Actualidad

¿Por qué los Juegos Panamericanos dinamizarán la economía?

La construcción de edificaciones, como estadios y villas deportivas, impacta directamente en el PBI del país, según experto.

¿Por qué los Juegos Panamericanos dinamizarán la economía?

Los sobrecostos que se generan en la construcción de infraestructura exceden en 156% el presupuesto estimado de inversión, según experto.

Budapest, Hamburgo, Boston, Los Ángeles y Roma son algunos de los países que meses atrás se retiraron de la disputa para ser sede de los Juegos Olímpicos 2024, dejando a París como única ciudad candidata. Antecedentes como los de Atenas 2004 (Olimpiadas), Guadalajara 2011 (Panamericanos), Sochi 2014 (Olimpiadas de Invierno), Toronto 2015 (Panamericanos) y Río de Janeiro 2016 (Olimpiadas), que dejaron economías fuertemente endeudadas y prácticamente sin obras de infraestructura útiles en el largo plazo, probablemente influyeron en este resultado.

Al respecto, el economista Andrew Zimbalist, Ph.D. de Harvard, y autor del libro “Circus Maximus: El negocio económico detrás de la organización de los Juegos Olímpicos y la Copa del Mundo”, señala que los sobrecostos que se generan en la construcción de infraestructura exceden en 156% el presupuesto estimado de inversión.

En ese sentido, el profesor Guillermo Quiroga, director de la Escuela de Postgrado de la UPC, coincide en que no siempre el resultado de ser sede es positivo. “Se ha estudiado mucho el tema y la literatura académica sobre los beneficios o perjuicios de organizar los Panamericanos, que están a un paso de ser considerados como las Olimpiadas, es basta”, afirma Quiroga. Pero, a decir de las experiencias positivas, el profesor rescata ejemplos como los de de Berlín (1936), Cali (1971), Barcelona (1992) o Nagano (1998), que lograron no solo importantes cambios urbanísticos, sino inversiones en las ciudades en términos de trasporte y espacios públicos que quedaron para los vecinos.

En esos casos, destaca el profesor Quiroga, cuando se hacen bien las inversiones, son tres los principales beneficios para la economía.

 

1. Infraestructura: La construcción de edificaciones, como estadios y villas deportivas, impacta directamente en el PBI de un país. Si bien los sobrecostos pueden convertirse en un problema, es posible enfrentar la sobredimensión del presupuesto a partir del diseño de arquitectura efímera, como se le llama a las edificaciones que serán construidas exclusivamente para el evento deportivo, a costos por debajo de construcciones de largo plazo.

2. Turismo: Miles de personas siguen de cerca a sus selecciones, por lo que se estima que llegarán más de 100.000 visitantes, quienes inyectarán a la economía más de US$300 millones. Este cálculo no solo incluye a las mismas delegaciones de deportistas, sino a todo su cuerpo de asistentes y familiares, así como a sus propios seguidores. En términos de turismo, los países sede han podido fortalecer lo que se conoce como la marca país.

3. Expectativas: Por lo mismo que el deporte genera energías positivas, así como por el mismo hecho de ser el país sede, el optimismo crece entre consumidores, empresarios e inversionistas. Un país unido alrededor de un objetivo genera un ambiente de confianza, mejorando la proclividad de las personas a gastar o invertir. En ese escenario, la economía, junto con todos los indicadores, se dinamiza producto de un clima que promueve los negocios.

Por otro lado, para el arquitecto Augusto Ortiz de Zevallos, el ser sede de un evento de esta naturaleza constituye una oportunidad única para que una ciudad se dé a conocer y explote sus posibilidades turísticas, comerciales y urbanísticas. “Unos Panamericanos pueden configurar una gran oportunidad. Impulsar un crecimiento sostenido del turismo, crear ciudadanía y acercar a la población al deporte. Pero se necesita un planeamiento para convertir un evento de esta naturaleza en el motor del desarrollo de una ciudad”. Ortiz de Zevallos recuerda el caso de Barcelona 92, que marcó la transformación de la metrópoli costera para siempre, y la transformó en foco cosmopolita del mediterráneo.

En ese sentido, si uno analiza los Panamericanos de Cali, Toronto y Guadalajara, así como los Juegos Olímpicos de Munich 72’, Barcelona 92’ y Sochi 2014, estos sirvieron para impulsar cambios urbanísticos importantes, sobre todo en la infraestructura de transporte y aeroportuaria. Un claro ejemplo fueron los Juegos Olímpicos de Invierno Nagano 98’, que posibilitaron la construcción del tren bala, que redujo de forma considerable el tiempo de viaje entre la ciudad anfitriona y Tokio, y se convirtió en el estándar del transporte moderno. Otras prácticas similares nos remiten a Barcelona 92’, que convirtió la otrora villa olímpica en lo que hoy es PobleNou, acaso el barrio más moderno y caro de la ciudad.

¿Los Juegos Panamericanos de Lima 2019 serán el momento más oportuno para invertir? Si es así, será mejor ir preparándose para ese momento, que no falta mucho.

 

También te puede interesar...

[Great Place to Work: ¿Cómo lograr estar dentro del ránking?]

Tags relacionados

Espacio Patrocinado