Actualidad

Logística global: Conoce las 5 mejores prácticas del sector

Supply Chain 247 comparte cuáles serán los desafíos de la logística en un contexto de incremento de costos.

Logística global: Conoce las 5 mejores prácticas del sector

El porcentaje del costo total atribuible a la gestión de la cadena de suministro varía desde entre 3% a 5%, generalmente en un entorno de abastecimiento local, y hasta un 35% en un entorno global.

El área de logística se ha convertido en uno de los ejes centrales de toda organización que aspira a seguir creciendo en este panorama global de crisis, incertidumbre y transformación digital. Cada vez se centran más los esfuerzos en asegurar que los productos llegan al consumidor de la manera más efectiva y se intentan mejorar las cadenas de suministro para optimizar los procesos de compra y producción. Por esa razón, conceptos como la robotización, la automatización, la inteligencia artificial (IA), impresión en 3D, el e-commerce, entre otros, se han convertido temas de preocupación para los protagonistas del sector.

Actualmente, el panorama empresarial moderno está marcado por niveles crecientes de fuentes globales, particularmente en países emergentes de bajo costo. Si bien muchas empresas, en una variedad de industrias, logran ahorros de a través de esta estrategia de tercerización en estas naciones, en los últimos años los beneficios se han reducido. Esto es producto de las complejidades relacionadas a la logística global. Y a pesar de que los costos totales de la cadena de suministro parecían reducirse, los costos en materia de transporte y logística se han ido incrementando como parte del porcentaje del costo de los bienes vendidos.

¿Por qué? Es el resultado del incremento en los precios del combustible, los costos intrínsecos del flujo de mercancías a larga distancia y los desequilibrios en la capacidad de transporte, tanto para el transporte interno como para el transporte aéreo y marítimo internacional, desde países como China hacia Estados Unidos o Europa. Bajo esa perspectiva, los tiempos de entrega de suministros a menudo poseen un alto grado de variabilidad, lo que puede llevar a un rendimiento de entrega deficiente, así como a productos, componentes y mercancías no disponibles. La congestión en los puertos de América del Norte y Europa es cada vez peor.

INNOVACIÓN FRENTE A LA CRISIS
Son muchos los ejemplos de innovación en la logística para mantener competitivas a las empresas. Por ejemplo, en el sector minero, que entre los años 2011 y 2015 enfrentó caídas en los precios del cobre, la plata y el zinc, de entre 30% y 40%, empresas como Antamina innovaron en este campo para hacer frente a la caída de sus ingresos, en un contexto en el que costos en trasporte de carga, explosivos y químicos se mantenía como en años de bonanza. Entonces, Enrique Alania, gerente de Logística de Compañía Minera Antamina, la principal productora de cobre del Perú, diseñó una estrategia para reducir los costos de transporte.

Fue así que, tras reunirse con sus principales proveedores de la cadena de suministros, encontró la forma de rediseñar los costos, elevando la eficiencia de los envíos, como pasó con la empresa de logística Dinet, operador del Grupo Sandoval, que encontró la forma de sumar una quinta llanta en sus recorridos a la mina, para abastecer a los camiones ‘dumper’ de repuestos en forma oportuna, reduciendo así el número total de recorridos. De esa forma, Antamina convirtió a sus proveedores de logística y transporte en sus socios estratégicos, impulsando iniciativas conjuntas para realizar operaciones más seguras, rentables y eficientes.

Por el lado de los operadores logísticos, con el objetivo de optimizar la distribución de productos, destaca el caso de Ransa, el operador logístico más importante del país, que invirtió en la construcción de un embarcadero fluvial de clase mundial en Pucallpa (Ucayali), que les permite ahora a sus clientes contar con un lugar seguro para el trasporte intermodal por vía terrestre o fluvial. En el caso de Neptunia, otro de los operadores más relevantes del sector, consolidó su liderazgo en el norte del país, a partir de una mayor especialización en el sector agroexportador, a partir de una estrategia de diversificación en otros rubros.

BUENAS PRÁCTICAS
Las empresas líderes están implementando múltiples estrategias para responder a la complejidad de la gestión de la logística global, en un esfuerzo por reducir los costos de transporte y mejorar los niveles de servicio. Como resultado, la logística se está convirtiendo en una función comercial más estratégica en las empresas. Bajo ese enfoque, la web especializada Supply Chain 247, que reúne a las mentes más brillantes de la industria, comparte cuáles son las mejores prácticas del sector para administrar la logística global.

1. Evaluar y determinar el modelo correcto:

Las empresas que logran el éxito en la logística global están evaluando el modelo operativo de logística que más se acomoda a sus necesidades. Se preguntan: ¿es estratégico desarrollar competencias relacionadas al diseño de la red logística, el abastecimiento y la gestión logística, la planificación de la capacidad de transporte, de envíos globales, visibilidad y gestión de eventos? Además, las empresas con muchas divisiones están creando una estructura de servicios compartidos para planificar, ejecutar, monitorear y medir los movimientos globales de mercancías, pasando a modelos comerciales 4PL (Fourth Party Logistics) internos para administrar y atender las necesidades en varias líneas de negocios y regiones.

2. Relaciones estratégicas con los proveedores

Debido a problemas de capacidad de transporte global y la necesidad de que los proveedores de servicios de logística (LSP) brinden altos niveles de servicio, las empresas están redefiniendo sus relaciones con los proveedores de servicios a un nivel más estratégico, con programas denominados “LSP friendly”. El objetivo es adoptar tasas más competitivas en términos de costos del servicio. En ese contexto, el conocimiento local puede ser una palanca importante para evitar retrasos y garantizar el cumplimiento de los calendarios. En esa línea, se están desarrollando e implementando métricas de logística global e indicadores clave de rendimiento (KPI) para calificar y monitorear el desempeño de las LSP.

3. Sistemas y procesos de visibilidad global

La visibilidad de los ciclos de vida de los pedidos y los envíos es tan crítica como las asociaciones de terceros para hacer frente a las complejidades relacionadas con la ejecución de la logística global. Al lograr una visibilidad temprana de las excepciones (situaciones que provocan retrasos) y alertar de forma proactiva a las partes involucradas, las empresas pueden mitigar los impactos negativos de los traspasos y otros procesos potencialmente peligrosos para el cumplimiento de los horarios establecidos. La correcta administración de las excepciones es una herramienta poderosa para gestionar la variabilidad en el flujo global de mercancías, con miras a no provocar sobrecostos debido a los retrasos.

4. Enrutamiento y consolidación inteligente

Las empresas que tienen grandes volúmenes de envío en regiones específicas están tomando un mayor control de los procesos de planificación de transporte internacional. Tradicionalmente, la mayoría de las empresas han establecido reglas comerciales para determinar el enrutamiento (establecer la mejor ruta entre diferentes redes bajo un enfoque de eficiencia) para países de origen y destino específicos. Dada la necesidad de lidiar con problemas de capacidad de transporte y maximizar la utilización de contenedores, ahora están avanzando hacia un proceso más dinámico, y buscar oportunidades de consolidación en todo el país, aprovechando centros para la distribución para realizar transcargas o desvíos.

5. Rediseño de la red logística y análisis de escenarios

Para aprovechar al máximo los beneficios de la logística global, las empresas deben evaluar continuamente su red logística global y evaluar permanentemente los factores clave, tales como las redes de distribución física, estructuras de rutas, estrategias multimodales y requisitos de capacidad.

En el pasado, tales ejercicios solían realizarse anualmente o una vez cada dos o tres años. Sin embargo, el ritmo acelerado de los negocios globales modernos dicta una evaluación más frecuente del diseño de redes logísticas. Con la planificación de escenarios, análisis y gestión, bajo una mirada “qué pasaría si”, las compañías podrán cosechar todos los beneficios y minimizar los riesgos asociados con el abastecimiento global.

Las próximas inversiones en infraestructura deberán apuntar a cerrar el círculo de la logística de entrada con la logística de salida, haciendo eficiente el uso de los activos utilizados en la cadena, con la finalidad de contar con una circulación oportuna, segura y de bajo costo. Solo de esa forma los costos logísticos dejarán de representar la tercera parte de la operación de las empresas. Cabe preguntarse, ¿cómo se podrá aprovechar las herramientas digitales y la transformación tecnológica para hacer más eficientes estos procesos?

 

 

También te podría interesar...

[Business Intelligence: 10 temas que serán tendencia este 2018]

Tags relacionados

Espacio Patrocinado