Negocios

¿La rentabilidad de una empresa depende de su clima laboral?

Más del 70% de las grandes empresas peruanas considera a la gerencia de recursos humanos como una de sus cinco áreas claves.

¿La rentabilidad de una empresa depende de su clima laboral?

Para los millennials es importante que las empresas en las que trabajan destaquen en temas de responsabilidad social, ética, voluntariado, inclusión y defensa de las minorías.

Desde hace más de 30 años el ranking del Perú Top 10.000 señala a las empresas más rentables del Perú. Tras observar los resultados del reporte del 2016, en el que las empresas Telefónica, BCP, Antamina, Southern, GyM, América Móvil, BBVA Continental, Primax, Supermercados Peruanos y Backus figuran entre los primeros 10 lugares, cabe preguntarse si sus resultados económicos son solo consecuencia de una sofisticada gestión empresarial, o dependen también del resultado de políticas claras de liderazgo y gestión del talento. “Creemos que sí”, dice José Carlos Lumbreras, investigador principal de Peru Top Publications, editorial a cargo del ranking Perú Top 10.000.

Según Lumbreras, como parte de la recopilación de información, se les ha preguntado a las empresas sobre sus principales gerencias, para saber cómo se reparte el poder dentro de la compañía: de 1.780 empresas consideradas grandes, el 77% mencionó a la Gerencia de Recursos Humanos dentro de sus cinco áreas clave. La mayoría de estas empresas figuran en los primeros lugares de rankings especializados como Great Place to Work (GPTW).

“Si de algo pueden dar fe estas organizaciones es que el modelo funciona siempre que la alta dirección tenga la convicción de que el camino al éxito empieza por construir una sólida cultura basada en altos niveles de confianza, excelencia y desarrollo de personas”, dice Ana María Gubbins, Gerente General de GPTW en el Perú.

DIFERENTES TAMAÑOS

Las grandes empresas peruanas, con más de 24 años de trayectoria aproximadamente, poseen prácticas de gestión de personas de organizaciones de primer mundo. En el caso de las trasnacionales, estas importan culturas que exigen índices de satisfacción del trabajador por encima del 85%.

No obstante, en las empresas medianas, a diferencia de las grandes organizaciones, el peso de las áreas de recursos humanos es menor. En el caso de las firmas de tamaño medio, que suman 15.745 según los estándares de Perú Top 10.000, las áreas de recursos humanos solo se encargan de pagar las planillas.

“Estas empresas, por su nivel de madurez, aún no han comprendido que su cultura de liderazgo o sus políticas de gestión del talento podrían llevar a los colaboradores a otro nivel”, reflexiona Lumbreras. En cambio, según su investigación, dentro de las organizaciones más grandes, las áreas de recursos humanos poseen voz en la junta de accionistas, a través de un comité encargado de la gestión de personas, transformando el departamento de recursos humanos en un órgano clave para el cumplimiento de metas estratégicas. En estas empresas, conceptos como liderazgo, innovación y gestión de personas, forman parte del ADN corporativo.

EL RETO MILLENNIAL

Las Top 10 del ranking Perú Top 10.000 figuran entre empresas con mejor reputación, mejor clima laboral y con mayor equidad. Las empresas BCP, Backus, GyM, Antamina y BBVA Continental figuran en el Top 10 de Ranking Merco Empresas Perú en temas de reputación, así como en el ranking de compañías con más alta reputación de PwC y G de Gestión. América Móvil y Southern también figuran en ranking Merco Talento, pero no dentro del Top 10.

Interbank y Supermercados Peruanos aparecen dentro del Top 10 de Great Place to Work. Para Lumbreras, un elemento que obligará a las empresas a ser más estratégica en este campo será la llegada masiva de los millennials a la fuerza laboral.

A la fecha, esta población representa alrededor del 30% de colaboradores en las empresas, en promedio, dependiendo del sector. No obstante, múltiples estudios indican que en pocos años representarán alrededor del 70% de la fuerza laboral. Para estos trabajadores, según el estudio “3 Predictions for the Workplace Culture of the Future To Work”, hecho por GPTW, será clave que la empresa tenga un clima laboral que fomente la innovación y la creatividad, donde los organigramas hayan sido reemplazados por un liderazgo más horizontal, donde el objetivo no sea cumplir un horario sino un objetivo trascendental. Finalmente, los millennials exigirán empresas que destaquen por ética, responsabilidad social, impacto social y ambiental en la sociedad.

Lejos de lo que muchos piensan, esto podría ser altamente beneficioso y rentable. Según Daniel Goleman, reconocido psicólogo organizacional, los ambientes coercitivos reducen en un 50% las ganas de producir más y mejor de los empleados.

En cambio, los climas laborales positivos, donde se promueve la felicidad del trabajador, elevan en 130% las ganas de llevar mejores ideas y trabajar más en función a resultados de los empleados. La pregunta es: ¿Estamos listos para gestionar a los trabajadores con estándares de primer mundo, estableciendo nuevos paradigmas para una generación que en el mediano plazo serán los líderes de las organizaciones actuales?

Tags relacionados

Espacio Patrocinado