Los conflictos sociales y el camino hacia la paz Los conflictos sociales y el camino hacia la paz

Los conflictos sociales y el camino hacia la paz

Redacción ContentLab
Viernes 20 de noviembre del 2020

El mapa interactivo de conflictos sociales en el Perú, desarrollado por la Defensoría del Pueblo, demuestra que los puntos de ebullición de estos problemas conforman una especie de segunda cordillera que atraviesa el país de norte a sur. Estos van desde temas socioambientales, territoriales y comunales hasta problemas laborales y de gobernanza. En su mayoría, están vinculados a la minería, los hidrocarburos, los residuos y el saneamiento, la energía y las actividades agroindustriales y forestales.

Se trata de tensiones que, según detalla la Defensoría, surgen a raíz de que los “intereses, objetivos, valores, creencias o necesidades” de la sociedad, el Estado y las empresas se contraponen y crean situaciones que, en muchos casos, pueden derivar en enfrentamientos violentos. Estos conflictos sociales permanecen activos o latentes por sobre cualquier coyuntura en el país, como ha señalado la misma organización, incluso durante la pandemia. Solo en agosto, se han registrado 190 casos. 

Frente a esta realidad, los proyectos que contribuyen al logro de una sociedad pacífica, justa, inclusiva y libre de violencia cobran una relevancia crucial para el país. Por ello, el Reconocimiento PODS, organizado por Perú Sostenible, destaca las mejores iniciativas encaminadas hacia la Agenda 2030 de las Naciones Unidas en cinco categorías, una de las cuales es precisamente Paz. 

Actores clave

En dicha categoría, el Reconocimiento PODS premió al proyecto de fortalecimiento del desarrollo local Forgel, de Antamina. El objetivo principal de esta iniciativa es contribuir a mejorar la capacidad de los territorios para la gestión de su desarrollo desde los distintos actores involucrados: el gobierno local y la sociedad civil. Esta estrategia, destacó el jurado del evento, responde a una problemática nacional actual y convierte a las empresas involucradas en actores claves para el desarrollo de las comunidades a largo plazo. 

“El equipo del proyecto Forgel demuestra, con mucho esfuerzo en el campo, que el compromiso y el trabajo en equipo puede sacar adelante distritos y comunidades en zonas rurales, a veces remotas. Que se puede mover la rueda del desarrollo y que la mirada a largo plazo es posible en los territorios”, aseguró Ricardo Ordoñez, superintendente de Desarrollo Sostenible de Antamina. 

Forgel es solo un ejemplo del potencial de los más de 400 proyectos que han postulado al Reconocimiento PODS en sus dos ediciones y que aspiran a un mundo más justo para las personas y respetuoso del medio ambiente, guiados por los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por Naciones Unidas.

 

PATROCINADORES