Actualidad

Empresas: 5 casos de corrupción más sonados de la historia

Se caracterizaron por ser las empresas más importantes en su rubro, pero no sobrevivieron a sonados escándalos de corrupción.

Empresas: 5 casos de corrupción más sonados de la historia

Una de las empresas que estuvo en un caso de corrupción fue Enron Corporation. Sepa más casos en esta nota.

Los escándalos en el mundo corporativo, ya sean por corrupción, soborno, fraude o simple avaricia, generan un impacto significativo en la economía en su conjunto. Porque, por lo general, se trata de empresas que han alcanzado el liderazgo económico dentro de su sector. Por lo tanto, cuando caen, no solo arrastran a sus directivos a la cárcel, afectando a sus clientes y consumidores, sino que golpean toda una cadena de pagos y suministros. En tiempos en los que la corrupción afecta la reputación de las empresas más importantes de sus respectivos sectores, recordamos cinco casos de avaricia que llevaron a sus CEO a la cárcel y a las firmas a la quiebra.

1. ENRON

Figuró durante años a la cabeza de los rankings como la empresa más importante de su sector. Según la revista Fortune, durante cinco años consecutivos, fue la empresa más innovadora de los Estados Unidos. Enron Corporation, empresa del rubro energético, simbolizó en algún momento el modelo de compañía que marcaba el camino y redefinía el futuro. Considerada la séptima corporación más grande de los Estados Unidos en el campo de la generación de electricidad, llegó a controlar el 25% de la energía que se producía en ese país entre los años 1996 y 2000.

No obstante, la empresa construyó su imbatible supremacía sobre el terreno del tráfico de influencias y el fraude contable. A través de la creación de más de 800 Empresas de Propósito Especial, Enron consiguió más crédito y engañó a sus inversores, quienes creían que el dinero no dejaba de ingresar. Los organismos reguladores no detectaron estas acciones ilícitas porque creían en la información oficial y pública que presentaba la empresa. Incluso, en agosto de 2000, la compañía ganó el premio del Financial Times a la “Energética del Año”.

Finalmente, dos meses después de los atentados del 11 de setiembre en Nueva York, Enron anunció que debía hacer correcciones a sus estados financieros de los años 1997 al 2000, declarando una reducción de ganancias de más US$613 millones, además de una reducción de capital de US$1.200 millones. Kenneth Lay, presidente, y Jeffrey Skilling, CEO, fueron llevados a juicio por más de 30 delitos, incluidos conspiración y fraude bancario.

2. ARTHUR ANDERSEN

La debacle de Arthur Andersen se produjo bajo el manto del escándalo de Enron, que llevó a la millonaria compañía de energía a la quiebra tras haber adulterado sus libros contables, pasando deudas como activos, con el respaldo de Arthur Andersen. Precisamente, la responsabilidad de dicha firma era certificar que la contabilidad de Enron reflejaba fielmente su realidad. Pero, contradictoriamente a lo que predicó la consultora durante casi un siglo, la claridad, en este caso, fue opacada por su complicidad.

Con presencia en 84 países de los cinco continentes y con la ética como piedra fundacional, la consultora pasó rápidamente de empresa modelo a ser una empresa apestada, sancionada por la justicia americana, con una inhabilitación parea operar en Estados Unidos, provocando un efecto en cadena en el resto de oficinas en mundo. En el Perú, los representantes de Arthur Andersen se separaron de la firma, sumándose la mayoría como socios de la firma Ernst & Young.

David Duncan, ex auditor jefe de Arthur Andersen para Enron, se declaró culpable de los cargos de obstrucción a la justicia. En 2002 la querella concluyó con una sentencia de cinco años de inhabilitación en los Estados Unidos y al pago de una multa de 500,000 dólares, además de tener que pagar más de 60 millones para resolver las demandas vinculadas al caso Enron.

3. BEAR STEARNS

Si hay un evento que marcó el preludio de la crisis financiera de 2008 fue la quiebra de Bear Stearns. Este poderoso banco de inversiones, que durante décadas estuvo en lo más alto del prestigio de las élites financieras, apostó todos sus activos a las llamadas hipotecas subprime, que resultaron ser sumamente tóxicas para el sistema. Con más de ocho décadas de existencia, Bear Stearns fue uno de los bancos de inversiones que marcó el rumbo financiero mundial hasta que en agosto de 2007 reconoció que sus activos, basados en hipotecas subprime, eran basura.

La elaboración y venta de títulos con garantía hipotecaria de alto riesgo, conocidas como subprime, eran eficientes porque promovían el crédito de vivienda a familias de bajos recursos. Pero el problema surgió cuando se empezó a otorgar créditos sin hacer el obligatorio análisis de riesgo a familias que finalmente no estaban en posición de pagar créditos de largo plazo. La morosidad de los deudores se disparó a tal punto que puso en serios aprietos los activos del banco, que convirtió esas hipotecas en instrumentos financieros cotizados en bolsa.

En diciembre de 2007 Bear Stears registró pérdidas por 854 millones de dólares, algo que nunca había ocurrido en sus 84 años de historia. El banco reconoció sus problemas de liquidez, provocando la caída de sus acciones. En 2008 la firma se declara en quiebra.

4. DAEWOO MOTORS

Creada en 1982 por Kim Woo-choong, Daewoo Motors se expandió gracias a la producción de vehículos de bajo costo. Sin embargo, para 1997, tras la crisis financiera que sacudió al Asia, saltaron a la luz compromisos impagos por más de 70.000 millones de dólares, que el conglomerado no pudo asumir, que llevaron poco a poco a la lenta desaparición de la empresa. Mientras Kim Woo-choong recorría el mundo presentando libros sobre cómo convertirse en un empresario exitoso, era acusado en su país de malversación de fondos y fraude contable.

Para 1996, con ventas anuales por más 60.000 millones de dólares, Daewoo Motors alcanzó una presencia en 110 países. Pero, así como crecían sus ingresos, también aumentaban sus deudas. Si bien una forma de crecer es en base a la toma de créditos, en el caso de Daewoo Motors las deudas superaron el índice saludable de crecimiento. Un año después, cuando se desató la crisis financiera asiática, el gobierno de Corea del Sur cortó los subsidios y los préstamos a Daewoo Group, provocando su caída.

El gobierno forzó a la empresa a reducir su nivel de endeudamiento en 200% en solo un año. Cuando Daewoo Motors ofreció afrontar sus deudas con la aceleración de exportaciones, el gobierno no aceptó. Para 1998, con pérdidas por más de 414 millones de dólares, el holding enfrentó a sus acreedores sin posibilidades de acceder al rescate del gobierno. La situación se agravó cuando se revelaron casos de corrupción y sobornos.

5. WORLD COM

La compañía telefónica WorldCom se declaró en bancarrota en 2002. Los activos de la empresa, valorizados en unos 100.000 millones de dólares, convirtieron esta quiebra en la mayor de la historia, por encima de la de Enron, que sumaba unos 63.000 millones en activos. WorldCom reconoció haber disfrazado como inversiones alrededor de 3.800 millones de dólares en gastos operativos. Aunque al principio su fundador, Bernard Ebbers, manifestó no tener conocimiento sobre el fraude contable, la justicia determinó su responsabilidad.

Entonces, las fuentes de financiación se secaron de inmediato y los bancos apenas esperaron unos días para declarar en quiebra sus últimos créditos. El escándalo registró un nuevo hito cuando un grupo de 25 bancos denunció habían sido objeto de un fraude por parte de WorldCom por un importe de 2.500 millones de dólares. Los acreedores comenzaron a reclamar el pago de sus servicios por adelantado. Este escenario, sumado al golpe a su reputación, provocó enormes pérdidas del orden de los 1.200 millones de dólares.

¿Cómo logró Bernard Ebbers pasar por debajo del radar de los organismos reguladores? Gracias a la labor de su firma contable, Arthur Andersen, la misma que maquilló los libros de Enron. Ebbers fue sentenciado a 25 años de cárcel.

Ahora que ya sabemos con detalle cómo cayeron las empresas más importantes de sus respectivos sectores, ¿qué normas podemos implementar al interior de nuestras empresas para evitar que se repitan estos casos?

Tags relacionados

Espacio Patrocinado