Educación financiera: ¿por qué debemos inculcarla en los niños? Educación financiera: ¿por qué debemos inculcarla en los niños?

Educación financiera: ¿por qué debemos inculcarla en los niños?

Redacción ContentLab
Miércoles 31 de julio del 2019

Poca cultura de ahorro, desconfianza en el sistema financiero o errores al pedir préstamos son el reflejo de la falta de educación financiera en un país. La consecuencia directa de que las personas no sepan cómo administrar o invertir su dinero es el sobreendeudamiento. Esto afecta a la economía personal, el presupuesto familiar y empresarial, pero sobre todo el bienestar de las personas, pues en una crisis económica la frustración y el estrés aumenta. Por ello, es esencial enseñarle a los niños, desde pequeños, finanzas y todo lo relacionado al manejo adecuado del dinero. 

En nuestro país, de acuerdo con un estudio de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), menos del 5% de la población peruana tiene conocimientos financieros. En el 2017, los resultados de la prueba PISA de Educación Financiera revelaron que los estudiantes peruanos tienen un nivel muy básico en el desarrollo de competencias financieras: el Perú se sitúa en el penúltimo puesto de 14 países, con 403 puntos.

Las personas incluidas en el sistema financiero tienen más oportunidades para salir de la pobreza al invertir en diferentes actividades económicas. Pero, la falta de conocimientos sobre finanzas repercute negativamente en este proceso e incide en el desarrollo económico.

Al Día, una empresa privada que ofrece asesoría y educación financiera, señala que hasta junio último, uno de cada cinco peruanos registra deudas en el sistema financiero por encima de un monto equivalente a 10 veces su sueldo. Asimismo, en los últimos 12 meses aumentó el número de personas endeudadas con más de tres entidades financieras.

Para revertir esta situación, la SBS ha implementado el Plan Nacional de Educación Financiera (Planef), que fija lineamientos y acciones para articular y reforzar las iniciativas de educación financiera que se desarrollan en el país hacia el 2021. El proyecto, que se realiza en coordinación con otras entidades como los ministerios de Educación, Economía y Finanzas, Producción, entre otros, tiene como objetivo desarrollar las competencias en el alumnado para que puedan manejar sus finanzas de manera eficiente.

EDUCACIÓN PARA LA INCLUSIÓN
El sector público no es el único que está al tanto de esta problemática. LMI Perú es un emprendimiento social que busca promover la inclusión y el desarrollo a través de la democratización de la educación financiera. Mediante la ejecución de programas de finanzas empresariales y personales a clientes individuales o corporativo logran financiar programas gratuitos de educación financiera para empoderar a personas en situación de vulnerabilidad.

Han realizado más de 30 proyectos sociales desde 2012 en diversos distritos de Lima. En total, han brindando apoyo a más de 300 personas en asesorías en finanzas personales y más de 200 en empresariales. El 70% de sus beneficiarios son mujeres.

Bruna Rondón y Renzo Morales, ambos directores de LMI Perú - proyecto que forma parte de la red Kunan, plataforma de emprendimiento social y ambiental de Perú 2021- coinciden en que el Perú se ha vivido una suerte de analfabetismo financiero.

“Es obvio que tengamos este problema si a nadie se le enseña llevar sus finanzas. Por eso, es importante que el gobierno esté incluyendo la educación financiera en la currícula estudiantil. Así como se les enseña lenguaje y matemáticas, también se le va enseñar temas financieros”, aseguró Rondón.

Morales, por su parte, dice que el rol del sector privado es fundamental en la educación financiera porque tienen un contacto constante con la población. “El sector financiero podría comunicar de manera más clara, concisa y adecuada la información financiera para ciertos públicos. Hay términos que mucha gente no entiende”, opinó. 

 

La tarea de mejorar la educación financiera está fuertemente relacionada a alcanzar el Objetivo de Desarrollo (ODS) de la ONU número 4: Educación de calidad. 

BANCO DE NIÑOS
Otra iniciativa nacional que busca fomentar la educación e inclusión financiera es la del Banco Cooperativo del Estudiante Bartselana, creada por el estudiante arequipeño José Adolfo Quisocala Condori, cuando este tenía 7 años de edad. Esta organización, también conocida como el Eco-Bank, promueve la educación e inclusión financiera y el emprendimiento a través del manejo adecuado de residuos sólidos.

La entidad bancaria recolecta, mediante sus clientes, residuos sólidos, como papel y cartón. Estos son vendidos a una papelera, donde se les recicla transformándolos en papel higiénico. El dinero de la venta va a la cuenta del niño y puede ser utilizado solo cuando cumpla su meta de ahorro. Los padres no pueden retirar este dinero.

Por este proyecto, Quisocala Condori ha ganado diferentes premios nacionales e internacionales, incluído el Children’s Climate Prize 2018. El joven emprendedor ha explicado que muchas veces los niños quieren ayudar, pero los adultos no confían. Para cambiar este paradigma, creó la Escuela de Educación Financiera y Emprendimiento, que permite crear una cultura del ahorro y el emprendimiento desde la infancia. 

Además, el banco del Estudiante actualmente supera los tres mil clientes y sus expectativas son expandirse a Cusco, Moquegua, Puno y Tacna. Walt Disney Company entendió la importancia de esta revolución del conocimiento y decidió contar la historia de Condori en un documental que se estrenará el próximo 20 de noviembre, en el Día Mundial del Niño. Porque inspirar a más niños es la garantía de un mundo más emprendedor y sostenible en el futuro.

► Si tienes proyectos sociales, debes saber que Perú Sostenible es el encuentro de Sostenibilidad más grande del país y reunirá a empresas líderes, organizaciones internacionales, expertos y ciudadanía en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Se realizará en la explanada del Museo de la Nación, el 20 y 21 de agosto del 2019. Participa ingresando aquí
 

PATROCINADORES