Actualidad

¿Qué es la economía circular y cómo la aplico?

El uso inteligente de los recursos no solo genera eficiencias y ahorro sino un impacto positivo en el medio ambiente.

¿Qué es la economía circular y cómo la aplico?

La economía circular y la economía colaborativa promueven a que las empresas reutilicen y compartan sus residuos, con miras a minimizar su generación de desechos.

La eficiencia de las organizaciones privadas ha dependido durante décadas del uso adecuado de los recursos. No importa si son épocas de vacas gordas o vacas flacas, o si las empresas son pequeñas, grandes o medianas. Si no saben administrar con sabiduría los recursos con los que elaboran sus productos o servicios –desde la materia prima, los insumos hasta el talento de los colaboradores- perderán competitividad, al punto de poner en jaque el modelo de negocio. Peor aún, en un contexto en el que los recursos, sobre todo los naturales, son cada vez más escasos.

Por ese motivo, desde hace algunos años, empresas de diversos sectores han establecido planes de sostenibilidad con énfasis en la reutilización y reciclaje de los recursos, a partir de conceptos nuevos como la economía circular y la economía colaborativa. Bajo esta lógica, reutilizar el agua se ha convertido en una prioridad debido a la profunda brecha entre la oferta y la demanda. Pero, sumado a este esfuerzo, otra iniciativa que empieza a cobrar fuerza es aquella que se enfoca en los desechos orgánicos como insumo para otros sectores o actividades.

Juan Alberto Wu, CEO de la empresa de transportes Pikango, así como vicepresidente de Líderes+1, una red de emprendedores con visión de sostenibilidad, ha logrado implementar una interesante sinergia entre sus empresas. El restaurante Panchita, donde se desempeña como socio, genera una importante cantidad de residuos, entre los que se encuentra el aceite de cocina. Este, tras un proceso de reciclado, se transforma en biodiesel, que se utiliza como combustible en la flota de camiones. Esta acción de economía circular le genera ahorros de S/30.000 al mes.

Por otro lado, el resto de residuos de Panchita, como los residuos de los alimentos, son reutilizados con ayuda de la empresa Sinba (sin basura), una iniciativa socio ambiental que promueve el reciclaje, la reparación y la reutilización de los residuos orgánicos. En ese sentido, Sinba transforma los residuos orgánicos en alimento animal, a través de un proceso biotecnológico, para una red de granjas afiliadas, para alimentar animales como cerdos. La meta de Sinba, al próximo año, es trabajar con 20 restaurantes, recuperando 240 toneladas de residuos.

Precisamente, para saber cómo se aplica la economía circular a los negocios, conversamos con Juan Alberto Wu, quien ha desarrollado este concepto en las empresas en las que participa como socio, generando ahorros, eficiencias y un impacto positivo en el medio ambiente.

¿Cómo definirías la economía circular?

Es utilizar todos los insumos posibles tratando de generar el mínimo residuo. Es una visión que aplica a cualquier sector o actividad económica, pero sobre todo aquellos negocios que tienen que ver con la transformación de la materia prima.

¿En qué casos concretos se ha podido aplicar este concepto?

En nuestro caso, que estamos en los sectores de gastronomía y transporte, hemos encontrado la forma de aprovechar los residuos de una industria para reutilizarlos en otra unidad de negocio. Es decir, además de aplicar el concepto de economía circular, hemos generado espacios para la economía colaborativa, convirtiendo los residuos del aceite de cocina en biodiesel, como combustible para la flota de camiones. Es decir, un residuo de restaurantes, que no ya no se usará, y que podría terminar contaminando el medio ambiente, se convierte en insumo de otra empresa.

¿Cómo llegó a la conclusión de poder aplicar este forma de economía colaborativa?

Empezamos por hacer las cosas con sentido de búsqueda de soluciones. Es decir, pensando más allá de lo económico, sino en el medio ambiente. Al final, no se generan costos adicionales y se promueve un beneficio grande para la sociedad.

Pero, siendo dos unidades de negocios distintas, ¿cómo descubrió que se podían ejecutar este tipo de sinergias?

Fue mirando más allá de la empresa. Hoy tenemos que ir mucho más allá de las marcas, de las empresas, en busca de tener un país mejor. Si nosotros, como empresarios, miramos nuestras organizaciones, en busca de esas eficiencias, las vamos a encontrar. ¿Qué tiene que ver una firma de camiones con un restaurante? Probablemente nada, pero analizando con detenimiento los residuos que se generan descubrimos una solución. Es ampliar tu horizonte.

¿Es sostenible esta iniciativa o solo es una acción responsabilidad social?

Esto no es marketing. El gran problema de la responsabilidad social en las grandes empresas es que son acciones de marketing, que se deben hacer, pero que se vuelven un costo, y así no es sostenible en el tiempo. En cambio, en nuestro caso, se genera un ahorro económico, convirtiéndose más en una necesidad que en una obligación.

¿Tiene indicadores que expresen esas eficiencias?

Solo en el tema del biodiesel, ahorramos un 10% en nuestro presupuesto de combustible. No es un número despreciable. Ahorramos y le hacemos un bien a la naturaleza, porque el biodiesel genera menos emisiones. Otra iniciativa es la de reciclar el aceite de motor. Cada vez que le haces mantenimiento a un camión, botas el aceite del motor. Nosotros, en cambio, con el apoyo de una empresa especializada, lo rerefinamos, y lo volvemos a utilizar, generando ahorros de 20% del costo inicial en aceite. Todas las empresas, estoy seguro, tienen espacios para aplicar los conceptos de economía circular o colaborativa, solo deben buscar las sinergias y las eficiencias.

¿Qué es la economía circular y cómo la aplico?

 

También te puede interesar...

[5 escuelas de negocios internacionales para ejecutivos peruanos]

Tags relacionados

Espacio Patrocinado