Negocios

MBA: Lo que debes saber antes de estudiar un programa online

La tecnología permite acceder a MBA, maestrías y especializaciones virtuales, pero no es tan fácil ni simple como parece.

MBA: Lo que debes saber antes de estudiar un programa online

El e-Learning, como se le llama a la educación online, abarca también el acceso gratuito a plataformas de alto nivel educativo, denominadas Massive Open Online Courses (MOOC).

El desarrollo de las nuevas tecnologías de la información ha permitido introducir innovaciones en los procesos de aprendizaje, hasta abarcar todos los niveles de la educación. Pero, donde se proyecta un mayor impacto, es el campo de la enseñanza post universitaria, a través de los MBA y los programas de especialización.

Las herramientas tecnológicas actualmente disponibles, como aplicaciones para tablets y smartphones, permiten no solo tener acceso a contenidos en varios formatos, sino también compartir opiniones, generar aprendizaje y conformar comunidades y redes de estudiantes alrededor del mundo, para compartir experiencias de estudios.

Por otro lado e-Learning, como se le llama a la educación online, permite también el acceso gratuito a plataformas virtuales de alto nivel educativo, como son los llamados Massive Open Online Courses (MOOC). El alumno, además de poder inscribirse en cursos regulares en escuelas de negocios a distancias, accede a plataformas abiertas en las que se comparten programas completos en diversas materias, con material didáctico y audiovisual, desarrollados por las mejores universidades del mundo, como el MIT de Massachusetts, la Universidad de Harvard, la Universidad de Oxford, la Universidad de Stanford, entre otras.

No obstante, si el alumno busca acreditar que completó los créditos que exigió el MOOC, deberá pagar una determinada cantidad por cada curso que integró el programa. En este contexto, las principales ventajas son la posibilidad de estudiar a distancia, reduciendo el tiempo que se gasta en desplazamiento, así como el acceso desde cualquier lugar y a través de diversos dispositivos (PC, laptop, tablet o smartphone). Entonces, ¿por qué los cursos online, pagados o gratuitos, no se difunden más si la tecnología los pone a disposición de millones de estudiantes? Porque, según el profesor Ricardo Alania, no son tan fáciles de seguir en términos de ritmo y dedicación.

A continuación, Alania, director del Área Académica de Factor Humano de la Escuela de Postgrado de la UPC, reflexiona sobre lo bueno y lo malo de seguir un programa online.

¿Qué cosas debemos saber antes de elegir un programa online?
Primero, estar consciente de que el estudio virtual es relativamente demandante, porque va a exigir disciplina para hacer lo que se debe hacer. Evidentemente, a diferencia de un curso presencial, aquí no va a haber nadie que esté detrás de uno durante las clases diciendo has o no hagas esto. De esta forma, no solo se requiere disciplina para hacer las cosas, sino una cierta inquietud por aprender, y no cumplir con las tareas para salir del paso.

¿Qué características diría que se necesita tener para no perder el ritmo del estudio online?
Compromiso y perseverancia con el estudio. La ventaja de un curso presencial es que entras a la clase y estás en ella, nada te sacará de ese lugar, a menos de que salgas del salón. En cambio, el curso online, estás en tu casa, en la oficina, en donde tú quieras, y es más fácil distraerte si no estás habituado a estudiar de esta forma. Se puede perder el ritmo fácilmente.

¿Cuál diría que es la principal desventaja de estos programas?
La falta de elementos externos que te presionen, que te hagan esforzarte para cumplir determinados tiempos. Si no tienes disciplina no vas a hacer las cosas que debes hacer y eso atenta contra el aprendizaje. No vas a leer ni hacer cosas que exige el programa.

¿Qué recomendaría que se debe tener en cuenta para no dejar a medias el estudio online?
En el Perú, en general, el nivel de curiosidad es bajo. No hay curiosidad por aprender. Se estudia porque debes hacerlo, para ascender y crecer como profesional, pero no porque nos nace el querer saber más. No son todos, claro, pero sí siento que un porcentaje importante. Sin embargo, en el transcurso de una clase, una persona puede engancharse si le interesa algo. La clase presencial genera ese tipo de valor. Pero, uno, solo ante la computadora, haciendo y contestando todo de forma individual, sin ninguna presión, va a tener que definir un propósito que lo motive.

¿Y cuáles son las ventajas?
Toma nota de que desplazarse por la ciudad a ciertas horas es como perder una hora o dos en trasladarnos. Un programa online entonces es una forma de hacer más eficiente el día. Por otro lado, cada vez se diseñan mejor y se dictan más cursos online. Eso suma para tomar la decisión.

¿Los programas son más baratos?
No necesariamente, pero ciertamente existen programas online un poco más accesibles que los presenciales. Los MOOC son gratuitos, y solo te cuestan si quieres obtener el certificado.

¿El programa online como herramienta para acercarte a las herramientas digitales es un valor?
Puede ser gran estímulo. Sé que en las maestrías que dictamos los estudiantes crean sus grupos de estudio por wathsapp. Lo que no sé exactamente es si lo usan para generar aprendizaje y conocimiento o es solo una forma de conectarse. Me inclino más por la segunda opción.

MBA: Lo que debes saber antes de estudiar un programa online

Tags relacionados

Espacio Patrocinado