Día de la papa: ¿por qué es tan importante su diversidad? Día de la papa: ¿por qué es tan importante su diversidad?

Día de la papa: ¿por qué es tan importante su diversidad?

Redacción ContentLab
Miércoles 29 de mayo del 2019

“¿De qué sirve tener más de 3 mil variedades de papa peruana si estas no entran al mercado?”, se preguntó en 2004 la ingeniera agrónoma Celfia Obregón Ramírez. La situación en el campo era caótica para el sector papero: el consumo de papa fue reemplazado por arroz y fideos y como consecuencia su consumo bajó de 120 kilos en 1960 a 35 kilos por persona en 1990.

A esto se sumaron otros problemas: pérdida de biodiversidad como consecuencia del monocultivo, baja productividad, disminución del consumo, pérdida de conocimientos y prácticas ancestrales, falta de organización para acceder al mercado, enumera Obregón. Todo ello hacía más difícil sembrar y conservar papas nativas.

Pero la ONG Asociación para el Desarrollo Sostenible, Aders Perú, que creó Obregón en 2004, permitió a los agricultores multiplicar el consumo interno del tubérculo. Un año después, el impulso de esta gestión para revalorar la papa peruana llevó a crear el Día Nacional de la Papa, que se conmemora cada 30 de mayo. Su campaña publicitaria permanente fue un factor clave en impulsar el consumo de la papa en el país, que hoy es de 89 kilos al año, según el Minagri. Se espera que para el 2021 esta cifra se eleve a 92 kilos. 

Aders Perú se ha enfocado en promover el desarrollo socioeconómico por medio de la capacitación, la inserción tecnológica, el impulso de la organización y la optimización del acceso al mercado. Esto permitió a los pequeños productores organizados vender papas seleccionadas y clasificadas a supermercados, grandes restaurantes y otros negocios.

“Somos un sector de crecimiento en los últimos 15 años”, afirma Obregón, quien se ha dedicado a revalorar la gran variedad de papas peruanas mediante buenas prácticas de cultivo. Actualmente, Perú es el primer productor de papa de América Latina y el Caribe con más de 5 millones de toneladas al año (90% para el mercado nacional), según el Ministerio de Agricultura y Riego.

PAPA CON VALOR AGREGADO
Para fortalecer el crecimiento del sector de la papa y la diversidad de productos nativos, Obregón fundó en 2016 El Centro de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica de la Papa y otros Cultivos Andinos - CITE Papa, proyecto en el que hoy centra todos sus esfuerzos como directora ejecutiva.

Mediante el programa de Asistencia Técnica y Capacitación, los agricultores productores de la región de Huánuco, han aprendido a utilizar las mochilas de fumigación y la indumentaria de protección personal para optimizar la producción, incrementar la productividad y mejorar la calidad de las papas huanuqueñas.

La Asociación de Productores Agropecuarios ECOMUSA de San Pedro de Cayna (Huanuco), que reúne a 33 familias de agricultores de papas, también han recibido esta capacitación. Ellos trabajan en una zona que se caracteriza por la producción de una de las variedades de papa nativa -sin cruce ni cambios genéticos- más apreciadas del país: la Amarilla Tumbay, que se cultiva a mayor altura y en condiciones de clima más extremas que las variedades comerciales, y, además, alimenta más del doble que una papa común. Pero su precio final es más caro.

Por su parte, el ingeniero Leonardo Espinoza Ramírez, quien ha trabajado más de 25 años por la conservación y revaloración de la papa andina -también miembro de ECOMUSA- afirma que las papas nativas de pulpa de colores, por ejemplo, no se comercializaban antes. Pero hoy, en cambio, van surgiendo nuevos productos, como snacks, el primer macerado de pisco o el primer vodka en base a estas papas nativas.

“Ahora hay mercado y estamos multiplicando variedades nativas y de color para venderle a mercados y cocineros. Pero aún es en pocas cantidades, falta trabajar bastante”, afirma Espinoza, quien explica que, a diferencia de la producción de papas comerciales a gran escala, muchos pequeños agricultores aún cultivan pensando en comerlas.

Espinoza, sin embargo, reconoce que la producción sostenida e inclusiva de papas es fundamental para garantizar el trabajo decente y el crecimiento económico, uno de los pilares de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible de la ONU.

 

► Para promover el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y lograr un efecto multiplicador, lo primero es reconocer y celebrar los proyectos sostenibles. Por eso, si tienes una iniciativa que contribuye al desarrollo de las comunidades y el país, postúlalo en pods.pe

PATROCINADORES