación de intereses personales.

“En el caso de la escuela -precisa Michelle- los soportes sociales son los amigos, los padres, los docentes y coordinadores, y las políticas o actividades genera la escuela son claves para prevenir la violencia”.

“En Munay se prioriza el desarrollo socioemocional. Esto es fundamental para el desarrollo de los seres humanos. Cuando el niño va creciendo se va dejando lo afectivo, porque la misma sociedad te pide el desarrollo cognitivo. Pero las personas no somos solamente cerebro”, finaliza Michelle.

► Para promover el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y lograr un efecto multiplicador, lo primero es reconocer y celebrar los proyectos sostenibles. Por eso, si tienes una iniciativa que contribuye al desarrollo de las comunidades y el país, postúlalo en pods.pe

PATROCINADORES