Actualidad

¿Qué características debo reunir si quiero ser mentor?

El mentor tiene como reto transmitir o comunicar su experiencia, y que esta se convierta en consejos útiles.

¿Qué características debo reunir si quiero ser mentor?

Para ser un buen mentor se requiere escuchar y tener la capacidad de formular preguntas abiertas.

En los negocios, como en la mayoría de las situaciones de la vida real, la autosuficiencia no es una buena consejera. Por el contrario, podría convertirse en una traba en términos de tiempo, recursos y resultados. Por ejemplo, Mark Zuckerberg probablemente no sería el millennial más importante y exitoso de su generación si Steve Jobs no hubiera aceptado ser su mentor, y quizá el mismo Jobs no habría hecho de su regreso a Apple los mejores años de su vida profesional sin el ejecutivo Bill Campbell como mentor.

Para Jobs, el talento de Campbell no solo radicaba en su capacidad para ver cosas dentro de él que por sí mismo no podía ver, sino en su habilidad para sacarlas, pulirlas y modelarlas. En ese sentido, muchas personas, sobre todo en el mundo de los negocios, están tan bloqueadas en su búsqueda de respuestas que necesitan recurrir a mentores, personajes que en la mayoría de los casos han recorrido el camino antes que nosotros.

Relaciones destacadas entre mentores y mentorados son los de la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, con el economista Larry Summers, ex secrtario del Tesoro de Estados Unidos. Al igual que otras figuras exitosas del mundo empresarial, Sandberg buscó la guía de su ex profesor universitario de Harvard, quien la invitó a hacer carrera en el Banco Mundial apenas acabó su carrera de economista. De la misma forma, el magnate estadounidense de los negocios, Warren Buffett, considerado el inversionista más exitoso del siglo XX, fue mentor del fundador de Microsoft, Bill Gates, quien conoció a Buffett en una cena organizada por la madre de Gates, donde los dos hablaron sobre negocios y filantropía. Gates ha comentado en varias oportunidades que ha recurrido a Buffett en busca de asesoramiento sobre diversos temas. El mentor, más que resolver los problemas del mentorado o decirle qué hacer, reta al mentorado a ser cada vez mejor.

Bajo ese enfoque, el mentor ocupa el lugar que en el pasado le correspondía a la persona con más 'canas' en la empresa, generalmente con una posición en el consejo o directorio, como delegado o director. En las últimas décadas, si bien esta posición se ha institucionalizando, no significa que en el 100% de los casos el mentor ocupe un cargo dentro de la empresa, por lo que podría ser el presidente o CEO de otra organización afín al sector, o podría tratarse incluso de un par generacional que acompaña a la persona en su recorrido empresarial. Hoy, en el mundo de las incubadoras de negocios y startups, existen pools de mentores para aquellos emprendedores con grandes ideas, pero con poca experiencia en temas de finanzas, gestión o dirección de empresas. Por ejemplo, redes de soporte para emprendedores de base tecnológica, como Endeavor o UTEC Ventures, aportan valor a las startups que participan en sus procesos de incubación o aceleración.

Rafael Benavides, gerente comercial de infraestructura de la empresa ‎San Martin Contratistas Generales, es uno de los mentores de UTEC Ventures. Desde su posición, considera que los mentores deben reunir ciertas condiciones para potenciar las habilidades de sus aprendices:

1.Experiencia diseñando, operando o estructurando negocios: como la mayoría de emprendedores son jóvenes, apenas han culminado sus estudios superiores pero poseen grandes ideas, los mentores son los llamados a ponerles números a sus propuestas, gracias a su experiencia liderando negocios. En ese aspecto, los mentorados se nutrirán de las experiencias empresariales que le han tocado vivir en sus diferentes etapas de empresario.  

2.Experiencia o vinculación con aspectos comerciales: para ser exitosos, todos los negocios deben apuntar a tener una cartera de clientes, así sea como productos masivos, sofisticados o negocios B2B. Por lo tanto, resultará clave el aporte del mentor en el terreno de lo comercial, en áreas como marketing y ventas, ya que los menos experimentados enfrentarán situaciones reales en el mercado, donde deberán estar preparados para lidiar con la competencia o las preferencias del consumidor. 

3.Equipo de mentores con una experiencia multidisciplinaria: es difícil encontrar en una sola persona toda la experiencia y las habilidades necesarias para aportar ideas a un negocio o un emprendimiento. Es importante hablar de un equipo de mentores que se complementen en su formación, en su experiencia y que puedan abordar el proyecto o el emprendimiento desde una perspectiva más completa y holística.

4.Saber escuchar: entre las características propias del mentor, este debe ser una persona con la capacidad de formular preguntas abiertas para conocer y entender la realidad del emprendedor. Dedicar tiempo de calidad y comprender a la otra persona requiere de reflexión y conversaciones en las que es muy importante balancear adecuadamente la guía, el consejo, la transmisión de conocimientos y la escucha. Ponerse en el lugar del otro a través es fundamental para entender a la otra persona.

5.Valores y afinidad: si uno se plantea convertirse en mentor, o está en la búsqueda de uno, para ambos casos se debe tener en cuenta que para que ambos casos es necesarios que compartan los mismos valores, principios y tengan un grado de afinidad. Para enriquecernos del aporte de nuevas perspectivas, o consejos enriquecedores, el sentido de identificación debe ser mutuo para ambas partes.

RETAR Y SABER COMUNICAR
Para Benavides, un reto importante de los mentores no consiste solo en transmitir o comunicar su experiencia, sino lograr convertir esta en consejos que les sean de utilidad a los mentorados. Dentro de estas relaciones, es importante considerar que el mentorado es una persona joven, con hambre de comerse el mundo, y que generalmente cree que su idea es imbatible. ¿Cómo convencerlo de lo contrario? “Debemos apoyarlos y guiarlos, pero muchas veces también debemos asesorarlos para que replanteen sus ideas y evalúen lo que están haciendo para ver si es que se puede encontrar otra mejor manera o una alternativa que les permita tener una mejor idea del negocio”, explica Benavides. Para este mentor, el reto está en administrar las expectativas de los aprendices, aportar la experiencia, pero de una manera muy respetuosa y que no sientan que uno se está imponiendo a partir de su mayor recorrido empresarial.

En el Perú, el ecosistema de mentores apenas se está institucionalizando, alrededor de las incubadoras y aceleradoras de negocios. Por ejemplo, en el caso de UTEC Ventures, además de Benavides, destacan Alejandro Sandoval (Grupo Sandoval), Felipe Ortiz de Zevallos (Apoyo), Ignacio Arróspide (AFP Integra), Nicolás Droggett (Seguro Simple), Juan Francisco Rosas (Edificium), entre otros. Por el lado de Endeavor Perú, llama la atención la participación de Alejandro Ponce como parte de su red de mentores. Ponce, desde Nexus Group, la incubadora de negocios vinculada al Grupo Intercorp, diseñó negocios desde cero, como Supermercados Peruanos, Cineplanet o Innova School. Hoy, a pesar de que conserva todavía su acostumbrado perfil bajo, participa en esta aceleradora compartiendo con emprendedores su experiencia. Ponce, además de mentor, promueve la conformación de un ecosistema que le brinde soporte al emprendedor desde el lado del financiamiento, por lo que también invierte en este campo.

Finalmente, Benavides considera un error de parte del mentor cambiar o reemplazar la idea del emprendimiento por una propuesta suya, pues gracias a su experiencia multisectorial, debe complementar la visión del mentorado, retándolo y cuestionándolo hasta que la idea original se fortalezca y tenga capacidad de salir al mercado en busca de inversionistas o clientes. ¿Está listo para considerar convertirse en un mentor?

Tags relacionados

Espacio Patrocinado