Negocios

¿En qué consiste el trabajo del Compliance Officer?

Esta nueva posición, requerida por la nueva ley de prevención del delito corporativo, exige cinco lineamientos.

¿En qué consiste el trabajo del Compliance Officer?

En Perú desde el 2018, se consolida una tendencia global para prevenir los delitos de “cuello blanco”.

A partir del 1 de enero de 2018 comenzó a regir en Perú la Ley 30424 que regula la responsabilidad administrativa de las personas jurídicas - empresas, fundaciones y corporaciones- por el delito de cohecho activo transnacional cometido a su nombre o por cuenta de ellas, que produzcan un beneficio directo o indirecto a la organización. ¿Qué busca esta normativa? Cumplir con algunas exigencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para ser país miembro.

Las sanciones son diversas: multa, que puede llegar a las 10.000 UIT (S/41’500.000), suspensión de actividades de hasta dos años; prohibición de desarrollar ciertas actividades de forma temporal o definitiva; inhabilitación para contratar con el Estado; clausuras temporales o definitivas; y la disolución de la empresa, entre otras.

Para Susana Sierra, directora ejecutiva de BH Compliance, las empresas, sin importar su envergadura, atraviesan un proceso de negación respecto a construir un sistema de cumplimiento, algo que podría costarle la vida a la firma. “Es de vital importancia que el Compliance se convierta en parte de la cultura de la empresa, y que se cumpla con su aplicación de manera efectiva. Ya sea por convicción o requerimiento", señala.

La ley exige que las organizaciones definan un sistema que le permita afirmar a las compañías que sus acciones se guían, de manera indubitable. Bajo esa perspectiva, el Compliance implica contar con previsiones, candados, protocolos y procedimientos para cada riesgo identificado en una organización. 

Para implementar estos sistemas, si bien no existe una fórmula perfecta, en la medida que responda a cinco puntos clave este podrá ser eficiente:

1. Las cabezas deben estar comprometidas. El directorio y la gerencia general deben ser los principales embajadores del sistema.

2. Es un sistema antes que un órgano. Debe entenderse que su implementación tiene que funcionar como un sistema que recorra a todas las unidades de negocio.

3. Si no se mide, no sirve. El Compliance debe tomar como base valores, promesas, compromisos de la empresa, de eso no hay duda, pero también debe ser medible. 

4. Genere seguridad. Una gran empresa puede tercerizar el proceso de denuncia, y una pequeña puede promover correos anónimos de denuncia.

5. Mire al futuro.  Un aspecto clave a considerar es que la evaluación de una empresa no se realizará hoy mismo sino en el futuro. Por ejemplo, las normas se centran, ahora, en la relación entre el sector privado y el público. Pero, mañana, los reflectores enfocarán, también, a la corrupción entre privados. Hay que estar preparados.

COMPLIANCE OFFICER

Entre los requerimientos que establece el DL Nº 1352, sobre La Ley Nº 30424, hay uno que involucra la designación de una persona para que gestione el Programa de Cumplimiento dentro de la organización. Se trata del Compliance Officer o Encargado de Prevención, según la normativa peruana. Para Alexander Sedano, gerente de Compliance de BDO en el Perú, este nuevo puesto puede generar algunas incógnitas respecto del perfil requerido. Por ello, es preciso que definir factores centrales para la elección de la persona que ocupará esta posición:
 
1. Carreras: no existe una profesión específica para ser un Oficial de Cumplimiento. Sin embargo, actualmente, quienes cuentan con mayor experiencia en la gestión de sistemas de prevención de riesgos en las organizaciones son profesionales de las carreras de Derecho y Contabilidad Pública, con especialización en Auditoría. 

2. Experiencia: es clave que el profesional cuente con experiencia y conocimientos relacionados a cómo funcionan los sistemas de Compliance, ya que no es una posición en la que se empiece a trabajar para aprender. Se debe tener un bagaje, porque hay términos y prácticas que son exclusivos del entorno de Compliance.

3. Certificaciones: desde 2018 existen en el país asociaciones dedicadas a Compliance que, en coordinación con asociaciones internacionales, brindan certificaciones para Compliance Officers. Contar con una certificación es un plus en el perfil del profesional, debido a que para obtenerla ha tenido que desarrollar un entrenamiento bajo estándares internacionales. 

4. Programas: existen distintas universidades que desarrollan cursos y diplomados en materias relacionadas al Compliance. Muchos de estos se dictan en coordinación con asociaciones como ProÉtica, Asociación Peruana de Ética y Compliance, la WCA Capítulo Local y la APC. Contar con profesionales que han asistido a cursos o foros es importante. 

5. Relaciones: el Compliance Officer debe tener autonomía en la organización para efectuar una evaluación objetiva. Sin embargo, esto no significa un trabajo en solitario, sino que debe tener asesoramiento externo constante de una firma especializada en Compliance para mejorar el sistema.

¿Ya sabes a quién designarás como el próximo Compliance?

 

También te puede interesar...

Ciberataques: Las nuevas amenazas de la delincuencia digital
Conoce los 8 sectores más atractivos para los inversionistas

Tags relacionados

Espacio Patrocinado