Negocios

Innovación: manual para emprender una startup

En el mundo empresarial es común escuchar el término startup. Pero ¿qué son?, ¿cómo funcionan? y sobre todo, ¿debo abrir una?

Innovación: manual para emprender una startup

En el Perú existen instituciones privadas y públicas que ofrecen financiamiento para abrir una startup.

Una startup es una empresa pequeña o mediana de reciente creación, delimitada en el tiempo, y normalmente relacionada con el mundo de la tecnología. Generalmente, un emprendimiento de esta naturaleza parte de una idea de negocio innovadora, gracias al conocimiento de uno o más socios en diferentes áreas, con posibilidades de convertirse en un negocio sumamente rentable. Este tipo de empresas tratan de explotar nichos de mercado con alto potencial de desarrollo, como Instagram, 2tor, Square y Pinterest, que nacieron como startups, o las peruanas Cinepapaya, Mi Media Manzana, JoinnUs, E-Lock o Duhem, las startups peruanas más visibles del mercado. De hecho, por su forma de nacer, en su momento, Facebook, Apple y Microsoft también fueron startups.

Gracias al éxito acelerado de estas pequeñas compañías, frecuentemente son compradas por otras más grandes. Caso contrario, si el crecimiento no se llega a concretar, lo más común en este mercado es pensar en cerrar la startup y empezar otra idea de negocio. Uno de los aspectos claves de estas empresas es el capital humano que reúnen en una primera etapa. Al contrario de otras empresas típicamente capitalistas, la startup junta a un grupo limitado de profesionales altamente calificados en el sector en el que se desempeñan. No se trata de grandes inversionistas, pero sí de personas que llaman la atención de nuevos inversionistas, que confían un capital semilla en estos emprendimientos, como Mark Zuckerberg o Elon Musk

En ese sentido, uno de los casos más exitosos de levantamiento de fondos es el de Uber, que capitalizó US$7.4 billones, y ahora vale US$51 billones. El Perú, según el portal Tech.co, lejos de lo que se podría creer, se está posicionando como un país atractivo dentro de la región para hacer emprendimientos de base tecnológica en startups, al lado de países como Brasil, México y Chile, gracias al apoyo de incubadoras de negocios como Wayra Perú (Movistar) y concursos de financiamiento como Startup Perú (Ministerio de la Producción), que ofrecen facilidades para hacer emprendimientos de base tecnológica. 

A partir de estos ejemplos, si busca fundar una startup, le recomendamos tener claros 4 requisitos fundamentales para tener éxito:

 

1. DEFINIR QUÉ NECESIDAD VA A SATISFACER. Tener claro el punto de partida es fundamental. De ello dependerá que las personas correctas se reúnan detrás del proyecto o que los primeros financistas apuesten por la idea. Si se trata de un producto o servicio, se debe saber qué necesidad insatisfecha va a resolver.

2. ELEGIR LA GENTE CORRECTA. El éxito del emprendimiento de base tecnológica está directamente relacionado con las personas que están detrás del proyecto. Si uno no se rodea de profesionales que complementen las ideas, no se llegará muy lejos. Una startup requiere un equipo sólido, altamente calificado y muy innovador.

3. DEFINIR NUESTRO MERCADO. Se debe responder con precisión las siguientes interrogantes: ¿quiénes conformarán el público objetivo potencial o quiénes serán los clientes potenciales?, ¿dónde se reúnen? ¿qué les gusta?, ¿cómo son? ¿qué quieren?, ¿les interesará mi producto o mi servicio?

4. INVESTIGAR EL MERCADO. Debemos verificar que nuestra idea de negocio es única y que si alguien la ha tenido antes no la ha desarrollado con el potencial que nosotros le vamos a imprimir. Si existen competidores similares, saber con anticipación en qué nos diferenciaremos. De pronto, en estas pesquisas, descubriremos una oportunidad que otros no han visto.

Ahora, si ya tenemos claro que vamos a poner en marcha una startup, debemos dar tres pasos para poder hacerlo de forma correcta:

  1. Informarse sobre ayudas o subvenciones: existen iniciativas privadas y estatales para financiar proyectos de base tecnológica, como Wayra o Startup Perú. Pero también existen concursos a los que uno se pueden inscribir en el extranjero, como  Start Up Chile, que ofrece otras opciones para recibir ese pequeño empujón inicial.
  2. Presentación para inversores y plan de negocio: aunque uno no tenga previsto ir a ver inversores de manera inmediata, se debe hacer un plan y una presentación para estructurar con claridad las ideas. Aunque más adelante seguramente se irá ajustando el modelo de negocio, es mejor tenerlo todo por escrito al inicio para no olvidar el objetivo de la idea.
  3. Elegir tipo de empresa: El primer paso para formalizar un emprendimiento es constituir una nueva persona jurídica. Existen opciones como las S.A., las S.A.C, las S.R.L, y las E.I.R.L. Se recomienda, para los casos de startups, poner una  S.A.C., inscrita como empresa MYPE, para obtener beneficios laborales.

Sin embargo, el requisito más importante, es no tener miedo a fracasar. Jaime Sotomayor, un emprendedor peruano que triunfa en Silicon Valley, señala que lo más importante de todo emprendimiento en startup de base tecnológica es aprender de nuestros errores. "En Silicon Valley nadie te pregunta si tuviste éxito. La pregunta que todos te hacen es: ¿Cuántas veces te equivocaste? Si fracasaste 10 veces significa que estás 10 pasos más cerca del éxito”, señala. Al acabar la carrera de Ingeniería de Sistemas, intentó hacer empresa en cinco oportunidades. Las cinco fracasó. Hoy, a sus 28 años, su sexto intento se llama Arcturus BioCloud, una empresa que ya ha levantado fondos por US$100.000, cuyo eje es un brazo robótico para modificar partículas de ADN. 

¿Ya sabe qué idea le gustaría desarrollar en una startup

Espacio Patrocinado